Adam Yates se impone en la ermita de Santa Lucía, de donde Ion Izagirre sale líder de la Vuelta a la Comunitat Valenciana

El guipuzcoano del Astana acaricia la victoria final en la ronda levantina después de acabar cuarto en la etapa reina, por detrás del británico del Mitchelton-Scott, del murciano Alejandro Valverde y de su compañero en el equipo kazajo Pello Bilbao.
Texto: J. F. C. Foto: PhotoGomezSport. -
Adam Yates se impone en la ermita de Santa Lucía, de donde Ion Izagirre sale líder de la Vuelta a la Comunitat Valenciana
Adam Yates se impone en la ermita de Santa Lucía, de donde Ion Izagirre sale líder de la Vuelta a la Comunitat Valenciana

En la ermita de Santa Lucía, una cuestión de estilos. Estilo Yates, hoy con la firma de Adam, con un acelerón en las vallas de cara a meta, allí donde se afrontaba un giro a la izquierda y un cambio de asfalto, para estrenar su palmarés de la presente temporada. Y también estilo Izagirre, concretamente el de Ion, el de la perseverancia y la resistencia, el de insistir en la pelea, para asaltar el liderato de la Vuelta a la Comunitat Valenciana, que acabará este domingo en la capital autonómica. Siempre en la pelea de las carreras de una semana, al guipuzcoano le faltaba pegada. En tierras levantinas puede conquistar su primera general desde la de la Vuelta a Polonia de 2015.

La etapa reina de la Vuelta a la Comunitat Valenciana, 188 kilómetros con salida en Vila-Real y un periplo por el exigente interior castellonense antes de encarar la corta pero exigente ermita de Santa Lucía, en Alcossebre, aclaró la general tal y como se esperaba; una clasificación en la que cedió el hasta este sábado líder Edvald Boasson Hagen (Dimension Data), por la que se postuló Alejandro Valverde (Movistar) con un temprano ataque sin continuidad; y sobre todo a la que se aferró Ion Izagirre (Astana), pendiente de todos los acelerones que llegaron en la subida final, bien escoltado por la labor de su paisano y compañero Pello Bilbao, quien evitó que la aceleración final del murciano implicase mucha concesión de segundos. Su amarillo está regado de su sudor.

El pulso entre el suizo Silvan Dillier (AG2R) y el pelotón de los ilustres había protagonizado los kilómetros previos a la subida final a Santa Lucía. El ciclista helvético era el último exponente del trío que desde el kilómetro 45 de la jornada había conformado con el abulense Diego Rubio (Burgos-BH) y el portugués Joao Rodrigues (w52-Porto). Rubio, el rey de la montaña de la ronda levantina, se había pegado una buena paliza en solitario (y había hecho trabajar a sus compañeros previamente también para echar abajo alguna fuga previa en los primeros compases del día) y acabó pagando los esfuerzos en la subida a La Serratella. En los repechos posteriores a este puerto, dentro del último tercio de la etapa, se cortaría posteriormente Rodrigues. Con 30 kilómetros hasta la línea de meta y una renta de 4:30, el helvético Dillier iniciaba su pulso en solitario. Un buen test, y un escenario en absoluto desconocido, para un ciclista que en 2018 acabó segundo en la París-Roubaix después de formar parte de la fuga del día y resistir uno a uno los diferentes tramos adoquinados.

A veinte kilómetros de la meta, la ventaja de Didier rondaba los 3:20. A diez, 2:22. El pelotón volaba, impelido por la coexistencia de multitud de intereses. A cinco kilómetros Didier defendía menos de un minuto y medio y apenas medio minuto le mantenían en cabeza dentro de la subida final. Su aventura acabó dentro de los últimos tres kilómetros, cuando comenzó todo el carrusel de movimientos protagonizados por Valverde y su escudero Rubén Fernández (Movistar), el eritrero Kudus (Astana) o el luso Rui Costa (UAE Emirates).

A menos de dos kilómetros cogió las riendas de ese grupo principal Adam Yates. Un grupo de nueve unidades (Yates, Valverde, Dan Martin, Izagirre, Bilbao, Hermans, de nuevo el jovencísimo colombiano Higuita) en el que trataría de dejarse ver, sin éxito, Jesús Herrada (Cofidis). El británico tenía muy claro que era su día y su acelerón no tuvo respuesta. No al menos inmediata, porque Valverde se le acercó con relativa facilidad en los últimos cientos de metros.

La Vuelta a la Comunitat Valenciana concluye este domingo en Valencia. Ion Izagirre acaricia la general final. Siete segundos le separan de Alejandro Valverde y del también Astana Pello Bilbao.

Adam Yates se impone en la ermita de Santa Lucía, de donde Ion Izagirre sale líder de la Vuelta a la Comunitat Valenciana

Cuarta etapa de la Vuelta a la Comunitat Valenciana.

Adam Yates se impone en la ermita de Santa Lucía, de donde Ion Izagirre sale líder de la Vuelta a la Comunitat Valenciana

General provisional, a falta de una etapa.
Te recomendamos

Diseñadas en la alta competición, adaptadas para todos los ciclistas...

Salimos a rodar con el Ventral Air SPIN de Poc, un casco cómodo y ventilado para hace...

Un modelo desarrollado en colaboración con el equipo del actual Campeón del Mundo que...

Lo último en tecnología para proteger y optimizar el rendimiento del ciclista: así so...

Con los hermanos Simon y Adam Yates, Esteban Chaves y Matteo Trentin como grandes ref...

Velocidad, rigidez, peso contenido y un funcionamiento exquisito son las característi...