Los pedales ‘mágicos’ que cambian de color

Ideales tanto para ciclismo urbano como para circular por carretera, los Arclight Redshift se iluminan en rojo cuando miran hacia atrás y en blanco cuando van hacia delante con su giroscopio incorporado

Los pedales Arclight Redshift llaman mucho la atención por su potente luz y su movimiento
Los pedales Arclight Redshift llaman mucho la atención por su potente luz y su movimiento

Diseñados para mejorar la seguridad de los ciclistas cuando circulan por vías públicas, tanto en ciudad como en carretera, los pedales Arclight, de tipo plataforma, alojan cada uno dos módulos LED que cambian de color. Cada módulo tiene la facultad de iluminarse en color rojo o en color blanco, según como vayan orientados.

Redshift Arclight: los pedales que cambian de color según vayan orientados

Se desmontan con facilidad para cargar su batería en el adaptador para cuatro módulos incluido, para que puedas cargarlos todos a la vez, y se fijan con un sistema magnético que los mantiene en su sitio por muchas vibraciones y baches que haya en tu ruta, aunque si vas a usar la bici por una zona muy dura de montaña y no quieres que se estropeen los puedes dejar en casa.

Los Arclight llevan 4 módulos que cambian de color y se insertan dentro del pedal. El cargador permite cargar los 4 a la vez.
Los Arclight llevan 4 módulos que cambian de color y se insertan dentro del pedal. El cargador permite cargar los 4 a la vez.

Los pedales son de aluminio, giran sobre rodamientos sellados y tienen resaltes que le dan mucha adherencia sobre el calzado. El agarre es perfecto, sin queja alguna, incluso con lluvia, pero puestos a mejorar nos habría gustado que esos resaltes, que están construidos con el propio aluminio del cuerpo del pedal, fueran de acero, tipo tornillo y se pudieran cambiar como tienen algunos pedales de BMX ya que con el tiempo tenderán a irse gastando.

Elige modo que el módulo ya elige el color por ti

Un botón al extremo del módulo permite encender y apagar, con una pulsación larga, y cambiar de modo con una pulsación corta entre un parpadeo intensísimo, otro algo más suave (Eco, para maximizar la batería) y un modo fijo. La visibilidad de los pedales es muy alta, a lo que ayuda el hecho de que van en movimiento y eso llama mucho más la atención de los automovilistas.

Los pongas como los pongas, Arclights se iluminan en blanco cuando van al frente y en rojo cuando van hacia atrás gracias a su tecnología de acelerómetro con un chip giroscópico.

Os contamos lo que dice la marca: “Cuando el módulo se inserta sobre el pedal hay un sensor de efecto Hall de campo magnético que detecta si está en el lado derecho o el izquierdo de la bicicleta, el acelerómetro determina la rotación del pedal por la fuerza de la gravedad, filtrando los movimientos y luego se hace coincidir qué lado del módulo de luz está arriba con qué pedal está adentro, y combinando con la información de si está en la parte de atrás o en la de delante se ilumina con el color correcto”.

Pedales Arclight
 

¿Te has enterado…? Nosotros hemos de confesar que no mucho pero el caso es que los hemos probado y funcionan de maravilla.

La autonomía de las luces es de 36 horas en modo Eco, 11 horas en intermitente intenso y 3 horas en modo continuo y las baterías se cargan al 100% desde cero en 2 horas aproximadamente.

Cuando el acelerómetro no se mueve nada durante medio minuto las luces se ponen en standby y se apagan, pero eso ocurre solo con movimiento cero, como hemos comprobado cuando paramos en un semáforo (algunos ciclistas sí que nos detenemos al ver la luz roja :-)) el más mínimo movimiento de oscilación que hagas mantiene las luces activas, así que no temas porque no se te van a apagar cuando estás detenido en un semáforo o en un stop.

Arclight Studio Pedal 2
 

También para usar sin pedales

Además de los pedales, Redshift también ofrece la opción de llevar un módulo de luz montado en la tija de sillín o en el manillar de tu bicicleta, como una luz independiente de quita y pon. Se coloca con una goma con facilidad gracias a su soporte, e igual que los pedales sigue ofreciendo la ‘magia’ de iluminarse en rojo o en blanco, en este caso dependiendo de la orientación: en vertical se pone rojo y en horizontal, sobre el manillar, se ilumina en blanco. Lo puedes cambiar de bici a bici en un segundo.

arclight separado
También puedes usar la tecnología de Arclight con el módulo separado que se comercializa con una base y una banda elástica (45 €), para colocarlo en el manillar o en el tubo del sillín.

OK:

  • Enorme visibilidad, llaman mucho la atención.
  • Alta autonomía.
  • Diseño integrado de total discreción.
  • Ligereza de los módulos.

KO:

  • Peso del pedal algo elevado (700 gramos)
  • Resaltes de los pedales no recambiables

Precio aprox.: 160 € pedales con cuatro módulos y cargador / 45 € módulo adicional + soporte de tija-manillar.

https://redshiftsports.com/products/arclight-pedals

Los mejores vídeos