Bernal y Landa muestran su fortaleza en una etapa que gana Dombrowski y viste de rosa a De Marchi

Una dura etapa pasada por agua y con la subida final a Colle Passerino nos deja la primera batalla entre los favoritos, de la que salen ganadores Bernal, Landa, Carthy, Vlasov y Ciccone. Joao Almeida pierde más de cuatro minutos y sus opciones en el Giro.

Joe Dombrowski, ganador en Sestola de la 4ª etapa. Foto: Dario Belingheri / Bettini Photo
Joe Dombrowski, ganador en Sestola de la 4ª etapa. Foto: Dario Belingheri / Bettini Photo

Muchas cosas han pasado en la 4ª etapa del Giro de Italia, que anunciaba el primer duelo entre los favoritos de la general -por la subida cerca de meta al duro Colle Passerino, de 4,3 km al 9,9%- y que además se ha visto endurecida por la lluvia que nos ha dejado un paisaje de caras hinchadas y gestos de sufrimiento entre los ciclistas.

Hemos visto dos etapas en una: por un lado, la lucha por la victoria parcial y la conquista de la maglia rosa, en la que se han visto implicados los 25 integrantes de la fuga; por otro, las primeras escaramuzas entre los favoritos a conquistar el Giro 2021. De la primera han salido victoriosos Joe Dombrowski (UAE Team Emirates), quien se ha plantado en solitario en la meta de Sestola tras destacarse de sus compañeros de fuga en Colle Passerino, y el italiano Alessandro De Marchi (Israel Start-Up Nation), segundo en la meta a 13" del norteamericano y nuevo líder del Giro de Italia.

De la segunda, los triunfadores de la jornada han sido Egan Bernal -al que se ha visto muy fuerte-, Mikel Landa -valiente, lanzando el ataque a falta de 3,5 km que dinamitó el grupo principal-, Hugh Carthy, Aleksandr Vlasov y Giulio Ciccone. Han sacado unos segundos de ventaja al resto de favoritos y, sobre todo, han mostrado fortaleza en la primera ocasión propicia para hacerlo. Un golpe de autoridad. Respecto a este quinteto han cedido 11" Evenepoel, Bardet, Simon Yates y Dan Martin, 34" Nibali, Buchmann, Sivakov, Hindley, Marc Soler y Pello Bilbao, 1´18" George Bennett... y 4´21" Joao Almeida, el gran perdedor de la jornada, que hoy ha dicho adiós a sus opciones en la general de la corsa rosa

Más allá de las diferencias, que solo parecen definitivas en el caso del portugués, la dura etapa de hoy nos ha dejado sensaciones. Y estas dicen que Egan Bernal viene a por todas y muy fuerte, al igual que un Mikel Landa para el que Bahrain Victorious trabajó mucho -con Matej Mohorc, Rafa Valls y Pello Bilbao- en los kilómetros previos a su ataque. También hemos visto a unos sólidos Hugh Carthy y Vlasov confirmando su papel de aspirantes y a Remco Evenepoel salvando los muebles y haciéndose con el liderato del Deceuninck-Quick Step. 

Precisamente el belga del Deceuninck sigue como el mejor clasificado en la general entre los favoritos. A 10" de Evenepoel queda Carthy, a 11" Bernal, a 21" Landa y Simon Yates, a 28" Ciccone, a 35" Bardet, a 40" Dan Martin y Sivakov, a 44" Pello Bilbao, a 47" Nibali, a 48" Soler, a 52" Hindley, a 1´01" Buchmann y a 1´42" George Bennett, con Almeida ya a 4´10".  

El Giro de Italia acaba de empezar, pero hoy se han producido las primeras diferencias significativas y -sobre todo- se han intuido fortalezas y debilidades.   

 

Fuga de 25

La esperada 4ª etapa -primer contacto con la montaña en el Giro- partía desde Piacenza con lluvia y con mucha pelea para conformar la fuga. Fueron Victor Campenaerts (Qhubeka ASSOS) y Quinten Hermans (Intermarché Wanty-Gobert) quienes primero abrieron hueco, y se les unirían kilómetros después otros 23 ciclistas -con hombres como Nicolas Edet, Valerio Conti, Alessandro De Marchi, Jan Tratnik, Joe Dombrowski o el Movistar Nelson Olivera- para consolidar una escapada muy numerosa que pronto  alcanzaría una importante ventaja sobre un pelotón del que tiraba INEOS, con la propia maglia rosa Filippo Ganna marcando el ritmo.

Pasaban los kilómetros y la ventaja de los escapados no solo no bajaba sino que aumentaba (llegaron a tener más de 8 minutos), lo que disparaba sus opciones de victoria. En la bajada del primer puerto puntuable, Castello di Carpineti, se marcharon los Intermarché Wanty-Gobert  Quinten Hermans y Rein Taaramäe junto a Christopher Juul-Jensen (Team BikeExchange). Pero la victoria de etapa se decidiría en la subida a Colle Passerino, donde remontando desde un segundo grupo Dombrowski y De Marchi alcanzaban y superaban a Taaramäe y Juul-Jensen, poco antes de que el norteamericano apretara de nuevo para soltar al italiano y marcharse en solitario. Los dos tendrían premio: etapa para Dombrowski -su cuarta como profesional-; maglia rosa para De Marchi. 

En el grupo de favoritos, ya muy reducido, Joao Almeida cedía mientras Pello Bilbao marcaba el ritmo como preámbulo al ataque de Mikel Landa. El alavés salió con chispa y dio caza a un Ciccone que había saltado poco antes. A ellos se les unirían Egan Bernal, que cerró el hueco con facilidad, Vlasov y Carthy. El quinteto de aspirantes que más brilló en una etapa pasada por agua y que nos ha dejado las primeras emociones fuertes del Giro de Italia 2021.

Mañana los ciclistas afrontará una 5ª etapa completamente llana (entre Modena y Cattolica, de 177 km), ideal para una llegada al sprint. 

etapa 5

 

CLASIFICACIONES

 

Los mejores vídeos