Mont Caro: un coloso en Terres de l´Ebre

Un puerto que ha sido toda una sorpresa. Un descubrimiento más que satisfactorio pero que a su vez te deja ese poso de incredulidad ante el por qué no lo había conocido antes.

Texto: Joseba Beloki. Fotos: SB Hotels

Mont Caro: un coloso en Terres de l´Ebre
Mont Caro: un coloso en Terres de l´Ebre

Tarragona siempre había estado dentro de nuestro círculo de lugares escogidos para desarrollar nuestros entrenamientos. En mi planificación era habitual encontrar una o dos concentraciones, hacia el mes de abril, en las que buscábamos sol e intensidad. Salou, Cambrils… lugares de costa pero con puertos como La Mussara donde entrenar calidad. Salidas a tiro hecho donde íbamos por mero automatismo.

Y no tan lejos de allí estaba este gran desconocido que hoy protagoniza nuestra altimetría. Gracias a mi relación con SB Hotels y concretamente con el Corona Tortosa he tenido la gran fortuna de conocer Mont Caro y su entorno. Las Terres de L´Ebre es una zona ubicada al sur de Cataluña, haciendo frontera con Valencia y Aragon. Nos ofrece todo lo necesario para el disfrute del ciclismo y, por qué no, de unas buenas vacaciones: BTT, Ruta, gastronomía, cultura, en solitario o en familia, todo es posible.

Mont Caro: un coloso en Terres de l´Ebre

Referencia

La joya de toda la zona, su buque insignia, es una ascensión de la que había oído hablar pero que nunca había tenido la gran surte de completar. Y como nunca es tarde, aunque se ha resistido, ha llegado el momento. Desde Tortosa son 23,5 km de ascenso, aunque nosotros la hemos contabilizado desde la localidad de Roquetes. Podríamos dividirlo en tres fases muy marcadas.

La primera es de acercamiento. Son 9 km de ascensión a porcentaje muy bajo. Hablamos de una pendiente constante entre el 2 y el 4%. Salvo el paso por Roquetes el resto no es más que una larga recta en cuya fase final los olivos nos saludan flanqueándonos tanto a izquierda como derecha. Una constancia que se rompe con un giro a izquierdas.

Altimetría Mont Caro

Mont Caro: un coloso en Terres de l´Ebre

Exigente

En este punto podemos decir que entramos en fase dos. Desde aquí hasta coronar el Portell de Cargoll nos vamos a encontrar pendientes, por momentos, de más del 11% que hacen que su dureza sea palpable. Curvas y contracurvas que esconden, y a su vez enseñan, un paisaje nada envidiable por otros colosos. En mi opinión, y si nos aferramos a un comentario técnico personal, os diría que sobre el kilómetro 13,5, justo a la altura de la Font del Cargol, es la parte más complicada de esta fase.

Desde aquí hasta la cima del Portell la cosa se complica con rampas superiores en algún momento al 12% y curvas de herradura. Sin duda, una ascensión que nos puede complicar mucho la vida de no dosificar. El asfalto es bueno en todo momento por lo que el rodar no tiene complicación y el efecto campo magnético es inexistente. Coronada esta segunda parte es hora de coger un poco de aire y preparar el asalto final a las antenas. Siempre digo que la mejor manera de disfrutar de las vistas de una ascensión, que no tiene salida por otra vertiente, es haciendo paradas en el descenso.

Mont Caro: un coloso en Terres de l´Ebre

Traca final

Un kilómetro y medio aproximadamente de terreno llano y entramos de lleno en la parte final. Aquí sí que el asfalto deja de estar en buenas condiciones y la anchura de la calzada se reduce. Todo cambia, incluida también la pendiente con rampas que se elevan hasta el 18%. Esta última subida hasta las antenas hace que califiquemos a Mont Caro como una subida muy dura. Las curvas, con mucha pendiente en su parte interna, nos obligan a abrirnos para no atascarnos. El paisaje resulta mucho más árido a nuestro alrededor.

Una última curva izquierdas y aparece, dándonos la bienvenida, la inmensa antena que corona la cima. Mencionar que en el año 2017, cuando la Volta a Cataluña afrontó este puerto no se concluyó aquí arriba, un sitio que por otra parte sería perfecto para el estilo de finales que gustan en la Vuelta a España. Desde arriba disfrutamos de un balcón de auténtica postal: Las Tierras del Ebro y el delta en el que el río se funde con el Mediterraneo, los arrozales, llanura y montaña. Un lugar en el que pasaría horas y horas disfrutando de las vistas. Lástima no haberlo conocido antes.

Mont Caro: un coloso en Terres de l´Ebre