Vingegaard se lleva la última etapa del Critérium du Dauphiné y Roglic la clasificación general

Los dos corredores del Jumbo Visma hacen doblete en la última etapa del Dauphiné y en la clasificación general final de la carrera. La escuadra holandesa manejó con mucho tino la subida final para acabar lanzando a Vingegaard y a Roglic en solitario

David Castaño|Fotografía: Sprint Cycling Agency.

Roglic es el ganador del Critérium du Dauphiné 2022.
Roglic es el ganador del Critérium du Dauphiné 2022.

Semana redonda para el Jumbo Visma en el Critérium du Dauphiné, donde se acabó llevando la clasificación general por medio de Primoz Roglic y tres etapas, dos que ganó Wout van Aert y otra Jonas Vingegaard. El danés, que ha demostrado un grandísimo rendimiento durante toda la carrera, cruzó la meta de la 8ª jornada del 'Delfinado' en primer lugar, y acompañado de Primoz Roglic. Si ésto fuera un juego de niños, hubiéramos tenido que acusarles de abusones.

Todo este dominio por tierras francesas ha deparado que Roglic termine el primero en la clasificación con Vingegaard, segundo, a 40" de su líder de filas. Meritazo también para Ben O'Connor (AG2R Citroën Team), aguantó casi hasta el final de la etapa el ritmo impuesto por el Jumbo Visma para mantener su puesto en el podio final, 3º a 1'41"s

La carrera es solo una pequeña muestra de en lo que se puede convertir el próximo Tour de Francia. No ya solo por Primoz Roglic, sino porque el nivel que han dado Wout van Aert, Christophe Laporte, Steven Kruijswijk o Jonas Vingegaard ha sido superlativo. Por momentos, bastantes además, se han ido reencarnando en el mejor Sky de los últimos años. Lo dicho, unos abusones.

Etapa reina con el Jumbo como la realeza

Desde que se dio el pistoletazo de salida a la carrera, quedó claro que la escuadra holandesa iba a lo que iba, a ganar y a destrozar a todo el que se pusiera de por medio. En el caso que hoy nos atañe, el Jumbo fue el gran culpable de las dificultades para formar la escapada. Pierre Rolland (B&B Hotels-KTM), como siempre, se movió, y junto a él unos 13 ciclistas que pudieron coronar en solitario el puerto de salida: la Col de Plainpalais (8.9km al 6.6%).

El pelotón, en vez de dar su aprobación, vio a Wout van Aert coger la cabeza de carrera para mantener una diferencia de unos 20" segundos durante un largo rato. Como los corredores del Jumbo son humanos, aunque no lo parezca, en cierto punto tuvieron que empezar a reservar fuerzas y la fuga quedó estabilizada.

Así, fueron colaborando y sumando metros Eddie Dunbar y Laurens De Plus (INEOS Grenadiers), Bruno Armirail y Michael Storer (Gorupama FDJ), George Bennett (UAE Team Emirates), Antonio Tiberi, Kenny Elissonde y Antwan Tolhoek (Trek Segafredo), Simon Geschke (Cofidis), Alexis Vuillermoz (TotalEnergies), Simon Guglielmi (Team Arkéa Samsic), Jan Hirt (Intermarché-Wanty-Gobert), Franck Bonnamour y Pierre Rolland ( B&B Hotels-KTM) y Gorka Izaguirre (Movistar Team).

Entre una tempestad y otra, existió hasta un momento de calma. El grupo mencionado atravesó la Col de Leschaux (8km al 4.3%) y comenzó el descenso con más de dos minutos por encima del lote principal. Luego llegó la Col de la Colombière (11.8km al 5.8%) y los acontecimientos se dispararon.

En las primeras rampas del conocido puerto francés, la escapada se fue desmigajando hasta que solo quedaron relativamente frescos Eddie Dunbar (INEOS Grenadiers), Bruno Armirail y Michael Storer (Gorupama FDJ), George Bennett (UAE Team Emirates) y Kenny Elissonde (Trek Segafredo). 

En vez de seguir colaborando, y visto que el Jumbo llegaba como una moto por detrás, los cinco muchachos empezaron a atacarse, de forma que Amirail cedió y Laurens De Plus (INEOS Grenadiers) y Jan Hirt aprovecharon uno de los tantos parones para sumarse nuevamente a la cabeza. De esa guisa cruzaron por el premio de la montaña los seis valientes.

La tensión volvió nada más empezar el Plateau de Solaison (11.4km à 8.9%). Laurens De Plus dejó de tirar del grupo y eso lo aprovechó Eddie Dunbar para montar una nueva escabechina, a la que se sumaron, en principio, Storer y Hirt. El checo atacó, pero se le gastaron las fuerzas rápido y Bennet pudo alcanzarle y superarle con un fuerte demarraje.

Mientras todo estu sucedía, Steven Kruijswijk (Jumbo Visma) tiraba del pelotón como si le fuera la vida en ello. Había descolgado a David Gaudu (Groupama FDJ), a Tobias Johannessen (Uno-X Pro Cycling Team), a Damiano Caruso (Bahrain Victorious), a Tao Geoghegan Hart (INEOS Grenadiers) y se disponía a hacer lo propio con cualquier que intentara seguirle.

Fue el propio holandés el que acabó con esos escapados que andaban en peleas menores. A falta de cinco kilómetros para el final, solo resistían Jonas Vingegaard, Primoz Roglic, Esteban Chaves, Ben O’Connor, Jack Haig y George Bennet. El último trabajo del neerlandés consitió en seleccionar todavía más al grupo (con sus dos compañeros y O'Connor).

Entonces se apartó a un lado y Vingegaard y Roglic atacaron en comandita. El australiano intentó seguirles pero fue en vano. Los del Jumbo volaban en las últimas rampas de la ascensión para sumar la ansiada clasificación general y la tercera etapa del conjunto holandés. Vingegaard tiraba y Roglic tuvo luego la cortesía de dejarle ganar. Hasta de tiempo dispusieron para decidir cómo iban a posar los dos en meta. Ganar sin esfuerzo es una actitud y es la suya. La salvedad es que para ganar a Pogacar siempre hay que esforzarse.

Clasificaciones

Results powered by FirstCycling.com

Nuestros destacados