Prueba: MMR Adrenaline Aero

Tres años después de lanzar su primer modelo aerodinámico de ruta, la empresa asturiana refuerza su apuesta con una bici con más soluciones tecnológicas que apuntala su completa gama Adrenaline.
Joaquín Calderón / Fotos:Rafa Gómez -
Prueba: MMR Adrenaline Aero
Prueba: MMR Adrenaline Aero

Tal y como está el mercado de la bicicleta, con una competencia feroz, una mala decisión a la hora de diseñar un lanzamiento puede convertirse en un lastre que una marca arrastrará como mínimo dos o tres años y que, dependiendo de su fortaleza y de las expectativas puestas en esa novedad, puede suponer un drama. Por eso, con la cautela que caracteriza a MMR, acostumbrada a crecer de manera constante, pero paso a paso, la Adrenaline Aero que llegó al mercado en 2014 era una bici con perfiles aplanados en los tubos horizontal y diagonal que mantenía diseños tradicionales en otras partes del cuadro. Es decir, era una especie de ensayo que no rompía drásticamente con la escaladora Adrenaline SL, sino que introducía soluciones con las que la marca buscaba conocer la respuesta del mercado antes de embarcarse en el laborioso proceso de diseño y fabricación de una bici puramente aerodinámica.

 “Postura exigente y soluciones aerodinámicas para buscar la máxima deportividad”

GOTAS DE AGUA

Con la lección aprendida, la actualización de la Adrenaline Aero se ha centrado en renovar las partes donde no se había trabajado anteriormente en sus cualidades contra el viento: en la tija de sillín, que deja la sección redonda y adopta una forma similar a una gota de agua con un sistema de cierre en cuña muy sólido, con una tolerancia mínima; el tubo de sillín y los tirantes, más gruesos y planos; y en la horquilla, en la que se utilizaban formas clásicas en la versión anterior y que ahora es más ancha y plana, rematándose con una corona diseñada para que se integre con el tubo diagonal y evitar así escalones en la transición para mejorar la circulación del aire hacia la parte trasera de la bici.

CONTINUIDAD. La introducción de una nueva horquilla cuya corona se integra en el comienzo del tubo diagonal es una de las mejoras que los asturianos han introducido en la Adrenaline Aero, ya que la versión anterior utilizaba una horquilla recta.

Si la versión anterior nos pareció una bici polivalente, con bastante parecido a la Adrenaline SL, con este rediseño MMR apuesta por la vertiente más deportiva. Primero, por su geometría, con unas medidas radicales en la parte delantera que permitirán a los más flexibles conseguir una posición muy tumbada; después, por la tremenda rigidez del triángulo trasero, que sumada a las cortas vainas hace que los cambios de ritmo sean sencillos con sólo levantarnos sobre los pedales. Sin embargo, esta orientación hacia el rendimiento tiene contrapartidas, ya que no es una bici para los que busquen una postura más relajada -o se arriesgan a tener que utilizar varios separadores de dirección- ni tampoco, por el predominio de tuberías planas y por el aumento de las secciones de los tirantes, la comodidad es su mejor virtud, aunque es llevadera incluso en carreteras rotas gracias a las cubiertas de serie de 25 mm.

PEQUEÑO SACRIFICIO. El aumento del tamaño de los tirantes ha mermado ligeramente la capacidad de filtrado respecto a la versión anterior, en la que eran similares a las de su hermana escaladora; a cambio, se ha conseguido un triángulo trasero muy sólido.

Resulta ideal para salidas en torno a las 3 o 4 horas; a partir de ahí, es necesario estar en buena forma para no resentirnos por su exigente postura de conducción y por su limitada filtración de vibraciones.

ESCONDITE. El sistema de cierre del sillín, una cuña que está integrada dentro del tubo vertical y se adapta a la forma plana de la tija para apretarla con homogeneidad, queda resguardado debajo de un guardapolvo de plástico que se mantiene bien asentado.

ESPERADO REENCUENTRO

Quisimos llevarla al límite fuera de su terreno, en una ruta por la Sierra de Guadarrama de más de 200 km y 4.000 m de desnivel ascendiendo los puertos más famosos de Madrid, y nos demostró que, aunque peca de mayor peso respecto a la versión SL, se puede defender con dignidad en largas rutas con pendientes por debajo de los dos dígitos. Es decir, no es la bici más recomendable si tu pasión son los puertos de montaña, pero dentro de su concepción aero deja espacio a cierta polivalencia. Sí nos limitó el desarrollo de serie, con platos 53/39 y casete 11/25. ¡Qué lejos queda la época de esos desarrollos y qué rápido nos hemos acostumbrado al compact -nuestro preferido, 52/36-!

