Cort Nielsen resiste para imponerse en la Montaña de Cullera; Roglic recupera el liderato

Viniendo desde la fuga, el danés del EF aguanta en el explosivo final el empuje del esloveno, quien se vuelve a vestir de rojo. Los Movistar Team Enric Mas, Supermán López y Valverde se sitúan 2º, 3º y 4º de la general, con Egan Bernal 5º. Hugh Carthy cede 2´50".

Cort Nielsen resiste para imponerse en la Montaña de Cullera. Foto: Photo Gomez Sport
Cort Nielsen resiste para imponerse en la Montaña de Cullera. Foto: Photo Gomez Sport

La etapa más disputada y bonita de lo que llevamos de Vuelta a España ha visto ganar de nuevo al danés Magnus Cort Nielsen (es su cuarto triunfo en la ronda española -logró dos en 2016 y otro en 2020-, tras aguantar de manera agónica viniendo desde la fuga), y recuperar el maillot rojo a Primoz Roglic, el auténtico capo de la carrera. Mostrando una vez más su gran explosividad, el esloveno se ha quedado muy cerca de la victoria en el muro de la Montaña de Cullera pero se hace con un liderato que ya no va a soltar, al menos a propósito.

El Movistar Team emerge como el gran rival de Roglic, con su trío de referencia -Enric Mas, Supermán López y Alejandro Valverde- mostrándose muy sólidos. Se aupán al segundo, tercer y cuarto puesto de la general, respectivamente. Además, el equipo les acompaña trabajando con acierto en los momentos precisos, como hoy han vuelto a demostrar cuando ha aparecido el viento y los abanicos. Siempre en cabeza y pendientes. Tras Roglic y los Movistar, acechando los puestos de podio, se sitúan Egan Bernal (que sigue sin mostrarse mucho, pero sólido), Aleksandr Vlasov y Giulio Ciccone.

Entre los damnificados de una etapa muy disputada, en la que hubo un alto ritmo y por fin aparecieron los abanicos, sobresale el nombre de Hugh Carthy, tercero en La Vuelta 2020 y que hoy se ha despedido de casi todas sus opciones al ceder 2´50".  Además Adam Yates ha perdido 25" y Mikel Landa 27", al igual que Carapaz. Al alavés del Bahrain no se le ha visto hoy tan fino en un final muy explosivo, pero aguanta en el top-10 de la general (9º a 1´12"). El hasta hoy líder Kenny Elissonde, llegó a 4´30". 

La resolución de la etapa en el Alto de la Montaña de Cullera (de 1,9 km al 9,4%) ha sido agónico, con los cinco fugados (Magnus Cort Nielsen, Joan Bou, Bert-Jan Lindeman, Jetse Bol, y Ryan Gibbons) buscando aguantar su escasa renta ante el empuje de un pelotón que venía lanzado, y que se rompió en la primera rampa por la brutal aceleración de Jhonatan Narvaez (INEOS), que lo redujo a apenas 15-20 unidades. 

Por delante Bou fue el primero en lanzarse, pero Cort Nielsen -el más fuerte de la escapada- se quedó solo en cabeza con apenas 20" de ventaja. El del EF Education Nippo hizo una subida majestuosa, casi al mismo ritmo que el grupo de favoritos, del que tiraba Supermán López. De ahí saltó en el último kilómetro Michael Matthews y a su rueda se fue Vlasov. Pero fue Primoz Roglic, poderoso, quien dio el golpe definitivo a 200 metros para superarles y lanzarse a por el danés, a quien casi rebasa en un final de infarto. Le faltaron unos pocos metros, pero sí conseguiría hacerse de nuevo con un maillot que conoce muy bien, el de líder de una Vuelta a España que domina con mano de hierro. 

 

Abanicos

La 6ª etapa –con salida en la localidad valenciana de Requena y meta en el inédito Alto de la Montaña de Cullera, tras 158,3 km- presentaba un aliciente corto pero intenso, el final explosivo en este muro de 1,9 km al 9,4% que descartaba a los velocistas puros y hacía aumentar las posibilidades de éxito de una fuga. Por eso cogerla hoy estuvo mucho más caro que en las etapas previas. Tras numerosos intentos fallidos, se consolidó cerca del km 50, con Jetse Bol (Burgos-BH), Joan Bou (Euskaltel-Euskadi), Magnus Cort (EF Education Nippo), Bert-Jan Lindeman (Qhubeka NextHash) y Ryan Gibbons (UAE Team Emirates). El pelotón se relajó totalmente y la ventaja del quinteto se disparó rápido.  

cinco escapados cxcling
Foto: Cxcling (La Vuelta)

Cuando superó los siete minutos –a 85 km de meta- Team Bike Exchange puso a varios hombres a trabajar en cabeza endureciendo mucho el ritmo. Trabajaban pensado en las opciones de victoria de Michael Matthews y, de paso, castigaban al pelotón, en especial al paso por algunas rotondas. Había velocidad y tensión, lo que se saldó con varias caídas. La ventaja se desplomó hasta dejar a los fugados a 3 minutos.

La batalla se desencadenó a falta de 33 km, en un cambio de carretera en el que el viento entraba con algo más de fuerza. INEOS y Movistar aceleraron con furia y cortaron el gran grupo –que se fraccionó en tres-, quedando rezagados el líder Kenny Elissonde y Hugh Carthy, entre otros, aunque enlazarían poco después. Las rachas de viento no duraron mucho y todo se calmó... por el momento. 

Los cinco escapados apuraban sus opciones de victoria, con 2 minutos de ventaja a falta de 20 km. Pero Movistar volvió a coger la responsabilidad avivando el ritmo, con la ayuda de Deceuninck, dejando nuevos “cadáveres” por el camino. Hugh Carthy sufría a cola del grupo pero conseguía reengancharse.

Presagio sin embargo de lo que ocurriría en los explosivos 2 km finales, donde con escaso margen para los fugados (25")  Cort Nielsen aguantaba de manera herocia para certificar su enorme victoria, y donde Roglic siguió marcando  territorio, volviendo a demostrar que ahora mismo es el más fuerte de la carrera.   

 

 

La etapa de mañana

7ª etapa. Gandía - Balcón de Alicante, de 152 km, con seis puertos puntuables y final en la inédita subida al Balcón de Alicante (1ª), de 8,4 km al 6,2%. Una jornada que seguirá aclarando los primeros puestos de la general. 

perfil etapa 7

 

CLASIFICACIONES

 

Los mejores vídeos