Alaphilippe reina en 'La Classicissima'

El francés del Deceuninck-Quickstep prolonga su estado de gracia en la Milán-San Remo
Víctor Marcos. Fotos: Bettini Photo -
Alaphilippe reina en 'La Classicissima'
Alaphilippe reina en 'La Classicissima'

Julian Alaphilippe se ha impuesto en la 110ª edición de la Milán-San Remo, 'La Classicissima' de la primavera ciclista, al superar en el sprint final al belga Oliver Naesen (AG2R) y al polaco Michal Kwiatkowski (Sky), segundo y tercero respectivamente, dentro de un selecto grupo de corredores donde también se encontraba Alejandro Valverde (Movistar), que finalmente ha entrado en séptima posición.

Una vez más, se cumplió el guión habitual de la Milán-San Remo: fuga 'consentida' desde los primeros kilómetros, ritmo elevado durante toda la prueba... y todo por decidir en la última subida del día, el Poggio, donde se hizo la selección definitiva. Primero, en la subida, con el trabajo destacado de Stybar y Gilbert, en favor de su compañero Alaphilippe, quien atacaría en los últimos metros de ascensión, llevándose a su rueda a Kwiatkowski, Sagan, Valverde, Trentin, Alaphillipe, Naesen y Van Aert. Y posteriormente, en la bajada, con la adhesión al grupo de nombres como Mohoric, Oss, Mathews o Nibali, entre otros.

En el llano previo a meta fue Trentin quien probó fortuna, no sin mucho éxito... pues a su espaldas aparecía Mohoric lanzando practicamente el sprint de este selecto grupo de favoritos. Un sprint dominado de principio a fin por el francés del Deceuninck-Quickstep, a pesar de estar rodeado de hombres rápidos como Sagan, Kwiatkowski, Valverde o el citado Trentin. Después de su victoria en la reciente Strade Bianche, Julian Alaphilippe vive un idilio que parece no tener fin con la primavera ciclista del 2019.

Velocidad, fuga y Poggio

Estos fueron los tres ingredientes de una Milán-San Remo que, como suele ser habitual, reservó sus momentos más espectaculares para los últimos 30 kilómetros. Porque, si bien los primeros 250 km no albergan demasiadas emociones, más allá del elevado ritmo de los ciclistas, el tramo final de esta carrera es uno de los más electrizantes de la temporada.

La fuga del día estuvo formada por diez hombres -Hentala, Maestri, Masnada, Peron, Planet, Poli, Raggio, Sagiv, Schonberger, Tonelli- cuya ventaja máxima llegó a rondar los 8 minutos. Por detrás, los equipos con hombres rápidos como Lotto Soudal, Bora Hansgrohe, Deceuninck-Quickstep, UAE comandaban el pelotón, controlando las distancias con la escapada en todo momento.

A los pies de la Cipressa, Masnada, el último superviviente de la fuga, era cazado por un pelotón donde los equipos se peleaban codo con codo, literalmente, para dejar a sus líderes bien colocados ante la penúltima subida del día. Valverde se dejaba ver en cabeza, al igual que los Astana y los Deceuninck... anunciando lo que pasaría en el Poggio.

Porque, tras una Cipressa rápida y tensa, pero sin ataques -salvo el de Bonifazio en el desceso-, llegaba un Poggio donde los de Lefevere ya mostraban sus cartas desde el inicio: Stybar y Gilbert marcan un ritmo asfixiante, ideal para seleccionar el grupo y preparar el ataque de Alaphilippe. El francés no se lo piensa, por supuesto, y asesta el golpe, pero se lleva a su rueda al resto de favoritos. No lo volverá a intentar. No le preocupa. Tal es su nivel de confianza y su estado de forma, que en estos momentos es capaz de ganar a cualquiera sobre cualquier terreno, como ya había demostrado en Tirreno-Adrático. Alaphilippe, sin duda, es el ciclista del momento.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El próximo 10 de octubre se celebra en Madrid la cita anual de empresas, administraci...

Esta moto de tres ruedas fue elegida por ASO como vehículo oficial de apoyo en el Tou...

Históricamente pocos patrocinadores del mundo del ciclismo se han implicado en la est...

Toda la energía a través de tus pies...

Sabemos que no decís "no" a un reto y más si os puede llevar hasta la Garmin Titan De...

Hablamos de bici, entrenamiento y nutrición con uno de nuestros grandes triatletas, F...