GALLARDÓN CONTRA TODOS

Llega ya un momento en el que hay que decir ¡BASTA YA!

Pablo Bueno Llorente

Llega ya un momento en el que hay que decir ¡BASTA YA!

Y señalar a los responsables con nombre y apellidos. Se acabaron las medias tintas.

Actualmente se está tramitando en el Congreso un Anteproyecto de Ley de reforma del Código Penal que está levantando ampollas entre las víctimas de accidentes de circulación, que, no olvidemos, podemos ser todos.

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/01/10/espana/1357832213.html

El Anteproyecto va derogar las faltas de imprudencia leve, como se recoge en la Exposición de Motivos y en las Disposiciones Derogatorias que derogan todo el Libro III salvo determinadas faltas que se reconvierten en “delitos leves", entre los que no figura la actual falta de imprudencia.

O sea, en lenguaje asequible, que cualquiera que atropelle a un ciclista hiriéndolo o matándolo, si no va con alcohol, drogas o circulando con desprecio absoluto a las normas elementales de circulación, no será responsable penal. Saldrá de rositas.

Eso significa que no tiene por qué haber investigación de los Agentes de la Autoridad, ni habrá proceso penal. Lo normal es que cuando la patrulla aparezca ante un accidente, le harán soplar al causante del accidente, y si no da positivo y/o aprecian “prima facie" conducta temeraria del individuo, se limitarán a elaborar un sucinto informe.

La víctima sólo podrá acudir a la vía civil, lo que significa que deberá probar por sus propios medios (o sea, dejarse una pasta en peritos) las causas del accidente y la responsabilidad del conductor; deberá acreditar los daños corporales que ha sufrido (adiós a los forenses, bienvenidos los peritos médicos especialistas en valoración de daño corporal que han de pagar los accidentados a precios astronómicos), y, por supuesto, deberá correr con los gastos de  abogados que se encargarán de pasar sus minutas por la cuantía de lo reclamado según las tarifas de los procesos civiles, mucho más caras que las penales.

Y como uno tenga la mala suerte de que la demanda al final no sea estimada, además de lo suyo deberá pagar los gastos del proceso que haya generado la defensa de la aseguradora del causante del accidente (pagar a sus peritos, sus médicos y sus abogados, no precisamente caracterizados por su piedad).

Y a eso añadir que si uno tiene la mala pata de quedarse tetrapléjico, tiene la obligación de anticipar el pago de unas tasas al Estado a fondo perdido por importe de unos 6.000 euros, esas para poder empezar a litigar, y otros 6.000 euros más si ha de recurrir al Tribunal Supremo.

Todo del bolsillo de la víctima.

¿Cómo lo veis?

 

Pues ha costado Dios y ayuda que el colectivo entienda que esto es muy grave y de acción prioritaria, y eso que las víctimas de accidentes ya se han movilizado y han mantenido una reunión con el Secretario de Estado de Justicia clamando contra la reforma, y Fiscalía además ha informado sobre el Anteproyecto en sentido negativo, esto es, argumentando en su contra.

En mi caso traté desde mediados de diciembre de mover este asunto para que la Mesa Nacional de la Bicicleta actuara en vía de urgencia, porque los plazos para aprobar la Ley con mayorías absolutas son muy rápidos. Tras varias semanas de debate parece que la mayoría de los componentes apoyan actuaciones que podamos emprender contra la citada reforma.

Y quiero dejar claro que el responsable de este desatino se llama ALBERTO RUIZ  GALLARDÓN Ministro de Justicia, que cruje al ciudadano con las tasas judiciales, le impide defenderse con el aparato coactivo del Estado y fuerza al ciudadano a echarse en brazos de las miserables ofertas de las aseguradoras. Es Gallardón contra todos.

 

¿A alguno le queda alguna duda de que "me columpio"?

http://www.abc.es/local-comunidad-valenciana/20130115/abci-indultos-trafico-201301151816.html

Más: http://www.abc.es/local-comunidad-valenciana/20130114/abci-silla-indulto-kamikaze-201301141700.html

 

Y no olvidemos que el último responsable es quien le ha puesto, quien le avala y le apoya sin fisuras: ¡Sr. Rajoy, que existimos!