Annemiek van Vleuten, campeona del mundo tras una escapada histórica

La neerlandesa se hace con el oro en ruta en Yorkshire 2019, protagonizando una fuga en solitario de 100 km. Su compatriota Van der Breggen, plata, y la australiana Spratt, bronce
Víctor Marcos. Fotos: Bettini Photo -
Annemiek van Vleuten, campeona del mundo tras una escapada histórica
Annemiek van Vleuten, campeona del mundo tras una escapada histórica

Lo vivido hoy en los mundiales de ciclismo de Yorkshire pasará a la historia como uno de los grandes momentos de esta competición. Annemiek van Vleuten se ha coronado como campeona del mundo en ruta 2019, con una cabalgada de algo más de 100 km, tras lanzar un ataque en la ascensión a la segunda cota del día, el Lofthouse, que dejó clavadas a todas sus rivales.

La neerlandesa confirmó su hazaña en la meta de Harrogate, con 2’15’’ de ventaja sobre su compañera de selección, Anna van der Breggen (campeona mundial en 2018), y 2’28 sobre la australiana Amanda Spratt, ambas integrantes del grupo perseguidor –junto a Deignan, Dygert, Ludwig, Longo-Borghini, Paladin y Koppenburg- que trató de cazar a Van Vleuten, sin éxito.

La selección española, muy presente en cabeza de carrera durante los primeros compases de la misma, solo pudo colocar a tres de sus corredoras –Merino, García y Santesteban- en el pelotón principal, que entró a algo más de cinco minutos, comandado por la legendaria Marianne Vos.

Ataque, fuga… y 100 km por delante

La carrera comenzaba con suelos húmedos y cielos soleados, por suerte para las mejores ciclistas élite del mundo: 152 corredoras de 50 países diferentes, que afrontaban 150 km con 3 vueltas al circuito de Harrogate como final, con dos subidas destacadas: en el km 20, Norwood Edge (2 km al 9,4%), y en el 45, el Lofthouse (3 km, al 9%). La Selección Española, compuesta por 6 corredoras, Sheyla Gutiérrez, Mavi García, Lourdes Oyarbide, Eider Merino, Alicia González y Ane Santesteban, se mostraba atenta y en cabeza desde los primeros compases.

Holandesas y alemanas endurecían el ritmo en Norwood Edge, provocando los primeros cortes en el pelotón, con las españolas Mavi García y Eider Merino siempre en puestos cabeceros. Pero la velocidad se volvía a ralentizar poco después, favoreciendo la entrada de la mayoría de las ciclistas cortadas, con la selección británica al frente del gran grupo.

Annemiek van Vleuten, campeona del mundo tras una escapada histórica

Annemiek van Vleuten, en el momento de su ataque, a algo más de 100 km de meta

Sobre las duras rampas del Lofthouse, las holandesas, en este caso Van Vleuten, tensaban la cuerda hasta romper el pelotón. La del Mitchelton-Scott se marchaba en solitario, con 100 km por delante aún. En el grupo perseguidor, encabezado por la británica Lizzie Deignan, resistía Mavi García junto al resto de grandes nombres de la carrera. Hasta que Deignan decidía incrementar aún más el ritmo, dejando cortada a la española.

Van Vleuten coronaba con una renta cercana al minuto sobre un grupo perseguidor compuesto por Deignan, Van der Breggen (vigente campeona), Spratt, Dygert (título mundial de CRI en estos mismos campeonatos) , Ludwig, Longo-Borghini, Paladin y Koppenburg. Otra de las grandes favoritas, Marianne Vos, se quedaba cortada en un segundo grupo, donde también entraban Mavi García y Ane Santesteban, a 2 minutos de cabeza de carrera.

La holandesa continuaba con su aventura en solitario, recordemos, a 80 km de meta, luchando contra un grupo perseguidor donde las italianas tomaban la responsabilidad, junto a la norteamericana Dygert y la británica Deignan, pero apenas lograban limar una decena de segundos. El segundo grupo perseguidor, ya convertido en pelotón, con las polacas al mando, perdía ya más de 3 minutos respecto a Van Vleuten.

