Práctico: todo lo que debes saber sobre los relevos

Rodar a toda velocidad incrustados en el seno de un pelotón es sin duda una de las experiencias más apasionantes que se pueden experimentar sobre una bici. Algo sólo posible aunando el esfuerzo de muchos ciclistas.
Jose V. Gisbert -
Práctico: todo lo que debes saber sobre los relevos
Práctico: todo lo que debes saber sobre los relevos

Hace unos meses dedicábamos un artículo a introduciros en los conocimientos esenciales para rodar sin peligro en dentro de una grupeta. Ahora que ya llevamos unos meses practicando y hemos logrado la confianza necesaria, toca dar el siguiente paso y sacar el máximo partido a pedalear haciendo piña. Y es que la colocación y el saber moverse en un grupo son vitales para ahorrar el máximo de fuerzas. No tenemos más que recordar el último Mundial, en el que Peter Sagan no pasó en ninguna vuelta cerca de las primeras posiciones. Sólo se dejó ver, con las fuerzas intactas, en el momento decisivo para hacerse con el mailot arcoíris. Ir a rueda nos permite ahorrar alrededor de un 30% del esfuerzo. Sin embargo, para aprovechar esta ventaja todo ha de fluir con armonía. Ya no sólo por la búsqueda del máximo rendimiento, sino por evitar situaciones de peligro, críticas a las altas velocidades que se pueden alcanzar cuando sumamos nuestro esfuerzo al de los compañeros de pelotón.

Sin miedo

Rodar a toda velocidad a pocos centímetros de la rueda del compañero o tan cerca que te llegues a tocar es una fuente de estrés para muchos ciclistas, que se ven limitados en este entorno a causa de una escasa capacidad técnica. En estos casos la mejor receta, aunque complicada de cumplir, es aparcar el miedo. Si no somos capaces de hacerlo es mejor que permanezcamos en cola de grupo o con salida hacia un lateral, dejando a los demás que pasen al relevo. Una vez que nos metemos en la vorágine, la regla principal es tener presente que no vamos solos; es decir, tenemos que evitar brusquedades, frenazos o lanzar la bici hacia atrás cuando nos ponemos de pie. Son pequeñas cosas, pero tenidas en cuenta nos van a permitir disfrutar realmente de las ventajas de rodar en un pelotón, siendo capaces de ver en nuestro ciclocomputador medias de velocidad inimaginables con apenas una fracción del esfuerzo que nos costaría eso mismo en solitario. Demasiado tentador como para no aprovecharlo.

De donde viene el viento

A la hora de circular a rueda y dar los relevos, muy pocos tienen en cuenta este factor, tan importante a la hora de ahorrar fuerzas. El viento prácticamente nunca nos incide de forma frontal, sino que lo hace más o menos angulado. Evidentemente, para protegernos del mismo no iremos detrás del ciclista que nos precede, sino un poco ladeados. De la misma forma, el lado por donde entra el aire marca por donde se dan los relevos. El que va delante se deja caer por el lado del mismo, mientras los ciclistas que pasan permanecen protegidos hasta el último momento. Sólo en las escasas situaciones sin viento o con él frontal podemos relevar indistintamente por uno u otro lado.

Meter cuneta

En las carreras que vemos por televisión, en días de fuerte viento de costado, es una de las maniobras más espectaculares y destructivas que podemos presenciar, capaz de destrozar un pelotón en mil pedazos. Sin embargo, en una marcha cicloturista es algo completamente fuera de lugar que sólo sirve para generar tensión y peligro, en muchas ocasiones por desconocimiento de los ciclistas. En el punto anterior hablábamos de donde hay que colocarse con viento lateral, pero claro, si quien va tirando se pega al lateral contrario al viento no queda espacio donde ir protegido, con lo que todos los que vienen detrás sufren el efecto del viento y el ir a rueda se convierte en una pelea encarnizada. En las marchas solemos disponer del uso completo del carril, por lo que mejor compartir esfuerzos y abrir la carretera para que los demás puedan protegerse. Que menos que agradecerlo colaborando.

Dentro del grupo

Nos encontramos en una marcha rodeados por cientos de ciclistas y queremos avanzar posiciones ¿Qué hacemos? Los laterales son la opción más segura, izquierda o derecha, según venga el aire, aunque ahí quedamos desprotegidos del viento. Por supuesto, sin invadir en ningún caso el carril contrario. Muchos sin embargo se empeñan en pasar por el medio lo que sólo sirve para provocar bandazos y frenazos. Es también importante cuando vamos en el centro del grupo, no sobrepasar con nuestra rueda delantera la rueda trasera del que nos precede -meter rueda en el argot- ya que ante cualquier movimiento del ciclista de delante es muy probable que se toquen las ruedas, lo que se conoce como hacer el afilador, y nos vayamos al suelo.

Relevos en la grupeta

La normativa de tráfico nos permite circular en grupo en fila de a dos. Cuando los dos ciclistas que están delante tirando quieren dejar su sitio para que otros dos pasen a relevo pocos tienen claro la forma correcta de hacerlo, produciéndose en muchos casos situaciones comprometidas. Como podéis ver en la ilustración, la forma ideal es que cada uno de ellos se deje caer hacia su lado, dejando que el grupo les vaya superando para engancharse a rueda al final del mismo. Nunca levantar el pie y que los de detrás pasen por donde buenamente puedan o los dos hacia un lado como vemos muchas veces.

ALIADO PERFECTO

Mejora tu control de la bici sobre el rodillo. Los tradicionales rodillos de tres rulos han quedado un poco en el olvido, apenas utilizados por quienes practican la modalidad de pista. Sin embargo, aparte de convertir las sesiones bajo techo en mucho más amenas, nos ayudan a adquirir un gran dominio de la bici que luego se plasma sobre la carretera de forma que somos capaces de rodar en línea recta o ponernos de pie sin hacer movimientos bruscos. Aunque su uso pueda parecer complicado, con pequeños trucos como colocarlo bajo el marco de una puerta o junto a una pared para evitar sustos, pronto seremos capaces de coger el bote en marcha, ponernos de pie o incluso soltarnos de manos. Sin duda una buena inversión en nuestra seguridad.

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...