Cavendish repite victoria y se acerca al récord de Merckx en el Tour

El británico supera al sprint a Philipsen y Bouhanni para lograr su 32ª victoria en la ronda francesa, a solo dos del récord del "Canibal". Sin cambios en la general, mañana llega el primer contacto con la montaña.

Segunda victoria de Mark Cavendish en el tour 2021. Foto. Luca Bettini / Bettini Photo
Segunda victoria de Mark Cavendish en el tour 2021. Foto. Luca Bettini / Bettini Photo

Un Mark Cavendish que recuerda al de sus mejores tiempos amenaza el récord de victorias en el Tour de Eddy Merckx (34). Algo que parecía inverosímil en temporadas pasadas y que se ha convertido en una expectativa real en el año de la resurrección deportiva del Expreso de Man, dominador de nuevo en las volatas a sus 36 años. Otra milagro de la "factoría Lefevere". 

El destino ha querido además que la segunda victoria de Cavendish en este Tour haya llegado en la misma localidad en la que se estrenó en la ronda francesa, Châteauroux. Fue en la 5ª etapa del Tour´ 2008, cuando defendiendo los colores del Team High Road superó al sprint a Óscar Freire, Erik Zabel yThor Hushovd. En aquella edición levantó los brazos cuatro veces, dando inicio a una historia de éxito que aún sigue vigente. Ya van 32... y sumando. El Canibal ve peligrar su plusmarca. 

La 6ª etapa, entre Tours y Chateauroux se ha disputado a un ritmo muy alto -48,7 km/h- pero no ha tenido demasiada historia. Cazados a 2,5 km del final los aventureros del día, el campeón olímpico Greg Van Avermaet (AG2R Citröen) y el belga Roger Kluge (Lotto Soudal), todo se ha resuelto en una bonita volata en la que los Alpecin-Fenix han llevado la iniciativa. 

El líder Mathieu Van der Poel ha trabajado en el treno del equipo belga precediendo la labor de Tim Merlier como lanzador de Jasper Philipsen, quien ha lanzado el sprint.  Pero a su rueda ya se había soldado Mark Cavendish, que le superó por potencia para anotarse con autoridad la victoria, por delante del propio Philipsen y de Nacer Bouhanni. Una victoria -su 7ª de la temporada- que le acerca un poco más a la leyenda a la vez que le consolida al frente de la clasificación por puntos, en la que ya aventaja en 46 puntos al belga del Alpecin y en 49 al francés del Arkéa-Samsic.

No hay cambios en los primeros puestos de la clasificación  general, que sigue comandada por Mathieu Van der Poel con Tadej Pogacar a 8". Mañana viernes los ciclistas afrontarán la etapa más larga del Tour en los últimos 21 años (Vierzon-Le Creusot, de 249,1 km), con un recorrido quebrado y con cinco puertos puntuables en su segunda mitad que será el exigente anticipo de las esperadas jornadas por los Alpes del fin de semana, con finales en Le Grand Bornard y Tignes. El Tour se aclarará un poco más en estas primeras etapas de montaña.  

etapa 07

 

Ritmo frenético

En los primeros kilómetros se conformó un fuga de ocho en la que se metieron clasicómanos del nivel de Thomas de Gendt, Greg Van Avermaet, Kasper Asgreen, Toms Skujins, Soren Kragh Andersen… Una escapada muy peligrosa, por la cantidad y calidad de los cilcistas que la formaban, que desde el pelotón, con los Groupama-FDJ al frente, intentaron echar abajo cuanto antes.

En el grupo de cabeza no había buen entendimiento, y cuando estaban a apunto de ser cazados saltaba del mismo Greg van Avermaert, al que se uniría poco después Roger Kluge (Lotto Soudal) saliendo desde el pelotón. La etapa transcurría a ritmo frenético, y en la primera hora se cubrieron 49,9 km

La nueva fuga, de solo dos ciclistas, sí resultaba aceptable para el gran grupo, que relajó el ritmo y les dejó coger una ventaja de 2´30”. Poco después, ciclistas del Alpecin-Fenix junto al Tractor Tim Declercq (Deceuninck-Quick Step) cogían la cabeza del pelotón para marcar un ritmo más exigente que, muy poco a poco, fue mermando la renta de los escapados. 

Había temor al viento y los posibles abanicos, pero éste apenas se movió y la jornada transcurrió sin incidencias. Los fugados parecieron estar siempre controlados pero el gran grupo se relajó, Van Avermaet y Kluge apretaron -rodando a más de 50 km/h-, y por un momento cundió el nerviosismo. Tuvieron que apretar mucho en el pelotón para cazarles, a 2,5 km del final, y dar paso a la esperada volata en la que Mark Cavendish volvió a confirmar su resurrección deportiva, acercándose de paso a un récord que hasta hace muy poco parecía inalcanzable. 

 

CLASIFICACIONES 

 

Los mejores vídeos