Biomecánica con Retül

Os mostramos el método de ajuste personalizado utilizado por Specialized para mejorar la eficiencia de pedaleo sobre sus bicicletas.
Joaquín Calderón -
Biomecánica con Retül
Biomecánica con Retül

Es un tópico. Nos gastamos mucho dinero en bicis, en los mejores accesorios… pero descuidamos un aspecto fundamental cómo es el encontrar la mejor postura para pedalear. Ya no sólo para que evitar dolores en la espalda, brazos, muñecas, etc, lo que se traduce en que vamos a disfrutar mucho más de cada salida, sino también para mejorar nuestro rendimiento.

¿Para qué sirve un estudio biomecánico Retül?

Una de las tecnologías punteras en cuanto análisis biomecánico es Retül, un sistema que Specialized compró en 2012 y que adquirió personalidad propia como una división dentro de la compañía, reforzando así la apuesta que la marca de Morgan Hill comenzó un lustro antes con el sistema de análisis biomecánico Body Geometry Fit. Retül no sólo sirve para encontrar la mejor posición para el ciclista, sino que también ha permitido a Specialized crear una inmensa base de datos sobre posturas y patrones de pedaleo, unos datos que los ingenieros de la marca han utilizado para diseñar las geometrías de los últimos modelos de la marca, como el Tarmac SL6 o la nueva generación de la Venge.

¿Cómo funciona Retül?

El análisis biomecánico con Retül comienza con una larga entrevista con el técnico, en nuestro caso, Carlos Arrebola, responsable del sistema en Specialized Iberia, en el que se analizan nuestros objetivos, el perfil de ciclista, cómo y cuánto entrenamos... Después, es el momento de la evaluación física para buscar dismetrías, limitaciones por alguna lesión previa, medir nuestra flexibilidad… Fue nuestra principal sorpresa, ya que esperábamos que el análisis se hiciese sólo encima de la bicicleta, y descubrimos que tan importante como el estudio dinámico es la fase previa. Es decir, la tecnología es fundamental, pero el corazón del sistema es la formación del técnico, que debe saber cómo interpretar los datos, trasladarlos a las medidas de la bici y, después, analizar la posición teniendo en cuenta lo que ha extraído de la entrevista y la evaluación física.

Por fin, hora de pedalear. Nos subimos a la bici y el técnico coloca en nuestro cuerpo 8 marcadores que permiten al sistema Retul Vantage Motion Capture recopilar diferentes datos a partir de nuestro movimiento en 3D. Es la fase de ajuste dinámico, en la que el técnico ajusta al milímetro las diferentes medidas: altura del sillín, retroceso, longitud de la potencia para encontrar la distancia sillín/manillar perfecta, si necesitamos o no espaciadores en la dirección…

En nuestro caso, las medidas estaban más o menos aproximadas -ya nos vale, ¿no?-, pero nos sorprendió la sustancial mejora que experimentamos con la instalación en las zapatillas de unas plantillas personalizadas, otro servicio que ofrece Retül. En apenas media hora, Carlos nos moldeó unas plantillas adaptadas a nuestro pie con las que, además de notar mucho más soporte en la planta, lo que nos permite percibir mucho más contacto con el pedal, mejoramos nuestra mecánica de pedaleo.

Biomecánica con Retul

Biomecánica con Retul

El estudio finaliza con el registro de las nuevas medidas con el Retül Zin, una herramienta que traslada con precisión las diferentes medidas al ordenador para generar el informe definitivo que nos enviarán para que siempre tengamos nuestros datos a mano.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Si hay un componente crítico en una bicicleta de triatlón cuando se persigue la obten...

Os contamos cómo es el nuevo casco Profit Aero de Spiuk: el diseño más aerodinámico q...

La equipación para pedalear cuando llega el frío: así es lo nuevo de Finisseur para e...

Posiblemente la mejor propuesta para conocer los rincones más escondidos de Cataluña ...

Manteniendo su filosofía de sillines para todos, se amplía la gama con los nuevos SL...

El nuevo casco Spiuk Korben con acabado #Metalline Skin es el casco más avanzado de l...