Jhonatan Narváez triunfa en Cesenatico tras una etapa endurecida por el frío y la lluvia

Un pinchazo a 24 km del final privó a Mark Padun de poder disputarle la victoria al ecuatoriano. Ambos fueron los más fuertes de una fuga de 14. Joao Almeida sigue líder.

Jhonatan Narváez triunfa en Cesenatico tras una etapa endurecida por el frío y la lluvia. Foto: Bettini Photo
Jhonatan Narváez triunfa en Cesenatico tras una etapa endurecida por el frío y la lluvia. Foto: Bettini Photo

El ecuatoriano Jhonatan Narváez (Ineos Grenadiers) se ha impuesto a lo grande en Cesenatico, en una 12ª etapa larga (204 km), con un trazado en continuo sube y baja que no daba tregua, y con la presencia constante de la lluvia y el frío, que endurecieron sobremanera una jornada de mucho desgaste.

Junto con Mark Padun (Bahrain McLaren) Narváez fue el más fuerte de una fuga original de 14 ciclistas, en la que se metieron los Movistar Héctor Carretero y Albert Torres. Se marcharon en solitario en las últimas ascensiones del día, y cuando parecía que se jugarían el triunfo entre ellos un inoportuno pinchazo del ucraniano, a 24 km del final, lo cambió todo. Padun cedió 25” que ya no pudo recuperar tras kilómetros de frenética persecución.

 

Tras una etapa dantesca, Jhonatan Narváez se plantaría en solitario en la meta de Cesenatico para firmar su tercera victoria de la temporada - tras las conseguidas hace un mes en la Settimana Internazionale Coppi e Bartali, una etapa y la general-, sin duda la más importante de la carrera de este ciclista de 23 años nacido en El Playón de San Francisco (Ecuador). Un ciclista completo que hoy se ha reivindicado con un triunfo de mucho mérito. 

Pese a lo dura que resultó la etapa, ningún favorito perdió tiempo y las cosas en los primeros puestos de la clasificación general siguen casi igual que ayer. El grupo principal llegó a meta con apenas 20 unidades, pero entre los ciclistas del top-10 sólo Hermann Pernsteiner no estaba en él, y su puesto (10º) lo ocupa ahora Jakob Fuglsang. El portugués Joao Almeida sigue líder con 34" sobre Kelderman y 43" sobre Pello Bilbao. 

 

Fuga de 14

En un día marcado por el frío y la lluvia, la 12ª etapa (Cesenatico-Cesenatico), presentaba un trazado de 204 km de continuo sube y baja, con diversas ascensiones de consideración como Ciola (6,3 km al 6,1%), Barbotto (4,5 km al 8,1%), Perticara (7,6 km al 5,1%), Madonna di Pugliano (9,1 km al 5,9%) y San Giovanni in Galilea (4,4 km al 6,3%), que se coronaba a 30 km del final. Un recorrido sin tregua –que en su gran parte coincidía con el de la famosa marcha Gran Fondo Nove Colli- que invitaba a una fuga que se buscó desde los primeros kilómetros, en los que se sucedieron los ataques.  

Pasado el km 30 se conformó un grupo de 13, que finalmente fueron 14 cuando el albaceteño Héctor Carretero, tras un gran esfuerzo, se sumó al mismo saltando desde el pelotón. Además estaba su compañero del Movistar Albert Torres junto a François Bidard (Ag2r), Simon Pellaud (Androni), Manuele Boaro (Astaná), Mark Padun (Bahrain McLaren), Cesare Benedetti (BORA), Joey Rosskopf (CCC), Jesper Hansen (Cofidis), Simon Clarke (EF), Victor Campenaerts (NTT), Jhonatan Narváez (Ineos), Maximiliano Richeze (UAE) y Etienne van Empel (Vini Zabu).

Con el beneplácito del pelotón cogieron una notable ventaja, que llegó hasta los 13 minutos, antes de que el NTT de Pozzovivo cogiera el mando del pelotón e impusiera un fuerte ritmo. Con la ventaja reducida a menos de 6´, la fuga se rompe con las sucesivas subidas a Perticara y Madonna di Pugliano. Tras numerosas alternativas –ataques y contraataques- quedan en cabeza Jhonatan Narváez y Mark Padun, los más fuertes de la  escapada.

El ecuatoriano y el ucraniano ampliaban su ventaja en los descensos y perdían muy poco en la subidas, de manera que se plantaron en las primeras rampas del último puerto del día (San Giovanni in Galilea, de 4,4 km al 6,3%) con Simon Clarke a más de un minuto, un grupo perseguidor con otros seis ciclistas de la fuga a 3´, y cerca de siete minutos sobre el de los favoritos, reducido a 15 unidades. La victoria se la jugarían entre ellos dos.

 

A 24 km del final un pinchazo de Padun, cuando transitaban por terreno de descenso, deja solo en cabeza al ecuatoriano, que aprieta los dientes y se lanza con decisión buscando la victoria en solitario, sabiéndose más lento que el ucraniano en caso de llegar juntos. Narváez se haría con 25” de ventaja que Padun intentó recortar iniciando una frenética persecución. Se puso a 15” pero se quedó sin fuerzas y terminó arrojando la toalla en los últimos kilómetros. La victoria sería para el ecuatoriano, un triunfo de enorme prestigio que le consagra.

 

CLASIFICACIÓN 12ª ETAPA

clasificacion etapa

 

CLASIFICACIÓN GENERAL 

clasificacion general

 

Los mejores vídeos