Probamos la BMC Timemachine Road

BMC sigue subiendo el nivel de su bici de ruta más rápida, con más eficiencia, más integración, más versatilidad y menos resistencia al viento.
Desde Suiza, Antonio del Pino/Fotos: BMC -
Probamos la BMC Timemachine Road
Probamos la BMC Timemachine Road

Si al llegar a una presentación te encuentras listo para salir a entrenar a Stefan Küng y Michael Schär… puedes temerte lo peor, bueno, en realidad lo mejor.

Estas dos locomotoras humanas han sido los testers oficiales de la nueva Timemachine 01 y de verdad que lo han sido, porque en dos días pedaleando junto a ellos, hay tiempo para entender que realmente no se trata de dos corredores bien mandados y dispuestos, que han ido a una presentación con la lección aprendida sobre cosas que les han contado, sino que han sido plenamente participes y protagonistas del proyecto.

Conocían el mínimo detalle de la bici y cada paso en la evolución de la nueva Timemachine Road, que siguiendo sus precisas exigencias ha sido desarrollada para las necesidades reales de un profesional del máximo nivel cuyo perfil, con muchos vatios de diferencia obviamente, se alienan mucho más con las necesidades de un ciclista exigente de a pie, es decir, el que busca una única bici rápida y sólida, racing y multidisciplinar… Para hacer puertos, sprints, llanos, curvas y descensos a alta velocidad, frenando en cualquier condición y soportando un peso de usuario de más 75 kilos sin inmutarse.

Aerodinámica real

Con todo el rediseño de aerodinámica funcional aplicada,  BMC integra y maximiza la aerodinámica de forma real en la Timemachine Road y no sólo en estático dentro de un túnel del viento con programas de análisis del CdA. Por eso han integrado sus dos portabidones desarrollados en colaboración con Elite para poder almacenar hasta un litro y 100 centilitros (550cl por bidón) y poder guardar en un punto de gravedad muy bajo el kit de reparación (cabe una cámara, bombona y desmontables), porque al final como ellos mismo decían, las teorías están muy bien, pero el ciclista necesita beber y es algo que aunque sea un inconveniente en el ideal del diseño, hay que atenderlo y darle una solución efectiva.

Además, este kit aero contempla y mejora la negativa turbulencia del pedaleo, la interacción del ciclista sobre la bici, los vientos cruzados y hasta cómo afecta el paso o la posición de otros corredores con el viento turbulento que se provoca dentro de un pelotón, todo a una escala efectiva para lo que necesita una bicicleta y mejorar lo que siente un ciclista sobre ella…Y todo esto no sólo lo dice BMC sino que lo observamos y suscribimos nosotros, con un comportamiento exquisito y preciso al nivel de la reputación del mejor producto suizo. Es una pieza magistral de puntera a puntera.

On the Road

Respetando los ratios de estructuras aero establecidos por la UCI, BMC no ha querido ir mucho más allá aunque la última actualización del reglamento  permita más licencias. Han priorizado las necesidades de sus corredores, que defienden que la posición optimizada es la gran clave (por eso ofrecen hasta potencias ICS de 140mm y a Küng le han hecho una de ¡160mm!)  para mantener ese equilibrio dinámico y calidad de conducción a la que hacemos referencia. Así han apostado para la Timemachine Road por un diseño de sección trasera truncada en todos sus tubos que, como se ha demostrado ya históricamente, optimiza los objetivos más buscados en una bici aero y en cualquier bici, es decir, reducir el drag frontal y estabilizar la bici con vientos cruzados, y pueden contener el peso en la medida de lo posible, aunque la bici no sea una pluma, pero no sacrifican en ningún caso la calidad estructural de la bici.

Lo han conseguido con matrícula de honor, es una de las bicis más aero y sofisticadas para ruta de la actualidad, porque aunque lógicamente cada vez las bicis de diferentes marcas se parecen más entre ellas, cuando te subes a esta nueva Timemachine Road, te das cuenta de que una bici con semejante equilibrio entre velocidad, filtrado, eficiencia y seguridad… no hay muchas otras así la verdad. No es sensacionalismo, es en lo que han trabajado los ingenieros de BMC bajo las necesidades de “monstruos” como Küng o Schär, han puesto los medios y en esta bici sobre todo han mejorado en lo que les han pedido, que sea muy aero, pero que por encima de todo la bici permita controlar con confianza todo lo que pase a alta velocidad.

Frenos de disco más integrados

Como ya viene siendo sello de la propia marca en todas sus creaciones tope de gama más vanguardistas, el cableado ICS reduce el área frontal de la bici al mínimo guiando tanto los cables de los cambios en el caso de que los lleve, como de los frenos, es este caso de disco, que van totalmente conducidos por el interior de la bici, habiendo alcanzado en esta nueva versión la excelencia en lo referente al giro totalmente fluido y de pleno rango de movimiento del manillar, como la eliminación de todo tipo de vibraciones y ruidos internos asociados a este tipo de diseños. Han dado un paso más allá en la optimización de los frenos de disco, carenando el espacio frontal de la horquilla para minimizar la presión del aire entre el disco y las pinzas dentro de las Timemachine Road.

De Nota: también con SRAM Red eTap HDR

Además del cuadro de montaje disponible para que llegado el caso puedas construírtela a tu gusto, ofrecen esta versión con SRAM Red Etap, que a nuestro parecer es, espectacular…y le resta un buen puñado de gramos.

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...