Roglic pasa al ataque, se cae y cede el liderato a Eiking; Storer repite victoria

El esloveno se marchó de sus rivales en las rampas más duras de Almáchar y luego se cayó en el rápido descenso, perdiendo su ventaja. Bernal y Yates ceden 37". La etapa, marcada por una fuga numerosa y consentida, la remata a lo grande el australiano del DSM. El noruego Eiking (Intermarché), nuevo líder.

Michael Storer (Team DSM) repite victoria en La Vuelta. Foto: Photo Gomez Sport
Michael Storer (Team DSM) repite victoria en La Vuelta. Foto: Photo Gomez Sport

Una etapa a priori de transición (la 10ª entre Roquetas de Mar y Rincón de la Victoria) nos ha brindado un enorme espectáculo y emoción, con una numerosa fuga bidón que ha puesto patas arriba la general, una nueva demostración del joven australiano Michael Storer -quien repite victoria en La Vuelta tras la que lograra en el Balcón de Alicante-, y con un Primoz Roglic desencadenado al que casi le sale redonda la jornada. 

Y es que tras conseguir ceder el liderato -que pasa a manos del noruego Odd Christian Eiking (Intermarché), lo que ahorrará muchos esfuerzos en las próximas jornadas al Jumbo-Visma-, el esloveno pasó al ataque en las rampas más duras del Puerto de Almáchar, que se coronaba a falta de 15 km, y que presentaba 4 km finales durísmos, con una pendiente media cercana al 9%. Ahí fue donde Roglic atacó con decisión soltando a todos sus rivales y demostrando una vez más que es el más fuerte de la carrera. 

 

Coronó con 18" de ventaja sobre Enric Mas, Supermán López y Jack Haig, mientras Egan Bernal y Adam Yates sufrían y marchaban más retrasados. Un golpe de autoridad en un movimiento valiente que a punto estuvo de costarle muy caro, ya que en el rápido y peligroso descenso hasta el Rincón de la Victoria se cayó perdiendo toda su ventaja. Un mal menor teniendo en cuenta que podía haber perdido La Vuelta. 

Roglic entró en meta junto a Enric Mas, López, Haig, Kuss, Vlasov y Grosschartener, a 11´49" del ganador, un Michael Storer (Team DSM) que tras su victoria en el Balcón de Alicante el pasado viernes confirma su enorme potencial siendo de nuevo el más fuerte en una escapada de altísimo nivel, en la que iban hombres como Schachmann, Magnus Cort, Bagioli, Luis León Sánchez, Arensman, Elissonde, Aranburu, Trentin, Calmejane, Champoussin, Narváez, Vansevenant, Jesús Herrada, Guillaume Martin… ¡casi nada!

El australiano -que correrá en el Groupama-FDJ las dos próximas temporadas- se marchó en solitario en la parte más exigente de Almáchar para continuar con su Vuelta de ensueño. Coronaría con 25" sobre Champoussin, Vansevenant, Van Baarle y Eiking, una ventaja que supo mantener en los rápidos 15 km finales. El noruego del Intermarché, de 26 años, encontraría una enorme e inesperada recompensa en el maillot rojo de líder. El segundo ciclista del equipo belga que lo viste en esta Vuelta, tras Rein Taaramäe. 

La cruz de la jornada la han vivido, de nuevo, los líderes del INEOS Grenadiers, Egan Bernal y Adam Yates, que han cedido 27" respecto al grupo de Roglic y Mas y siguen perdiendo fuelle, quedando el colombiano ya a dos minutos y medio del esloveno.

 

Fuga consentida y cambio de líder

Hasta la bendita locura de Roglic, que revolucionó con su inesperado ataque los kilómetros finales, la etapa estuvo marcada por la fuga bidón de 31 ciclistas que se había formado pasado el km 60 y que estaba poniendo patas arriba la general, merced a que en ella iban Odd Christian Eiking y Guillaume Martin, que se encontraban a 9´10" y 9´39" del maillot rojo, respectivamente. 

La fuga fue consentida por el Jumbo-Visma, al que le interesaba ceder el liderato, pero cuando la ventaja de los escapados superó los 13 minutos, cerca de afrontar la subida al Puerto de Almáchar, aceleraron el ritmo. La diferencia se les estaba yendo de las manos. A partir de ahí vimos un inesperado espectáculo

Tras la loca 10ª etapa -que demuestra que cualquier día pueden pasar cosas importantes en La Vuelta-  Eiking pasa a encabezar la clasificación general con 58" de ventaja sobre Guillaume Martin y 2´17" respecto a un Primoz Roglic que sigue siendo el capo de la carrera. Tras ellos Enric Mas, Miguel Ángel López y Jack Haig se consolidan como sus principales amenazas. La Vuelta sigue viva. 

 

CLASIFICACIONES

 

Los mejores vídeos