Chris Froome renace en el Monte Zoncolan

El británico Simon Yates, segundo, refuerza su liderato al ganarle tiempo a todos sus rivales, mientras que el del Sky se rehace en una general donde ahora es quinto.
Texto: Juanfran de la Cruz. Foto: La Presse / Giro de Italia. -
Chris Froome renace en el Monte Zoncolan
Chris Froome renace en el Monte Zoncolan

El Monte Zoncolan es un ejercicio de supervivencia. Dependes de tus fuerzas. El que tiene piernas, tiene piernas. Redundante obviedad. Y sin embargo una gran verdad que explica este tipo de puertos de tipología imposible. Las buenas piernas no las había tenido hasta este sábado el británico Chris Froome. El líder del Sky, navegando a más de tres minutos en la general, se rehizo en la clasificación  con su primera victoria de la temporada. Froome, ilustre, candidato, también polémico, concretó su primera victoria de 2018 en su trigésimo primera jornada de competición. Sí, en la decimocuarta etapa del Giro, la tremenda jornada del Zoncolan, por el Zoncolan y por todo lo que tenía antes,  en una fracción de 186 kilómetros, victoria para Froome. ¿Hubo fuga del día? Sí. Pero se diluyó en los albores de la subida final, allí donde buscó el protagonismo Igor Antón.

Un éxito de prestigio que le catapulta hasta la quinta plaza de la general, aunque a más de tres minutos de su compatriota Simon Yates. Su primera victoria en el Giro, además. Porque sí, el británico del Mitchelton-Scott, aferrado al que hay que sacarle tiempo todos los días a Tom Dumoulin, y tras cuajar otra enorme actuación en el Zoncolan, acabó segundo, muy cerca de Froome, con el que parecía mantener un pulso por la victoria parcial, un pulso que colateralmente, acaso pretensión sustancia, también le permitió meterle tiempo a todos sus rivales. Diecisiete a Pozzovivo (Bahrein-Merida), diecinueve a López (Astana), 31 a Dumoulin (Sunweb), 36 a Pinot (Groupana-FDJ)… y casi dos minutos sobre el ecuatoriano Carapaz (Movistar).  Un minuto y medio sobre el neerlandés tras el Zoncolan invita a pensar, por insuficiente, en más ataques este domingo en la ruta hasta Sappada.

Froome arrancó su moto a 4,3 kilómetros para el final. Hasta entonces, en la subida final, su compañero Wouter Poels había marcado un ritmo constante, pura percusión armónica,  que fue eliminando a ciclistas del grupo de los ilustres de este Giro. Apenas una decena de corredores aguantaban agrupados. A falta de cinco kilómetros para el final el neerlandés Poels había incrementado su ritmo, antesala de que algo podría pasara en el primer día de Froome en los puestos cabeceros. Una evolución de los acontecimientos muchas veces vista. Arrancó Froome y se lanzó hasta la cumbre con una rápida renta de doce segundos sobre Yates, Pozzovivo y Supermán López. Dumoulin, a ritmo, sin cebarse, armado con un 34x30 desplegó la coherencia y la madurez del que aguarda su momento. El Zoncolan es ritmo. El propio.

Yates acabaría distanciando a sus compañeros de rodada para lanzarse a por Froome, al que tuvo en muchos momentos a la vista y casi acarició, con una ligera desventaja de cinco segundos, al salir de la zona de los túneles. Parecía que le alcanzaría, pero el del Sky resistió. Dos estilos contrapuestos: desarrollo bailón frente a cadencia sentada. Y al final, doblete británico, el segundo de la historia en la corsa rosa. Una resolución con incertidumbre de una etapa aclara, pero que tampoco borra a nadie que no se hubiera borrado ya. Y este domingo, más montaña. ¿Con Froome metido en carrera?

Top diez de la etapa del Zoncolan.

Top diez de la etapa del Zoncolan.

Top diez de la general provisional del Giro 2018 tras la etapa del Monte Zoncolan.

Top diez de la general provisional del Giro 2018 tras la etapa del Monte Zoncolan.

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...