Recuperar la credibilidad

Sé que es muy difícil que en un discurso de investidura un candidato a presidente del gobierno se dedique a concretar sus objetivos; más bien suelen contar vaguedades y grandes principios programáticos que arranquen el aplauso de los suyos y produzca el menor pataleo posible en la bancada de los de enfrente. Es el juego político. Echo de menos alguna palabra sobre seguridad vial, se ve que no entra dentro de las prioridades.
Alfonso Triviño -
Recuperar la credibilidad
Recuperar la credibilidad

Sé que es muy difícil que en un discurso de investidura un candidato a presidente del gobierno se dedique a concretar sus objetivos; más bien suelen contar vaguedades y grandes principios programáticos que arranquen el aplauso de los suyos y produzca el menor pataleo posible en la bancada de los de enfrente. Es el juego político. Echo de menos alguna palabra sobre seguridad vial, se ve que no entra dentro de las prioridades.

Recuerdo que unas horas antes de la reunión que nuestro grupo de trabajo tuvo con la cúpula de la DGT en el contexto de la última Vuelta a España, coincidimos con varios periodistas, entre ellos Benito Urraburu y Josu Garai. Les informamos de la futura reunión, y no os podéis imaginar la cara de escepticismo que nos pusieron cuando les comentamos que ahí iban a estar el director general, la jefa del Observatorio de Seguridad Vial y el Subdirector de Normativa con nosotros para analizar la situación de la seguridad vial del ciclista y de las modificaciones legales que deseaban consensuar con nosotros. Incidimos en que el mismísimo Indurain acudiría a aportar su experiencia y demandas en nombre del colectivo... qué, a hacerse éstos la foto, ¿no? sentenció uno de nuestros ilustres periodistas,  mientras nos dejaba muy clarito que no se creía nada de lo que nos contaran los de la DGT.

Confieso que en ese momento me llegué a sentir bastante contrariado. ¡Vaya por Dios! Pensé. Encima que nos estamos dejando el alma en esto, a nadie parece interesarle lo que estamos demandando. Pero es que, a la vista del balance transcurrido en los últimos casi ocho años, la posición de estos periodistas era lógica, y desgraciadamente, se confirmaban los motivos de su pasotismo. Efectivamente, una reunión muy amable con la DGT, pero en la que nos anticiparon que los trabajos no habían llegado a ser posible finalizarlos y que dependía del futuro gobierno, el que fuera, que se ultimaran. O sea, a la hora de la verdad, la nada, el vacío en el BOE que nunca hubiéramos querido.

Y ahora de nuevo empezar a tocar nuevas puertas, y es labor inaplazable de los futuros gobernantes recuperar credibilidad entre los nuestros. Que si no creemos en los políticos es que se lo han ganado a pulso. Que no queremos fotos en las que se arrimen a nuestros campeones, ni cortes de cinta en un carril-bici inútil que no va a ninguna parte, diseñados ellos por los autistas ingenieros que han pasado de consultarnos y que probablemente jamás se han subido a la bici desde que dejaran los ruedines y les cautivara el gregario balón con el que jugaban estabulados antes de “dedicarse a la ciencia”.

De ellos, de los nuevos responsables depende que cuando se hable de la implicación de los gobernantes en la seguridad vial de los ciclistas, periodistas históricos lo vean como una noticia interesante que contar porque se trate de algo tangible, no de humo, que se eleva hasta las nubes y desaparece para siempre.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...

Sabemos que no decís "no" a un reto y más si os puede llevar hasta la Garmin Titan De...

Proporcionar una posición cómoda sobre la bici y una gran absorción de las irregulari...

Mejoras en la aerodinámica, rendimiento y diseño a un nuevo nivel...

El sillín mítico, SLR evoluciona con una versión ultra ligera que se mantiene como la...

La Ronde Van Vlaanderen vivirá otro momento legendario durante los primeros días de s...