Enric Mas: "Vamos a intentar ganar La Vuelta; esta semana habrá batalla, seguro"

Aunque reconoce que el cansancio acumulado empieza a pasar factura, el malloquín del Movistar confía en asaltar el maillot rojo en las duras etapas de montaña que quedan: "Vamos a intentar ganar con Miguel Ángel [López] o conmigo; no sé si atacando a 80 km o no, pero que lo vamos a intentar, seguro", dice.

Ciclismoafondo.es. Foto: Photo Gomez Sport

Enric Mas: "Vamos a intentar ganar la Vuelta"
Enric Mas: "Vamos a intentar ganar la Vuelta"

En la rueda de prensa que ha ofrecido durante la segunda jornada de descanso de La Vuelta, en Santander, Enric Mas ha reconocido que el cansancio tras las dos primeras semanas de carrera empieza a pesar factura, pese a lo cual lo van a intentar todo en el equipo para superar a los hombres que les predceden en la general (Eiking, Guillame Martin y, sobre todo, Primoz Roglic) en busca del maillot rojo de líder.   

"Tenemos que ser conscientes de que venimos del Tour, que a lo mejor nos puede costar un poco la tercera semana. pero vamos a intentar ganar La Vuelta, con Miguel Ángel [López] o conmigo, no sé si atacando a 80 km o no, pero que lo vamos a intentar, seguro", decía el balear preguntado por la posibilidad de buscar un ataque épico desde lejos.

La clave, como siempre, estará en las piernas que tenga cada ciclista, y en ese sentido Enric Mas reconoce que el paso de los días se puede notar. "Hoy me he levantado un poco más cansado que otros días de descanso, no sé si será significativo o no. Han sido dos semanas de Vuelta duras y con mucho calor, y veremos como responden las piernas en la 3ª semana". 

El ciclista del Movistar -4º de la general,a  2´11" del líder Eiking y a 35" de Roglic, el gran favorito- ha dejado claro que estas últimas etapas han sido mucho más duras de lo que ha podido parece por televisión.  Sobre la etapa de ayer ha comentado que “a lo mejor no se ha visto tanta batalla como esperaban los espectadores, pero realmente en el pelotón hemos vivido una etapa muy dura, fuimos a tope todo el día. Se metió Kruijswijk en la fuga, el Intermarché tiraba a tope todo el rato y hemos ido muy rápido; casi sin ataques llegamos 15 en el grupo principal. Pero creo que esta tercera semana sí va a haber esa batalla que todos están esperando, seguro”.

No son excusas, pero el día bueno para atacar era el sábado -continúa Mas-, cuando arrancó Miguel Ángel, pero enseguida vimos que daba mucho viento de cara. La idea era atacar y sacar algo de tiempo pero no pudo ser por el viento, y además Roglic tenía a tres corredores y con menos esfuerzo que nosotros nos hubiera remachado; por esa razón ya no lo intenté. Y ayer el Intermarché  puso un ritmo alto, coronamos bastantes y cuando yo salí al ataque de Yates, Roglic se puso a mi rueda”.

Sobre el esloveno, principal aspirante al triunfo final, Mas dice verle fuerte. "No sé lo que pasará en la última semana pero por ahora, sinceramente, no creo que vaya a menos. Es un corredor muy bueno, de los mejores del mundo; yo le veo bien, no le veo cansado ni mucho menos".

Al margen de los Movistar (Mas y López), los INEOS (Egan Bernal y Adam Yates) y Jack Haig (Bahrain Victorious) también deben pasar al ataque si quieren desbancar a los primeros de la general (Eiking, Martin y Roglic). Una necesidad de atacar que podría beneficiar las aspiraciones del equipo telefónico:  "En los primeros finales más explosivos Egan Bernal no estuvo con los mejores, pero seguro que en esta ultima semana Egan va a estar ahí, y seguro que también Haig, Adam Yates… A lo mejor el jugar juntos todos contra Roglic sí nos puede beneficiar. Pero sabemos igualmente que en la última semana cuando un corredor se ve cansado suele ir a defender su puesto. Pero ojalá todos jueguen al ataque".

El ciclista de Artá dice no pensar en el tiempo que necesitaría sacar a Roglic de cara a la contrarreloj de 33,8 km del último día, en Santiago de Compostela; un comodín que tiene el esloveno -el mejor contrarrelojista de todos los aspirantes- para recuperar el liderato o sentenciar la carrera. "Ni lo hemos pensado ni lo voy a pensar -dice Mas-. Primero tenemos que afrontar la etapa de mañana, que aunque en principio es para los velocistas ya sabemos que quí en cantabria nunca es del todo llano y siempre pueden pasar cosas, y luego las dos etapas de Asturias, que serán decisivas, y en las que tenemos que sacar la mayer renta posible". 

Sobre el final en Lagos de Covadonga del miércoles ha explicado que "todos sabemos como es Lagos, un puerto durísmo donde se pùede marcar diferencias, Ojalá gane alguien de casa".

Ha reconocido además que no le da vértigo la idea de ganar la Vuelta -"al revés, lo que sientop es motivación y alegría de estar luchando pro poder ganarla"-  y que vive con emoción ver como le está apoyando el público en cada una de las etapas. "Llegar con el autobús a la salida, y ver que tanta gente me apoya y confía en mí para intentar ganar La Vuelta, a mí me emociona. A ver si el espectador sigue ahí animando en las etapas clave que quedan para darnos más fuerzas", añade un Enric Más que se enfrentará en los próximos días a la oporunidad de ganar su primera Gran Vuelta. 

 

Los mejores vídeos