Max Richeze, molesto con Cavendish: "De un día para otro dejó de cogerme el teléfono"

"Es un gran campeón, pero desde el punto de vista humano me decepcionó. No era difícil decirme que no podía llevarme con él, bastaba con una llamada y lo habría entendido", dice el velocista el argentino, que afronta en la Vuelta a San Juan sus últimos días como profesional.

Ciclismoafondo.es. Foto: Roberto Bettini (Sprint Cycling Agency)

Maximiliano Richeze en la presentación de equipos de la Vuelta a San Juan
Maximiliano Richeze en la presentación de equipos de la Vuelta a San Juan

A sus 39 años -cumplirá 40 el próximo 7 de marzo- el velocista Maximiliano Richeze apura sus últimos días como ciclista profesional tras una dilatada trayectoria de 16 años. Lo hace formando parte de un combinado argentino en la Vuelta a San Juan, su última competición. Oficialmente colgará la bicicleta el próximo lunes 30, el día después de la finalización de la gran ronda de su país.

No era la manera que tenía pensada para decir adiós al deporte al que ha dedicado casi toda su vida. A principios de 2022 fichó por el UAE Team Emirates -en principio con un contrato temporal de cuatro meses, que se acabaría prolongando toda la temporada- para ayudar a Fernando Gaviria en los sprints masivos. Concluída la campaña -en la que siguió luciendo en su trabajo de lanzador- se le abrió una interesante posibilidad de prolongar su carrera: Mark Cavendish quería que le acompañara como parte de su tren de lanzamiento -junto a Cees Bol- en el B&B Hotels, equipo con el que el británico lo tenía todo apalabrado. Pero la falta de fondos terminó por echar abajo el proyecto, cerrando la puerta que se le había abierto a Richeze.

Finalmente Cavendish ha fichado por el Astana Qazaqstan Team, llevándose con él a Cees Bol como lanzador. Más allá de quedarse sin equipo, el argentino se muestra molesto por el cambio de actitud que experimentó el velocista británico, que incluso dejó de contestarle al teléfono:  "Teníamos que haber corrido juntos en el B&B Hotels, pero el proyecto se fue a pique. Seguí hablando con Mark, me dijo que quería llevarme con él y también hablamos del Astana, pero de un día para otro dejó de cogerme el teléfono", explica el argentino en una entrevista en tuttobiciweb.

"Es un gran campeón, pero desde el punto de vista humano me decepcionó. No era difícil decirme que no podía llevarme con él, bastaba con una llamada telefónica o un mensaje y lo habría entendido", añade Richeze, quien reconoce que "correr con él, pensar en afrontar juntos el Tour de Francia para intentar batir un récord histórico me motivó mucho. En los últimos meses siempre me había estado buscando y para eso había seguido entrenando en serio".  

Después, en los micrófonos de Eurosport, Richeze repitió el mismo mensaje: "Lo tenía todo hablado con Cavendish para seguir juntos, pero de un momento a otro desapareció, y ya no me cogió más el teléfono",  Aunque en sus 16 temporadas como profesional -incluyendo tres en el Quick-Step- Richeze y Cavendish nunca coincidieran siempre se admiraron mutuamente. De ahí el interés del  'Expreso de la Isla de Man' por contar en 2023 con uno de los lanzadores más fiables del pelotón.

En unos días el argentino pondrá fin a una carrera profesional que comenzó en 2006 en las filas del Ceramica Panaria-Navigare y que concluirá con 17 victorias, entre ellas dos etapas del Giro de Italia, triunfos en la Vuelta a Suiza, Tour de Luxemburgo, Vuelta a Turquía (3) o el Campeonato Panamericano, entre otras. Pero sobre todo, con la imagen de ciclista de equipo, siempre al servicio de sus capitanes de ruta o de los hombres más rápidos de sus escuadras. "Estoy muy satisfecho con mi carrera, he tenido mis oportunidades, siempre he tenido una excelente relación con mis capitanes y sus victorias siempre las he sentido también como mías", añade Max Richeze, quien concluye: "En mi cabeza estaba listo para hacer todo el año, pero el destino así lo quiso con las cosas que pasaron, primero con B&B y luego con Mark. Elegí no forzar el destino y terminar en mi país”.