ANTE LOS NUEVOS DRAMAS

Lo cierto es que llevo mucho tiempo sin abrir un hilo, y lo que es peor, bastante desenganchado de los foros varios. Supongo que es lógico tras la tormenta descomunal librada hace ya bastantes meses por distintas causas que a muchos nos afectaban. Ante todo quiero dejar patente mi tremenda pena por las muertes de los compañeros que nos han sacudido estos últimos meses por toda la geografía. Desde Menorca, Cantabria, Huelva... y a todos hemos de ponerles caras,  todos tienen familias y han sufrido ese drama personal. Conocíamos muy de cerca alguno de estos casos, y eso puede ayudarnos a tomar conciencia mayor si cabe del drama que vivimos.
Alfonso Triviño -
ANTE LOS NUEVOS DRAMAS
ANTE LOS NUEVOS DRAMAS

Lo cierto es que llevo mucho tiempo sin abrir un hilo, y lo que es peor, bastante desenganchado de los foros varios. Supongo que es lógico tras la tormenta descomunal librada hace ya bastantes meses por distintas causas que a muchos nos afectaban. Ante todo quiero dejar patente mi tremenda pena por las muertes de los compañeros que nos han sacudido estos últimos meses por toda la geografía. Desde Menorca, Cantabria, Huelva... y a todos hemos de ponerles caras,  todos tienen familias y han sufrido ese drama personal. Conocíamos muy de cerca alguno de estos casos, y eso puede ayudarnos a tomar conciencia mayor si cabe del drama que vivimos.

 Públicamente quiero agradeceros vuestro apoyo al manifiesto ciclista que impulsamos tras la dimisión de Pedro Delgado, y los esfuerzos por difundirlo. No os podéis imaginar la conmoción que sufrimos cuando Pedro nos comunicó su intención de abandonar el Consejo Superior de Tráfico, precisamente porque cada muerte que ocurría y ocurre la sentimos sobre nuestros hombros, como creo que sienten la inmensa mayoría de los que damos pedales. Ya sabéis la causa de esa dimisión. Tras varios años haciendo propuestas, dejando constancia expresa de nuestro disgusto por la inacción de las Autoridades, Pedro ya no pudo más y decidió “seguir trabajando desde la sombra”. Él es así, no le gusta estar por estar, y siempre ha sido partidario de tratar de sacar petróleo de donde no había, hasta que se tuvo la certeza moral de que ni uno de ellos estaba dispuesto a impulsar nada de lo que proponíamos, y buscó ese revulsivo.

 Tuve una reunión con Pedro, y tomamos la decisión de seguir trabajando a través de la Asociación de Ciclistas Profesionales, que desde siempre ha estado ahí impulsando todas nuestras propuestas y aportando los medios para centralizar nuestro trabajo. Cuando las distintas federaciones iban a lo suyo mirando para el lado que más les convenía, el grupo primigenio teníamos muy claro por dónde tirar, llegando a sufrir bastantes quebraderos de cabeza por denunciar situaciones muy desfavorables, como lo que ocurrió con los seguros federativos. Pedro entonces pidió formalmente a la DGT que la Asociación le relevara, quedando patente que el seguía apoyando cuando fuera preciso pero sin figurar.

 Y comienza entonces la recogida de apoyos al manifiesto ciclista como medio de presión antes nuestras reivindicaciones olvidadas. Problema: que no fue difundido por los medios generalistas, tan sólo por los especializados y los usuarios de Internet. Ni el As, ni el Marca, ni ninguno de los que ahora se dejan los sudores cubriendo asuntos de dopaje, mencionaron una sola línea. Sólo Ciclismo a Fondo, cuyo soporte técnico facilitó la herramienta informática, la Web A Rueda, Biciciclismo, Pedalier, Meta2Mil... los de siempre, ¡ah! Y no me quiero olvidar de la organización de la QH, que envió dieciocho mil boletines informando del manifiesto. Y hasta el mismo Pedro animó en varias retransmisiones de Teledeporte a que se suscribiera el manifiesto.

 A pesar del esfuerzo de personas como Pablo Bueno, Eduardo Chozas, Faco de la Ciclolista, David Suárez, Roberto Iglesias, Sergio Palomar, Olga Colom y un gran etcétera, tan sólo conseguimos ¡Siete mil! Imaginaros el disgusto. Lo único que sirvió esta campaña era para darnos cuenta de lo solos que estábamos. Solos ante los medios de comunicación generalistas, volcados ante el perfecto estado físico de la uña de Cristiano Ronaldo o de las trazas de plástico que un periódico sensacionalista dice que hay por ahí en no sé qué sangre. Tomamos nota para cuando mendiguen información husmeando como perros.

