Stack and Reach. La elección de la talla del cuadro.

Stack y Reach son los dos terminos que mejor cualifican actualmente las dimensiones de un cuadro.
Jon Iriberri -
Stack and Reach. La elección de la talla del cuadro.
Stack and Reach. La elección de la talla del cuadro.

Muchos de vosotros leeréis en las revistas especializadas o en catálogos las palabras inglesas stack y reach, los dos terminos que mejor cualifican actualmente las dimensiones de un cuadro. El Stack se tiene en cuenta para valorar la dimensión de altura del cuadro y el Reach, para valorar el retroceso. Estas medidas vienen a sustituir los clásicos centímetros dimensionales de la geometría clásica: el 54 x 54, el 50 x 52, que correspondían a la longitud del cuadro medida de centro a centro del tubo horizontal y a la altura del tubo vertical medida también de centro a centro. Mientras los cuadros mantenían una estética y diseños tradicionales este sistema era muy preciso, pero con la aparición del sloping -tubo horizontal inclinado, y la diversa interpretación de este ángulo por parte de los constructores, el punto de referencia donde se unían el tubo horizontal y el vertical se desdibujó, resultando en ocasiones complicado de medir por parte del usuario.

Es uno de los motivos por los cuales los cicloturistas andan tan confundidos a la hora de elegir la talla de su cuadro, fundamentalmente porque lo que hoy los fabricantes denominan 54, por ejemplo, tiene poco que ver con lo que antes quería decir e implicaba ese 54.

Nuevos tiempos

Hubo pues que desarrollar nuevas cotas que se ajustasen a los tiempos. En el plano horizontal el mayor problema viene dado porque la oscilación de la angulación del tubo y el propio sloping hacen que lo que antes eran tubos que siempre estaban en unos 73,5-74 grados, hoy en día puedan hacer hasta 72,5 para darle a la bici una geometría mas agresiva. Actualmente se soluciona con la medida del reach, que es la distancia horizontal desde la vertical que atraviesa el eje del pedalier hasta la vertical que atraviesa el centro del tubo de dirección.

Asimismo, la altura de la bicicleta se ha venido valorando con la altura del tubo del sillín, pero la aparición del sloping hizo que la altura de la pipa de la dirección fuera el único indicativo. Esta medida era realmente reveladora de las intenciones ergonómicas del cuadro, porque los cuadros con poca pipa exigen una gran condición física integral –flexibilidad, adaptación a la posición, masa corporal limitada–, que en la mayoría de los casos no se cuenta con ella.  De ese modo aparecieron los cuadros con geometría performance que se caracterizaban por una pipa más larga de tubo de dirección. Sin embargo, dado que la altura del eje de pedalier varía de unas bicis a otras, surgió la idea de establecer el stack como diferencia de altura entre el borde superior de la pipa de dirección menos la altura del eje de pedalier, y eso constituye la auténtica esencia de la agresividad en un cuadro, del modo más preciso que se puede expresar actualmente.

De este modo recomendamos que los ciclistas valoren positivamente aquellos fabricantes de cuadros que les informen de estos datos, y que, por el contrario, no tengan en demasiada consideración aquellos que omitan esta información por desinterés o por falta de aportar datos no ofrezcan al cliente aquella información precisa para la elección de su talla.

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...