Molard se hace fuerte entre los favoritos, Poels se cae y Luisle aguanta de amarillo

El francés del Groupama FDJ gana la 6ª etapa de la París-Niza en un duro final rompepiernas. Luis León Sánchez sufre pero aguanta de líder. Dura caída de Wout Poels.
Ciclismoafondo.es. Fotos: Bettini Photo. -
Molard se hace fuerte entre los favoritos, Poels se cae y  Luisle aguanta de amarillo
Molard se hace fuerte entre los favoritos, Poels se cae y Luisle aguanta de amarillo

El francés del Groupama FDJ Rudy Molard ha ganado la sexta etapa (Sisteron-Vence, de 198 km) de la París-Niza, marcada por la dura subida a la Colle sur Loup, de 1,8 km al 10% de media, y que se coronaba a tan solo 8,5 km de meta. Como se esperaba, esta cota –corta pero muy dura- ha seleccionado la carrera dejando delante un grupo reducido de 17 unidades que se han jugado la victoria de etapa. Entre ellos no ha podido estar finalmente Wout Poels, quien ha sufrido una caída en el descenso que le deja fuera de la carrera. Poels se había mostrado fuerte y agresivo en la subida, lanzando varios ataques, al igual que Villermoz, Wellens y Simon Yates. 

Dejando al margen la caída de Poels, el final de la etapa ha sido precioso, digno cualquier clásica que se precie. En la aproximación a la localidad de Vence, en un terreno rompepiernas, sin descanso, el grupo de favoritos se partió en dos durante unos kilómetros, mientras Yates y Wellens rodaban con unos metros de ventaja. Con todos juntos de nuevo, y aprovechándose del marcaje entre los favoritos, Molard atacaba con determinación a poco más de un kilómetro para el final, logrando aguantar para imponerse con dos segundos de ventaja sobre un grupo de 15 unidades en el que se encontraban todos los favoritos de la general, con la excepción ya comentada de Poels.

Tim Wellens ha sido segundo y Alaphilippe tercero (cogen seis y cuatro segundos de bonificación, respectivamente). Cuarto en la meta de Vence ha sido un Luis León Sánchez que sufrió en la subida final al Colle sur Loup –descolgándose unos metros- pero que ha regulado muy bien los esfuerzos para entrar finalmente en el grupo. Antes de la subida tuvo un problema mecánico que le obligó a cambiar la bici con su compañero Omar Fraile, teniendo que darse un “calentón” para recuperar los metros perdidos.   

En la general Luisle sigue líder, con Alaphilippe  segundo, a 22”, y el joven de Movistar Marc Soler –otra vez espléndido- tercero, a la espera de las dos etapas decisivas del fin de semana.  Soler, además, consolida su maillot blanco de mejor joven de la carrera. Tim Wellens es quinto de la general, en medio de los hermanos Izagirre –cuarto Gorka y sexto Ion-. Las diferencias en cualquier caso son aún escuetas (los 10 primeros están separados por apenas 54 segundos) y todo está muy abierto. 

Es el primer triunfo World Tour para Rudy Molard, de 28 años, y el segundo en esta Parìs-Niza (tras el logrado por Démare) para el nuevo patrocinador principal del equipo, Groupama, que estrena equipación en esta carrera.

Mañana sábado, 7ª y penúltima estapa de la París-Niza, la jornada reina (Niza – Valdeblore La Colmiane, de 175 km), con cinco puertos de montaña (tres de 2ª categoría y dos de 1ª) y la ascensión final al alto de La Colmaine, más de 16 km de subida al 6% de media que debe marcar  diferencias notables en la general.   

CLASIFICACIÓN 6ª ETAPA y GENERAL

Te recomendamos

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...