La Transcantábrica 2022 se celebrará el 23 de julio y contará con 3.000 metros de desnivel

La marcha cicloturista La Transcantábrica celebra su sexta edición el próximo 23 de julio con un recorrido exigente de 170 km, casi 3.000 metros de desnivel y hasta siete puertos. Un reto solo apto para los más valientes

David Castaño| Fotografía: Marcha La Transcantábrica.

La Transcantábrica ha destacado en sus cinco ediciones anteriores por la belleza de los paisajes.
La Transcantábrica ha destacado en sus cinco ediciones anteriores por la belleza de los paisajes.

Después de cinco ediciones, la marcha cicloturista La Transcantábrica volverá a repetir sede en Reinosa (Cantabria). La prueba tendrá lugar el sábado 23 de julio desde las 08:30 horas y la capital campurríana será salida y llegada de la marcha, que este año cumple su sexta edición.

Una vez más, la organización apuesta por dar protagonismo a la bella montaña palentina, en la que los corredores se adentrarán por la localidad de Barruelo de Santullán y la "disfrutarán" hasta el puerto de Piedrasluengas, que será la puerta de entrada de nuevo a la
comunidad cántabra.

Cartel de la marcha cicloturista La Transcantábrica 2022
Cartel de la marcha cicloturista La Transcantábrica 2022.
Los participantes deberán superar una distancia de 170kms y casi 2900 de desnivel, con varios puntos montañosos, y destacando los altos de El bardal (3ª cat), La Collada de Carmona (2ª cat) y el eterno Palombera (1ª), que sera una vez más el juez de la prueba.

Una de las novedades a tener en cuenta en esta edición será el cronometraje del puerto de “La Collada de Carmona", donde cada ganador por categoría será distinguido como rey /reina de la montaña.

Los valientes de la ruta contarán con tres avituallamientos a lo largo del recorrido mas otro en la linea de meta. Además, cada corredor podrá disfrutar de la paella que la organización pone a su disposición.

La edición de este año de la marcha se celebrará el 23 de julio.
La edición de este año de la marcha se celebrará el 23 de julio.

Con un limite de 500 participantes, este año la organización espera llegar al record de inscripciones de años pre-pandemicos. Por si fuera poco, los 100 primeros inscritos contarán con maillot conmemorativo de la prueba y cada corredor, al final de la misma, será obsequiado con una medalla conmemorativa.

Durante la disputa de la carrera, también se dispondrá de coches neutros, servicios médicos y ambulancias. Una vez acabe cada participante, dispondrá de duchas para ponerse "de gala" y disfrutar posteriormente de esa paella ya mencionada. Es decir, que habrá todo tipo de alicientes para pasar una jornada veraniega de ciclismo del bueno.

Los mejores vídeos