David de la Cruz: “Mi objetivo es disfrutar cada carrera. Quiero dejar de mirar a largo plazo”

“En el INEOS no encontré mi espacio nunca”, dice el corredor español del UAE Team Emirates.

Iñigo Zubeldia - @inigo_zubeldia. Foto: Bettini Photo

David de la Cruz: “Mi objetivo es disfrutar cada carrera. Quiero dejar de mirar a largo plazo”
David de la Cruz: “Mi objetivo es disfrutar cada carrera. Quiero dejar de mirar a largo plazo”

Dicen que cada uno recoge lo que siembra y que quien la sigue, la consigue. Esto es lo que debe pensar David de la Cruz cuando repasa su trayectoria profesional y los éxitos que le avalan. El corredor catalán debutó esta temporada con su nuevo equipo, el UAE Team Emirates, en la Volta a la Comunitat Valenciana tras una aciaga temporada en el INEOS, donde fue incluido a última hora en el ocho de la Vuelta a España 2019.

Uno de los mejores escaladores del panorama nacional prefiere ser cauto a la hora de marcarse objetivos e ir partido a partido. Sin apresurarse pero con ambiciones, se detiene con ahínco en los entrenamientos que, sin duda, marcarán su trabajo y el devenir de la temporada.

El ciclista catalán ha firmado para las dos próximas temporadas con el equipo de Joxean Fernández Matxin. El mánager general del equipo sabe que puede explotar al máximo su talento y convertirse en una pieza clave. El corredor sabadellense cuenta con cinco victorias en su palmarés: una etapa de la Vuelta a España 2016, etapas en París-Niza 2017 y 2018, una etapa de la Vuelta al País Vasco 2017 y la contrarreloj individual en la Vuelta Andalucía 2018.

El próximo martes vuelve la competición -tras el parón por la Covid-19- con la Vuelta a Burgos, donde De la Cruz será uno de los pesos pesados del UAE. El corredor español ha tenido que modificar su calendario: no estará en el Giro y comenzará en la ronda burgalesa su preparación para el Tour de Francia y la Vuelta a España. Antes de debutar con el equipo, charlamos con él en Valencia para Ciclismo a Fondo. Una conversación de un deportista sensato, prudente y muy reflexivo.

 

- Una etapa que acaba y otra que empieza.

- Al final es una etapa más en la vida. Nuevo proyecto. Nuevo equipo. Estoy contento.

- ¿Tener corredores en el equipo como Fabio Aru o Pogacar, ayudaron a que te decidieras por el UAE?

- Cuando ves grandes corredores también es un reclamo. Es un equipo muy equilibrado. El UAE tiene buenos corredores, pero con muchos perfiles diferentes. Contamos con una estrella, como es Tadej, que todo apunta que va a llegar muy lejos, y ciclistas contrastados como Fabio Aru o Fernando Gaviria. Pogacar se ha descubierto aquí. Casi nadie le conocía. Y han sido capaces de coger a un chaval desconocido y ha rendido. Eso quiere decir que el equipo lo está haciendo bien. Estas cosas se valoran.

- ¿Qué tal fueron los entrenamientos previos al inicio de la temporada?

- Bien. Siempre, cuando cambias de equipo, son muchos cambios, pero me he adaptado muy bien. Me siento bien de forma. He entrenado bien con el preparador que me ha asignado el UEA que, en este caso, es Yeyo Corral y me siento muy a gusto.

- ¿Cómo empezaste la temporada físicamente hablando?

Bien, aunque siempre es una incertidumbre cómo vas a arrancar. Lo importante es estar bien de salud. Este invierno no sufrí ningún percance. Buenas concentraciones con el equipo, una en diciembre en Benidorm y otra en Sudáfrica. Pasé un invierno muy tranquilo en ese aspecto y muy relajado.

- Ahora hay que demostrarlo en la competición. Regresan las carreras con la Vuelta a Burgos. ¿Cómo enfocas la temporada?

Siempre hay carreras que tienen una importancia para ti y para el equipo como proyecto deportivo, como el Tour de Francia o La Vuelta, donde el equipo te quiere en el mejor estado de forma posible. Pero mi objetivo es disfrutar cada carrera que haga. Todos los años me he puesto objetivos en esta carrera, en esta otra... Y no. Lo que quiero es entrenar bien, que rinda en los entrenamientos, que en las carreras me salga el rendimiento que tengo en los mismos y con esa ilusión seguro que llegan buenas cosas. A veces uno tiene la sensación que cuando pienso en una carrera, ya dejo de pensar en la que viene. Igual mañana no estoy con los mejores, pero igual sí que lo estoy. A la carrera que vaya, quiero sacar el máximo rendimiento. Y al final de año hacer una valoración. Quiero de dejar de mirar a largo plazo.

- ¿Esta nueva mentalidad se debe al cambio de aires?

- Quién sabe, puede que sí. Uno va cerrando etapas, y con ello, madurando.

- Aquí puedes tener un rol con mayor responsabilidad.

- Sí, claro, no marcarse objetivos no significa que uno tenga sus ambiciones. Soy consciente de que antes de llegar esos objetivos, hay otros pasos. Y uno de esos pasos es que tengas un espacio. Y yo aquí lo vi. Sé que también va a ser difícil. El puesto te lo tienes que ganar. Fue clave el decir voy a un equipo donde las ambiciones que pueda tener me permitan luchar por ellas. Luego ya veremos qué herramientas utilizamos para pelear por esas ambiciones. Pero, por lo menos, que me lo permitan. Fue uno de los principales motivos para estar aquí.

