Malori: “La bici me ha ayudado a superar algo más duro que un puerto”

El italiano asegura que “no pienso en todo lo que podría haber ganado” de no haber sufrido el accidente que le cambió la vida en el Tour de San Luis pero admite que “siempre tendré la duda, aunque he ganado algo más importante”.
Ainara Hernando -
Malori: “La bici me ha ayudado a superar algo más duro que un puerto”
Malori: “La bici me ha ayudado a superar algo más duro que un puerto”

Adriano Malori está de vuelta en España. El ya ex ciclista italiano estuvo presente este fin de semana en las jornadas de Ciclismo es vida, Educando con el ciclismo en la localidad aragonense de Ejea de los Caballeros donde dio una intensa y emocionante charla que fue recibida con una enorme ovación. El publico asistente acabó aplaudiéndole en pie y muy emocionado al escuchar su historia de superación tras el grave accidente que sufrió en la quinta etapa del Tour de San Luis y que, a la postre, ha acabado con su carrera deportiva.

Ha cambiado mucho Malori desde entonces. El ciclista que comenzaba aquella temporada después de ser medalla de plata en el Campeonato del mundo de Richmond y de ganar la última crono de la Vuelta a España un año antes sufrió una grave caída que cambió por completo su vida y también su carácter. Sus mejores años como ciclista, en los que estaba entrando, con una prometedora carrera que iba a más parecían no tener limites pero se truncaron en una carretera argentina. “No pienso en lo que podría haber ganado porque me comería mucho la cabeza”, asegura. “Siempre tendré esa duda y me da rabia pero he ganado algo más importante”.

No duda en señalar que “he superado algo más duro que un puerto” y que, sin duda, ese carácter de superación que tanto le ha ayudado en su recuperación se la debe a la bicicleta y la personalidad que desde pequeño el ciclismo le ha forjado. Las largas jornadas de rehabilitación en Pamplona son ya historia, Malori practica deporte por su cuenta, “bici y gimnasio”, cuenta, aunque su visita a España fue mucho más allá de las conferencias del fin de semana, puesto que este miércoles se sometió, también en la capital navarra, a una intervención para quitarle del hombro la placa que le colocaron al romperse la clavícula en la Vuelta a Castilla y León este año, la que fue su última carrera antes de poner punto y final a su trayectoria como ciclista.

“Ahora a España vendré a ver a los amigos, esta es mi segunda tierra”, asegura. Eso será si le queda tiempo. “Estoy metido en un montón de proyectos”. Marcas que han acudido a él como imagen para ser embajador, charlas y sobre todo, preparar entrenamientos. Eso es lo que más le motiva. “Estoy entrenando a cicloturistas y me dicen que les gusta. Además, sigo estudiando en la Federación Italiana para sacarme el título de entrenador. Me estoy abriendo un montón de puertas”, resume.

Esta última es la que más le motiva. “Mi sueño es entrenar a la selección italiana o a algún equipo importante como técnico de crono. Aunque más que un sueño es un objetivo”, dice. Su meta es ocupar un cargo al estilo de Marco Pinotti, que es técnico de crono en el BMC. Poner todo su talento que como ciclista tenía y todos los conocimientos que ha adquirido en su carrera al servicio de otros. “La crono es una cosa que solo la sabes si la vives. La motivación, el entrenamiento, la postura…esa sensación cuando estás en la salida que arranca la cuenta atrás es un momento de adrenalina tremenda. La echo mucho de menos. Es lo que siento que más me falta, la adrenalina que me daba la bici”.

Confiesa que echa de menos el ciclismo. “Porque estaba en el mejor equipo del mundo (en referencia al Movistar), en un ambiente increíble. Estaba muy a gusto y había llegado a un nivel que siempre soñaba. Pero ahora estoy muy feliz. No tengo ningún remordimiento”, dice “estoy súper contento porque ahora que he dejado la bici tengo mucha gente que me llama, muchos amigos. No me siento solo. Y eso me dice que además de buen corredor, he sido buena persona y lo agradezco mucho”.

Cuenta que “después de lo que me pasó he notado que mi imagen es más fuerte en España que en Italia. Especialmente después de que se estrenara el Informe Robinson. Al principio, con la recuperación, mi historia tuvo más impacto en Italia pero después de dejar la bici, es casi el doble de grande aquí que en mi país”.

El emotivo reportaje que dedicó Informe Robinson a la recuperación de Adriano Malori

Por eso aprovecha para mandar un mensaje: “Si quieres, puedes”, porque “la bici te enseña más de lo que crees. Yo luché como si fuera una contrarreloj para recuperarme, lo más rápido que pude”. Ahora, su historia, los videos que le grabaron durante la rehabilitación y todo su proceso de recuperación es usado como motivación. “El neurólogo que me trató me ha dicho que están transmitiendo a los pacientes mi carácter y mi actitud. Mi sueño cuando era corredor era conseguir una medalla olímpica. Ahora, mi objetivo es ser feliz”.  Y lo está consiguiendo.

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...