Desagradable sorpresa

Acabamos de recibir el proyecto de reforma del Reglamento General de Circulación. Os confieso que me ha quedado de piedra. Las sospechas de que algo no iba bien se han confirmado. He de estudiarlo a fondo porque se trata de un documento muy amplio y multidisciplinar y no salgo del pasmo. Tras una primera lectura entiendo que hay aspectos muy positivos, vaya por delante, que han respetado algunos consensos obtenidos, pero, en la balanza, los aspectos negativos han resultado ser demoledores.
Alfonso Triviño -
Desagradable sorpresa
Desagradable sorpresa

Acabamos de recibir el proyecto de reforma del Reglamento General de Circulación. Os confieso que me ha quedado de piedra. Las sospechas de que algo no iba bien se han confirmado. He de estudiarlo a fondo porque se trata de un documento muy amplio y multidisciplinar y no salgo del pasmo. Tras una primera lectura entiendo que hay aspectos muy positivos, vaya por delante, que han respetado algunos consensos obtenidos, pero, en la balanza, los aspectos negativos han resultado ser demoledores.

En primer lugar porque se nos aseguró que antes de enviar al Ministerio del Interior el “borrador”, se nos facilitaría su texto para poder conocerlo. Esto no ha ocurrido porque lo que se nos ha mandado de la DGT ha sido directamente el Proyecto de Reforma del Reglamento General de Circulación, con lo que pasa de considerarse “borrador” a Proyecto, esto es, un texto ultimado aprobado en el Ministerio de Interior que se envía a los miembros del Consejo Superior de Tráfico para que en el plazo de 10 días formulen alegaciones. O sea, que nos hemos enterado al mismo tiempo que el RACE, los moteros, los transportistas, las asociaciones de víctimas, los de las grúas, los de los seguros, y de todos los que componen ese organismo, que además es estrictamente consultivo.

En segundo lugar, porque en las reuniones del GT-44 la DGT nos ha ocultado que se va a reformar la Ley de Seguridad Vial para implantar la obligatoriedad del casco en TODAS LAS VÍAS, incluidas las urbanas. Casco obligatorio en las ciudades que el Proyecto de Reglamento General de Circulación ya ha resuelto introducir. Por supuesto no se nos ha informado de que el casco sería obligatorio en ciudad, sino tan sólo apuntaron que en las vías interurbanas eliminando exclusiones, pero de eso a hacerlo obligatorio en ciudad, hay un trecho que nos resulta inaceptable.

En tercer lugar, porque se nos había asegurado que en aquellos tramos con vía ciclista en el seno de ciudades o carreteras convencionales, se procedería a las modificaciones precisas para eliminar la obligatoriedad de circular por esas vías y que circular por ellas fuera una opción libre. Pues el Proyecto nada dice de ese compromiso, por lo que los Ayuntamientos seguirán haciendo lo que les venga en gana, como en Sevilla, donde es obligatorio circular por los carriles-bici aún a pesar de existir puntos muy deficientes en los que es realmente peligroso transitar por ellos.

En cuarto lugar, porque se ha introducido en el Proyecto una modificación del Anexo II del Reglamento General de Circulación que regula las normas de marchas cicloturistas y competiciones deportivas, y se han metido “a traición”, y con unas disposiciones que no hemos conocido, estudiado, discutido ni con posibilidad de proponer modificaciones antes de que se convirtiera en proyecto. Y además su contenido viene a introducir cambios inaceptables para el mundo de las competiciones y las marchas cicloturistas, aventurando que pueden los cambios suponer el fin de la inmensa mayoría de ellas.

Simplemente os informo de que el organizador habrá de hacer frente a una tasa, hacer frente a los gastos que suponga el dispositivo de cobertura de seguridad de la prueba (incluido las Fuerzas de Seguridad) y pagar el seguro especial, que será obligado, de los propios Agentes. Con la muy deficiente redacción se podrá entender como marcha cualquier salida organizada de club aunque sea de tres personas, para lo que podría ser obligatorio solicitar autorización para cada salida, y si es de más de 100 personas, además, someterse a un régimen idéntico que la autorización de pruebas deportivas. Pedemos los cicloturistas la posibilidad de circular agrupados por la mitad de la calzada, se deberá en la marcha cortar la circulación (con las medidas de protección de la prueba idénticas que para las carreras) salvo que en el informe de la Autoridad se considere que es posible compartir la vía, aunque no especifica cómo, y los requisitos para su autorización se endurecen sobremanera. Eso tras una primera lectura, que me toca ahora desgranar todas las consecuencias que esto puede acarrear.
En conclusión: enorme decepción.

Una vez tenga asimilada la magnitud de lo que se propone, os tendré informados con más detalle y de las acciones que realicemos para intentar frenar este desatino.

HEMOS INSERTADO EL DOCUMENTO QUE CONTIENE EL PROYECTO COMPLEMO CITADO EN ESTA ENTRADA DEL BLOG


Te recomendamos

Diseñadas en la alta competición, adaptadas para todos los ciclistas...

Salimos a rodar con el Ventral Air SPIN de Poc, un casco cómodo y ventilado para hace...

Un modelo desarrollado en colaboración con el equipo del actual Campeón del Mundo que...

Lo último en tecnología para proteger y optimizar el rendimiento del ciclista: así so...

Con los hermanos Simon y Adam Yates, Esteban Chaves y Matteo Trentin como grandes ref...

Velocidad, rigidez, peso contenido y un funcionamiento exquisito son las característi...