 Pero podría decirse que es que nadie se enteró. Falso. Hoy por Internet circula todo, y me consta que muchos ciclistas están todo el día por los foros. Y hubo al menos dieciocho mil personas que recibieron un boletín de la QH, y de ellas (tenemos las cifras y las fechas en las que se apuntaban) muy, pero que muy pocas se dignaron en suscribir el manifiesto una vez recibieron el boletín.

 A pesar de ello no hemos parado. Tras superar el palo anímico, decidimos continuar con la herencia de Pedro, acudir a los grupos de trabajo de la DGT, y a tratar de ser lo más positivos que se puede. De hecho en agosto, en período de vacaciones, Pipe Gómez y yo nos plantamos en la DGT a hablar con la responsable del Observatorio de Seguridad Vial, Anna Ferrer, y con el subdirector de Normativa, Ramón Ledesma. Tuvieron a bien recibirnos, y tras unas tres horas de charla improvisada, parece que existe una nueva esperanza de que, al menos, podamos trabajar conjuntamente, y en ello estamos, eso sí, siendo conscientes de que hasta no obtener resultados concretos la situación sigue siendo la misma.

 Yo no sé cuántos hayan apoyado el manifiesto de los que habitualmente participan en foros, no me he entretenido en mirar nombres y apellidos. Sólo sé que es cierto que la mayoría clama al cielo cuando hay un fallecido más o menos cercano y que, cuando se pide una acción sencilla concreta en tiempo ordinario, las acogidas son frías. Aún recuerdo la batalla de los seguros, cuando se nos tildaba de alarmistas, de exagerados, de contaminadores, y recuerdo algún que otro mensaje poniendo en duda nuestras denuncias en claro apoyo a las federaciones. Si no fuera porque me han llegado no pocos casos documentados muy significativos de personas a las que se ha dejado tiradas ante un accidente por parte de los seguros federativos, hasta yo mismo me creería que “a nadie se le ha dejado tirado”. He visto en algún foro que ha salido nuestro amigo Benayas incidiendo en lo poco que se hace y lo mucho que se llora cuando alguien falta. Ha sido duramente contestado. Pero puedo afirmar que Benayas es de los pocos que han contribuido a que se conozca el drama del seguro del federado, que ha promovido la “carrera del silencio” con muy poca repuesta de los ciclistas, y que ha tenido a bien hacer acciones concretas para intentar cambiar las cosas; de los pocos, insito, es el Sr. Benayas. Yo no puedo responder por sus formas, cada cual es libre de expresarse como quiera y sacudir las conciencias según su forma de ser. Pero sí que puedo afirmar y constatar que, con que cualquiera de los que leen ahora hubiera hecho un uno por ciento de lo que él ha sí hecho, estoy convencido de que las cosas no estrían igual. Y mi agradecimiento sincero a todos los que han hecho mucho más que ese uno por ciento. A los que firmaron el manifiesto, a los que presentaron escritos a sus Federaciones solicitando informes sobre sus seguros, a los que han tratado de crear comisiones de seguridad vial desde sus clubes, a los que han denunciado puntos negros, baches, incorporaciones asesinas, o pedido señalización de precaución ciclistas a los titulares de las vías; a los que han solicitado reuniones con sus alcaldes, a los que han creado plataformas para reivindicación de carriles bici seguros, a los que han puesto sus conocimientos para buscar soluciones creativas ante problemas concretos bien a sus concejales o a sus Diputaciones. A los que no han dejado en paz a sus lánguidas Federaciones ni a sus mediocres políticos. Eso creo que es lo que hay que hacer, eso es más que dar una tecla.

Te recomendamos

Te invitamos a que vivas una jornada en Madrid con el equipo de pruebas de MOTOCICLIS...

Diseñadas en la alta competición, adaptadas para todos los ciclistas...

Salimos a rodar con el Ventral Air SPIN de Poc, un casco cómodo y ventilado para hace...

Un modelo desarrollado en colaboración con el equipo del actual Campeón del Mundo que...

Lo último en tecnología para proteger y optimizar el rendimiento del ciclista: así so...

Con los hermanos Simon y Adam Yates, Esteban Chaves y Matteo Trentin como grandes ref...