La Strade Bianche inaugura una atípica temporada de clásicas

Alaphilippe, último vencedor, Sagan, Van der Poel o Nibali, entre otros, están presentes hoy en la Toscana.

EFE/CaF. Foto: Bettini Photo (archivo)

Alaphilippe, entrando en vencedor en Siena el año pasado
Alaphilippe, entrando en vencedor en Siena el año pasado

Será la decimocuarta edición de una prueba que este año abre el calendario World Tour y una apretada temporada de clásicas, pues en el espacio de tan solo una semana también se correrá la Milán-San Remo (8 agosto), con un recorrido revolucionado tras el veto de varios alcaldes al paso de la carrera por cuestiones de seguridad.

Todo empezará en los pintorescos paisajes de la Toscana italiana, con condiciones climáticas particularmente exigentes, pues se espera sol y hasta 37 grados centígrados de temperatura, y con un recorrido de 184 kilómetros -63 de ellos por pistas de tierra- con salida y llegada en Siena.

Strade Bianche 2020
Strade Bianche 2020

Pese a tener solo trece años de historia, la popularidad de la carrera ha tenido un crecimiento vertical en los últimos tiempos, gracias a la espectacularidad de su recorrido, con once tramos de tierra blanca, que exige a los corredores darlo absolutamente todo para tener opción de victoria.

No ha faltado épica en los últimos años, como en la edición de 2018, cuando el belga Tiesj Benoot cruzó primero la línea de meta con la cara y el cuerpo completamente llenos de barro a causa de una potente tormenta que cayó sobre la carrera.

No se esperan imágenes de ese tipo en la edición de este año, que se correrá, en lugar de marzo, en pleno verano y con pronóstico incierto después de tantos meses de inactividad forzada por la pandemia.

Alaphilippe, vigente campeón, sale como uno de los posibles favoritos para revalidar su trono, pero la lista de rivales es de alto nivel: su compañero checo Zdenek Stybar, que ya ganó esta prueba, el triple campeón mundial Peter Sagan, dos veces segundo (2013 y 2014), Vincenzo Nibali, el 'todoterreno' Mathieu van der Poel, o el campeón olímpico Greg Van Avermaet, amenazan con arrebatarle el protagonismo.

"La Strade Bianche es una carrera muy exigente, con unas escaladas duras, pese a no ser muy largas. Los tramos de arcilla generan estrés, siempre es una carrera complicada. Si estoy entre los protagonistas, ya estará satisfecho", dijo Sagan este jueves a los organizadores del evento.

El corredor eslovaco encara esta Strade Bianche y la Milán-San Remo del 8 de agosto como una manera para llegar preparado al Giro de Italia, que eligió al comienzo de la temporada como gran objetivo.

También hay que tener en cuenta en la lucha por la victoria en esta Strade Bianche a Benoot, campeón en 2018 o el polaco Michal Kwiatkowski, que ganó la prueba en 2014 y 2017.

La carrera podrá vivirse en directo a partir de las 16:50 h en Eurosport 1.

Strade Bianche women elite
Strade Bianche women elite

Horas antes se disputará la Strade Bianche Women Elite, con un recorrido de 136 km, de los cuales 31 se disputan sobre las conocidas pistas de tierra de la Toscana. Annemiek van Vleuten, vencedora el año pasado, y auténtica dominadora en lo que llevamos de temporada, figura como la máxima favorita al título.

El final de la prueba podrá vivirse en directo a partir de las 15:10 h en Eurosport Player.

 

Maillot Rainbow

Relacionado

Movistar competirá en la Strade Bianche con el maillot solidario 'Rainbow'