Annemiek van Vleuten, campeona del mundo tras una escapada histórica

Spratt y Van der Breggen, bronce y plata, respectivamente

Lejos de flaquear, a 60 km del final, Van Vleuten aumentaba su ventaja a 1’25’’ sobre sus perseguidoras. Una renta que superaría ya los dos minutos al entrar en el circuito final de Harrogate, donde el nerviosismo se apoderaba de las rivales de la holandesa, que comenzaban a moverse: Chloe Dygert se lanzaba a la caza de Van Vleuten, Deignan cedía tiempo, acusando el esfuerzo de los primeros minutos de la persecución, y el grupo perseguidor se quedaba en terceto formado por Van der Breggen, Longo-Borghini y Spratt. El pelotón, por detrás, a más de tres minutos, con Marianne Vos y las españolas en su seno, verían las medallas en la distancia.

A 26 km de meta, y con dos vueltas por delante, Van Vleuten afianzaba su ventaja de 1’49’’ sobre Dygert, y de 2’17’’ sobre Longo-Borghini, Spratt y Van der Breggen. Deignan perdía ya 3’. La tremenda cabalgada de la neerlandesa del Mitchelton-Scott, que de inicio parecía un movimiento estratégico de cara a la galería, estaba cerca de convertirse en uno de los momentos más destacados de los mundiales, y una de las victorias más impresionantes del ciclismo de los últimos años.

El público agolpado en Oak Beck Climb (1,1km al 5,8%), la cota más importante del circuito de Harrogate, vibra con el penúltimo paso de una Van Vleuten que, aunque ya acusa la fatiga, mantiene un ritmo estable que le permite mantener unas diferencias de 2’05’’ sobre una admirable Dygert y 2’33’’ sobre Spratt y Van der Breggen, mientras que Longo-Borghini comienza a decir adiós a la lucha por las medallas.

Annemiek van Vleuten, campeona del mundo tras una escapada histórica

Chloe Dygert intentó, en vano, dar caza a Van Vleuten en los kilómetros finales

La dos veces campeona del mundo contrarreloj sigue haciendo historia a su último paso por meta antes del final, consolidando su renta sobre Dygert en 2’15’’ y 2’24’’ sobre Spratt y Van der Breggen, que tienen a la norteamericana en el punto de mira, y finalmente es neutralizada por sus compañeras de fuga. El pelotón, lejos, a más 5 minutos, acoge en su seno a Ane Santesteban, Mavi García y Eider Merino como mejores clasificadas de la selección española.

A 10 km del final, Spratt y Van der Breggen sueltan a una exhausta Dygert, que ha dado otra buena muestra de valentía, y se encaminan a luchar por la plata y el bronce, porque el oro pertenece ya a una impresionante Annemiek Van Vleuten que, sin duda, ha escrito hoy uno de los más bellos capítulos de la historia de los mundiales de ciclismo.

Al último paso por Oak Beck Climb, Van der Breggen suelta a Spratt, y la holandesa busca el doblete para la selección naranja. Un doblete que se confirma en meta, 2’15’’ después de la entrada de Van Vleuten, y se celebra con un gran abrazo entre compañeras. Tercera, la australiana Amanda Spratt, a 2’28’’, pone la guinda con su bronce a una carrera para la historia.

Clasificación final

Annemiek van Vleuten, campeona del mundo tras una escapada histórica

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Si hay un componente crítico en una bicicleta de triatlón cuando se persigue la obten...

Os contamos cómo es el nuevo casco Profit Aero de Spiuk: el diseño más aerodinámico q...

La equipación para pedalear cuando llega el frío: así es lo nuevo de Finisseur para e...

Posiblemente la mejor propuesta para conocer los rincones más escondidos de Cataluña ...

Manteniendo su filosofía de sillines para todos, se amplía la gama con los nuevos SL...

El nuevo casco Spiuk Korben con acabado #Metalline Skin es el casco más avanzado de l...