Mireia Benito “Las escapadas nos hacen mejorar muchísimo; ir siempre a rueda, no”

Entrevistamos a la corredora tarraconense del Massi-Tactic, una de las protagonistas del ciclismo femenino español durante este mes de mayo.

Fran Reyes.

Mireia Benito en una imagen de la pasada Itzulia. Foto: Rafa Gómez (Sprint Cycling Agency)
Mireia Benito en una imagen de la pasada Itzulia. Foto: Rafa Gómez (Sprint Cycling Agency)

De los catorce días de competición UCI femeninos disputados en España durante el mes de mayo, cuatro registraron la presencia de Mireia Benito (1996, Llorenç del Penedès) en la escapada del día. No solo eso: la tarraconense del Massi-Tactic consiguió llevar a término su fuga en la Clásica de Navarra, una de las carreras más duras del mes, para ser cuarta en meta sólo superada por tres ciclistas de primera división.

Licenciada en Biotecnología, con Máster en Biología Molecular y Biomedicina y también en Profesorado, nos atiende recién regresada a casa para trazar balance de su “intenso” mes de mayo, comentar su punto de vista sobre el crecimiento del ciclismo femenino español y contarnos por qué abandonó el baloncesto por la bicicleta con 19 años. Más allá de su reciente protagonismo, Mireia Benito es un nombre a seguir por su rendimiento, su potencial… y su actitud competitiva.

 

P. ¿Cómo ha sido mes de mayo?

R. Muy intenso y repleto de oportunidades. A título personal, me ha cambiado muchísimo. Venía de una época de muy mala suerte en la que el viento soplaba en mi contra. A raíz de competir y disponer de estas oportunidades, de todo lo ocurrido este mes, se ha invertido totalmente esa tendencia. A nivel de equipo, podría decir lo mismo. Hasta ahora habíamos conseguido pocos éxitos y durante este mes hemos logrado subir al podio mediante premios de la combatividad y clasificaciones secundarias, reconocimientos que nos llenan mucho como equipo.

P. En tu caso particular, has completado 13 días de competición en 20 naturales.

R. Nunca había competido tanto tan seguido. De hecho, no era lo que teníamos planificado. Sin embargo, mi equipo sufrió bajas que era necesario suplir… y yo acepté encantada hacerlo porque tenía muchas ganas de correr. Se me ha hecho bastante duro; en la Vuelta a Burgos las piernas pesaban de tanta carga que llevaban y no he podido estar tan activa como me gustaría.

P. ¿Estás satisfecha de tu nivel en este mes de competición?

R. Sí, realmente me encuentro en un estado de forma bastante bueno. Este año he cambiado de entrenador y modificado mi preparación para hacerla más profesional y cuidar mucho más aspectos como la nutrición o el descanso. Hasta ahora no había notado demasiado la diferencia, pero este mes sí que se ha hecho sentir.

P. ¿Sabías que tenías este nivel?

R. En realidad, me costaba verlo. En los entrenamientos podía notar que los números mejoraban, pero a la hora de competir influyen muchos factores más allá del rendimiento puro y duro. Tanto mi entrenador como mi entorno tenían claro que podía dar mucho de mí, pero yo en cambio albergaba muchas dudas. En este mes de mayo he podido demostrarme que estoy mejor de lo que pensaba.

Mireia Benito
Foto: Rafa Gómez (Sprint Cycling Agency)

P. Massi-Tactic ha sido el equipo más combativo de esta época de competición. ¿Por qué esa táctica agresiva? ¿Qué os aporta protagonizar escapadas?

R. Somos un equipo modesto que está creciendo año a año. En estas carreras no es realista dejarnos ver disputando la general o una victoria de etapa tú a tú con las mejores; nuestra mejor opción es atacar desde lejos. En el ciclismo femenino hasta ahora se dejaba todo para el final y, si esperamos a que arranquen los equipos Women’s WorldTour, es muy difícil estar ahí. Ésa es la razón de nuestro cambio de actitud. Además, sentimos que las escapadas nos hacen mejorar muchísimo. Son esfuerzos que la mayor parte de días no te llevan a un buen resultado. Sin embargo, ese esfuerzo, esas fugas fracasadas, propician que tu nivel vaya aumentando porque te exprimes mucho más de lo que lo harías quedándote en el pelotón. Esta dinámica se contagia a las compañeras y provoca que vayamos mejorando nuestro nivel en conjunto. Y, claro está, siempre existe la opción de que una fuga lejana triunfe. Es nuestra oportunidad de ganar y debemos buscarla.

P. Hace poco, el preparador de una ciclista juvenil me comentaba que su pupila arrojaba mejores datos entrenando que compitiendo. Sorprende lo pasivas que son algunas carreras del calendario nacional.

R. La gente tiene tanto miedo a no ganar, al fracaso, que prefiere no intentarlo. Es un gran problema que está estancando el nivel del ciclismo femenino. Si siempre esperas que el resultado sea ganar, si siempre buscas ese único objetivo, en primer lugar será muy complicado que lo consigas y en segundo cada vez te resultará más difícil porque las carreras no te aportarán tanto como podrían. Acostumbrarse a ir a rueda no te mejora. Justamente esta forma de correr está perjudicando al crecimiento del ciclismo femenino.

P. ¿Qué opinas de las carreras y recorridos de este mes? ¿Benefician la progresión de las ciclistas del panorama nacional?

R. Sí, aunque nos vendrían bien que existieran más carreras de un nivel un poco más bajo. No podemos pretender que el ciclismo femenino español pase de la manera de correr que estábamos viendo hasta ahora en el calendario nacional, tan pasiva y con un nivel que todavía está por estallar, a un ciclismo de ataque a nivel WWT. Es un placer y una gran oportunidad competir en esta categoría, pero sería bueno contar con más pruebas .1 y .2 en las que destacar sea más asequible. No obstante, no me gustaría en absoluto desmerecer la gran labor que ya se está haciendo a nivel de calendario, sino agradecerla.

P. Tu carrera como ciclista empezó con 19 años. ¿Por qué tan “tarde”?

R. Fue más el destino que una decisión propia. Yo jugaba al baloncesto y por distintas lesiones me recomendaron montar en bicicleta durante la pretemporada para trabajar los cuádriceps y la musculatura de las piernas. Desconocía totalmente el ciclismo de carretera y la competición, y al principio me tenían que obligar a seguir el consejo médico. A base de ir entrenar le cogí el gusto a este deporte y, cuando mi equipo de baloncesto cerró, empecé a correr en el Catema.cat, filial de Massi-Tactic, para formarme como ciclista.

P. ¿En qué punto está tu carrera deportiva ahora mismo?

R. Está en un punto de no retorno. Quiero apostar el todo por el todo para perseguir y alcanzar nuevos objetivos. Acabé los estudios el año pasado, ya tengo 25 años y no estoy para seguir probando a ver qué pasa, dudando de si trabajo, si compagino, si sigo estudiando… No. Quiero intentar ser ciclista profesional, progresar, seguir disfrutando, y poner todos los medios para que sea así. Siempre he disfrutado muchísimo del ciclismo, creo que por haber empezado tarde y voluntariamente. Acuso la falta de experiencia en muchas circunstancias, pero eso se suma a base de pedalear. Tengo la ilusión intacta y las cosas muy claras.

 

Nuestros destacados