UNA VIGA. Con estos enormes volúmenes en la unión de los tubos vertical y diagonal, es sencillo concluir que la rigidez del pedalier está más que garantizada en la Adrenaline Aero, en el que MMR ha optado por utilizar un sistema con cazoletas PressFit.

Seguro que habéis reparado en que últimamente pasan por aquí pocas bicis con Campagnolo, que ha perdido cuota de mercado en montajes de serie respecto a Shimano y SRAM. La respuesta atiende a razones comerciales, exclusivamente, ya que poco tienen que demostrar los italianos en cuanto a fiabilidad de sus componentes. Por eso, hay que reconocer a marcas como MMR que siguen apostando por ellos, como con este Campagnolo Chorus con el que volvemos a encontrarnos después de la prueba de larga duración que le realizamos.

LUJO ITALIANO. MMR mantiene una buena relación con Campagnolo y podemos encontrar varios montajes en su catálogo con los grupos de Vicenza, como este Chorus que, además de funcionamiento impecable, aporta un innegable valor estético a la bici.

Sin entrar en si está o no por encima del Ultegra o más cerca o más lejos del Dura-Ace, su funcionamiento es impecable y sus detalles de carbono mejoran la estética de la bici. Sólo esperamos que Campagnolo introduzca en la próxima versión el gatillo para bajar coronas al estilo del EPS, que, aunque pierde su capacidad característica de bajar varias de golpe, mejora el alcance desde la parte baja del manillar. Más habituales en esta sección son las Fulcrum Racing Quattro Carbon, que nos mantienen encandilados por su robustez y la calidad de sus bujes.

ESPECTACULARES. Las Fulcrum Racing Quattro Carbon han pasado en varias ocasiones por aquí y no nos cansamos de recomendarlas porque son, por su calidad de construcción, una de las mejores opciones del mercado en su precio: alrededor de 1.000 €.

El último gran argumento de la bicicleta aerodinámica de los asturianos es su competitivo precio, teniendo en cuenta, como en esta versión con ruedas de carbono, que en los montajes no se escatima utilizando componentes de gamas inferiores.

GEOMETRÍA

Bajísima. Además de introducir cambios como la tija de sillín y la inserción del tubo diagonal y la horquilla, MMR ha modificado ligeramente la geometría de la Adrenaline Aero, que ahora es, sobre todo, considerablemente más baja para ofrecer la posibilidad de conseguir una postura tan aerodinámica como nos podamos permitir por nuestra flexibilidad. Una pipa de dirección cortísima -135 mm en talla M- marca las cotas de una bici que además ha reducido su longitud entre ejes respecto a la versión anterior, por lo que será importante que os cercioréis de comprobar vuestra talla correcta. Aunque ahora son más pequeñas, MMR ha introducido una medida más, la XXL, por lo que ahora son seis las tallas disponibles.     

MMR Adrenaline Aero

SIN CERRAR PUERTAS. Su hábitat natural son rutas en torno a tres horas en las que predomine el terreno llano, aunque agradeceremos su peso contenido cuando afrontemos jornadas con puertos largos.

CUADRO

Cuadro Carbono monocasco unidireccional

Horquilla Full carbon

Tallas XS a XXL

Colores Negro y rojo / Negro y verde lima

TRANSMISIÓN

Bielas Campagnolo Chorus 53/39

Desviador Campagnolo Chorus

Cambio Campagnolo Chorus

Manetas Campagnolo Chorus

Cadena Campagnolo Chorus

RUEDAS

Ruedas Fulcrum Racing Quattro Carbon

Casete Campagnolo Chorus 11-25

Cubiertas Hutchinson Fusion 5 Perf. 25 mm

Frenos Campagnolo Chorus

COMPONENTES

Manillar Ritchey Comp Curve

Potencia Ritchey Comp 4 - Axis

Tija MMR Adrenaline Aero Carbon

Sillín Selle Italia XR

CIFRAS

Peso Total 7,395 kg (sin pedales)

Precio 3.999 €

Distribuidor SLS Bikes, 984 11 09 70

Página web de MMR

Te recomendamos

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...