Una Vuelta a Portugal con sabor español

La 'grandissima', que comienza mañana, tendrá a los españoles como grandes candidatos al triunfo final
admin -
Una Vuelta a Portugal con sabor español
Una Vuelta a Portugal con sabor español

Fotos: Rafa Gómez

Como viene sucediendo en los últimos años, la Vuelta a Portugal, que comienza mañana, tendrá de nuevo un marcado acento español. Los grandes candidatos al triunfo en la general final de la prueba por etapas más importante del país vecino tendrá en los españoles a los grandes apostadores de una quiniela en la que también entrarán en juego algunos corredores portugueses. La "grandíssima" se presenta, en cuanto a recorrido, muy similar a la de años anteriores, con unas primeras etapas aptas para los velocistas, dos grandes etapas de montaña para marcar las diferencias entre los favoritos y una contrarreloj final.


Se comenzará en el Algarve luso, con una prólogo de 6.4 kilómetros. Las dos primeras etapas serán llanas y, a pesar de contar con tramos de pavés en los kilómetros finales y pequeños repechos, lo más probable es que en ellas se vivan sprints en los que los equipos portugueses y especialmente el Liberty Seguros, con Cándido Barbosa sea el que mayores premios se lleve. Para la tercera jornada estará reservado el primer final en alto, será en el puerto de Torres, tras 171 kilómetros y después de que los participantes hayan superado el Alto de Portela do Arao y un paso previo por meta. Esta etapa servirá para establecer las primeras diferencias entre los favoritos, y como chequeo para los rivales.



En la cuarta etapa volverán a ponerse en liza los equipos de los sprinters, puesto que las sucesivas jornadas, hasta la del jueves día 21 serán aptas para los hombres rápidos, puesto que se antoja una empresa difícil poder llegar a meta sin ser engullido por un pelotón en el que los escuderos de Barbosa intentarán proteger la carrera para que su líder continúe engrosando su palmares con victorias de etapa parciales. El segundo final en alto llegará en la séptima etapa. Será en Santo Tirso, alto de segunda categoría en el que estará la meta de una jornada rompepiernas donde el trazado reserva dos subidas más antes de la conclusión, la de Balazar, a 46 kilómetros del final y Areal, a tan sólo 6 kilómetros de meta.



Pero la gran jornada montañosa será la de la penúltima etapa, con final en Mondim de Bas. Cuatro puertos, dos de segunda categoría y otros dos, Alto do Viso y Alto do Velão- Campanhó de primera, más el final en alto en Sra Graça, jalonan los 146 kilómetros de una jornada corta pero que romperá la clasificación general. A pesar de ello, ésta no será la batalla final, puesto que la última etapa concentrará a buen seguro toda la emoción para el desenlace final de la carrera. Una contrarreloj llana hasta su tramo final de algo más de 31 kilómetros entre Penafiel y Felgueiras servirá para esclarecer de forma definitiva el ganador de la Vuelta a Portugal.



Cobo y Plaza

Varios son los candidatos a suceder en el trono a Xavier Tondo. Vetados por la federación portuguesa, el LA- MSS no podrá estar presente en la línea de salida de la "grandissima" para intentar revalidar el triunfo del catalán, buscar los triunfos parciales en los sprints con Ángel Vicioso o luchar por la victoria en las contrarreloj con Pedro Romero. En su detrimento, los corredores españoles acuden dispuestos a disputar el maillot amarillo. El gran candidato a la victoria final es Juanjo Cobo. Apeados a última hora de la Vuelta a España, el Scott- American Beef acude a la Vuelta a Portugal con sed de triunfos y revancha. El Bisonte de la Pesa es el hombre en mejor estado de forma, tal y como lo ha demostrado en la Subida a Urkiola o, más recientemente, con su triunfo en la última etapa de la Vuelta a Burgos, con final en las Lagunas de Neila.


El cántabro, junto a José Ángel Gómez Marchante son los jefes de filas del equipo que se presupone a batir, pero muchos serán los contrincantes en su lucha por la victoria final. Rubén Plaza es otro de los aspirantes y gran candidato a adjudicarse la primera y la última etapa de la carrera. Será en esa última contrarreloj donde, si llega con pequeñas diferencias en la general, puede acabar de romper la clasificación en su favor. No habrá que olvidarse tampoco de Héctor Guerra. El madrileño se encuentra en un gran estado de forma y éste está siendo su año. Se adjudicó la Volta ao Alentejo a principio de temporada, el GP de Llodio y el el Prémio Rota dos Vinhos Verdes, demostrando que es un corredor válido tanto para pruebas de un día como para aguantar con los mejores en las vueltas de una semana.


El Liberty Seguros contará, además con una segunda gran baza en su equipo, la de Koldo Gil, que a punto estuvo de llevarse el Troféu Joaquim Agostinho y acude a la "grandisssima" con ganas de revancha. Otros hombres que deberán dejarse ver serán el hace dos años triunfador de la carrera, David Blanco, el colombiano Félix Cárdenas o el ruso Oleg Chuzhda mientras que, por parte lusa, José Azevedo y Tiago Machado parecen los dos corredores para hacer frente a la armada española que se congregará a partir de mañana por las carreteras portuguesas.

Te recomendamos

La compañía estadounidense aceptó el reto de conseguir una versión de su bici escalad...

¿Qué sillín Syncros necesitas? Comparamos dos opciones de precios populares para cicl...

La marca alemana SKS, referente en bombas, herramientas y accesorios, estrena los Spe...

Diseñadas en la alta competición, adaptadas para todos los ciclistas...

Salimos a rodar con el Ventral Air SPIN de Poc, un casco cómodo y ventilado para hace...

Un modelo desarrollado en colaboración con el equipo del actual Campeón del Mundo que...