Los 10.000 del Soplao 2022 by TotalEnergies viven por todo lo alto su fiesta cicloturista

La prueba, que estrenaba kilometraje y recorrido, no defraudó las expectativas e hizo disfrutar a todos los deportistas

Ciclismoafondo.es| Fotos: Los 10.000 del Soplao.

Imagen durante la disputa de la prueba.
Imagen durante la disputa de la prueba.

La XII Clásica Cicloturista Los 10.000 del Soplao by TotalEnergies se celebró este sábado en medio de un extraordinario ambiente de camaradería. Los más de 760 inscritos recorrieron los valles de Cabuérniga, Nansa, Polaciones y Liébana con un recorrido de 160 kms y 3.330 m. de desnivel acumulado que hicieron las delicias de los deportistas. Todo ello, además, en una jornada extraordinaria en lo climatológico. Y es que a pesar de que el sol estuvo presente durante buena parte del recorrido, la lluvia no quiso faltar en la parte final para añadir un tono aún más épico al Infierno Cántabro. 

A las 8 en punto de la mañana se daba la salida en Cabezón de la Sal bajo los acordes del tradicional Thunderstruck de AC/DC. Tras una primera ascensión a La Collada de Carmona que comenzó a estirar el pelotón, los ciclistas se dirigieron a la larga subida de Piedrasluengas, donde cada uno pudo incorporarse al pelotón que mejor se adaptaba a su nivel físico. El sol, presente a esa hora, brindó unas espectaculares imágenes de algunas de las rampas más exigentes del recorrido.

Al principio de la carrera destacó el buen tiempo.
Al principio de la carrera destacó el buen tiempo.

Ya en el Mirador de El Jabalí, habiendo superado los primeros 60 km, los participantes pudieron reponer fuerzas con un completo avituallamiento. El descenso condujo a los ciclistas hasta Tama y Potes, donde el público lebaniego salió a las calles para festejar el paso del pelotón y brindar su apoyo a los corredores.

La Guardia Civil escoltó perfectamente a los diferentes pelotones durante el tránsito por el Desfiladero de La Hermida antes de afrontar el exigente encadenado de las Tres Colladas. Fue a partir de ese momento, con la primera ascensión al Collado de Hoz, cuando los corredores más preparados aceleraron la marcha, conscientes de que la suma de los tiempos de dicha subida, unidas a Ozalba y Carmona, decidirían quiénes eran los “finisher” que invertían menos tiempo en completar la marcha. Fue, precisamente, en Ozalba cuando la lluvia quiso sumarse a esta fiesta del ciclismo en carretera. Y es que, a estas alturas, resulta complicado imaginarse un Infierno Cántabro sin ese punto de sufrimiento que termina por dejar un recuerdo imborrable entre los participantes. 

Después de 6 horas desde que se diera la salida, en medio de un descomunal aguacero, los primeros ciclistas fueron llegando a la Meta de Cabezón de la Sal, donde les esperaba una completa comida, duchas de agua caliente y servicio de fisioterapia habilitado por la Organización de la prueba.

El público quiso amenizar el esfuerzo de los corredores brindando ánimos.
El público quiso amenizar el esfuerzo de los corredores brindando ánimos.

La suma de los tiempos en las Tres Colladas dejó, con un crono de 55´48´´, al gaditano residente en Cabezón, Isidro García, como primer finisher de la prueba en la modalidad masculina y a la riojana María Pascual, en féminas, con un tiempo de 1h 15´43´´. En cualquier caso, lo más importante es que todos los participantes pudieron disfrutar de una extraordinaria jornada ciclista en la que cada uno dio lo mejor de sí mismo en función de su condición física y no se produjo ninguna clase de alteración. 

Los 10.000 del Soplao dan así por cerradas las dos pruebas de ciclismo -BTT y Carretera- que componen el evento y afrontarán dentro de dos semanas -17 y 18 de junio- las modalidades de natación, correr, senderismo y parapente con las que pondrán el colofón a su regreso tras la pandemia. 

Nuestros destacados