- Aunque quieres ir partido a partido, ¿la Vuelta a España es un objetivo?

- Quiero que mi preparación y mi condición física vaya creciendo para llegar en el mejor estado de forma a La Vuelta. Tengo la idea con el equipo y con mi entrenador de llegar en un estado de forma -como en otras ediciones- que me ha permitido sacar un máximo rendimiento en esa carrera. ¿Con qué objetivo? Pues sacar el máximo rendimiento.

- ¿Qué espera el UAE de ti? ¿Qué te comentó Matxin?

- Cuando me llamó, lo que pude entender de sus palabras es que me quería para sacar mi mejor rendimiento. Al final es lo que quería escuchar porque es lo que yo busco. El equipo me dejó claro que en las carreras que, por historia, más he rendido, como la Vuelta a España, me querían ahí en el mejor momento de forma posible. Me transmitieron: ¡David, confiamos en ti!, queremos que tú confíes en ti, que te sientas a gusto, que tengas ilusión y no sientas presión. Y eso fue lo que me hizo decidirme por el UAE. Con Matxin ya había estado en el QuickStep. Tengo buen feeling con él. Me transmitió esa ilusión porque venía de un año que me ha costado más con el INEOS. Lo que uno busca son esos revulsivos.

- ¿Uno de los errores fue que estabas muy presionado en el INEOS?

- No, presionado no. La presión se la pone uno mismo. Simplemente que en el INEOS no encontré mi espacio nunca. Cuando uno no encuentra su espacio, le cuesta rendir. ¿De quién es la culpa? Es un poco de todo. Cuando no encuentras tu espacio y dejas que eso te afecte, es una bola que se va haciendo más grande. Si lo analizo mirando hacía atrás, en el QuickStep rendí muy bien porque tenía un espacio. En el Sky creo que tuve un nivel muy alto y así lo demostré en la París-Niza. Cuando el tiempo va pasando, ves que no hay ese espacio natural porque hay los corredores que hay y uno se empieza a plantear: ¿qué hago yo aquí? Eso hace que tu temporada se vuelva más sombría. No es un tema de presión. Cuando tú vas a un equipo, haces una apuesta y a veces sale bien o mal.

- Lo importante es que no te tiene que afectar el pasado y centrarte en disfrutar para sacar tu mayor rendimiento físico.

- Esa va a ser la clave. Disfrutar del momento en el que estoy ahora. Es un proyecto muy bueno. Mucho más de lo que se puede ver por fuera. Se trata de disfrutar y no dejar que los malos momentos condicionen o entorpezcan el momento.

- Tú eres un corredor ambicioso. ¿Hasta dónde crees que puede llegar David de la Cruz?

- Estoy intentando este año no pensar en un objetivo concreto. No pensar en que quiero llegar a La Vuelta y vestir el maillot rojo. Cuando vienes de un año complicado, ¿qué es lo más importante? Lo importante es rendir. No quiero pensar hasta dónde puedo llegar. No lo sé ni yo ni los entrenadores. Puedo llegar mucho más lejos o no llegar a nada. No quiero decir que deseo estar en el top-5 en la Vuelta a España. Eso te lo habría dicho hace un año o dos años. He aprendido que lo que cuenta no es lo que quiero hacer ahora, sino lo que hago ahora. He reflexionado y he llegado a la conclusión que no sé hasta dónde puedo llegar.

- ¿Te ha venido bien el cambio de aires?

- Sí, lo necesitaba. Cambiar de estructura y respirar aire fresco. Me viene bien estar en un equipo donde haya tanta influencia latina porque vengo de estar unos años en equipos anglosajones o del centro de Europa. Se agradece hacer las bromas en tu idioma. Lo echaba de menos.

- El Mundial de Suiza es una carrera muy idónea para escaladores como tú.

- Incluso más duro que el de Innsbruck. Es una carrera muy atractiva para corredores de mi perfil. Es una prueba que me interesa.

- Antes has comentado que La Vuelta es tu objetivo. Aunque no quieres presionarte, ¿vas a luchar por estar en la parte delantera en la general?

- Me hace mucha ilusión pelear por la clasificación general de la Vuelta a España. Es la carrera de casa, donde escuchas tu idioma en todos los sitios y están todos tus conocidos. Tal vez es la carrera, de todas las que he hecho, junto a la Vuelta al País Vasco, en la que más apoyo he sentido del público. Cuando vi el recorrido de la Vuelta a España me gustó. También está bien buscar ese equilibrio y hacer acto de presencia por el norte.

- ¿Te quedas más satisfecho ganando una carrera, luchando por la general de una grande o llegando a final de temporada rindiendo al máximo? ¿Qué dos propuestas eliges?

- Con la última, con esa sensación de decir que he sido capaz de dar mi mejor versión y sacar mi mayor rendimiento. Está claro que las victorias te dan valor, de cara a los equipos o al público, pero de cara a uno mismo, muchas veces lo que te queda es pensar, yo ahí he rendido, mejor o peor, y eso te da una tranquilidad que hay que vivir para entenderla. Eso te deja satisfecho.

- Quedan años para ver al mejor David de la Cruz.

- Esperemos que lo mejor esté por venir. Siempre debo tener esa mentalidad. Si no fuera así, entonces debería cambiar de etapa.

Los mejores vídeos