Kragh Andersen (Sunweb), el más fuerte en el emocionante final de Lyon

El equipo alemán lo intentó con Benoot y Hirschi en los últimos kilómetros, pero el danés fue el único capaz de sorprender al pelotón, encabezado por Mezgec (Mitchelton-Scott) y Consonni (Cofidis).

Víctor Marcos. Fotos: Bettini Photo

Soren Kragh Andersen
Soren Kragh Andersen

El danés Soren Kragh Andersen sorprendió a los equipos de los hombres rápidos y con un ataque a 3 kilómetros para la meta de Lyon logró ganar la decimocuarta etapa del Tour de Francia. El ciclista del Sunweb, de 26 años, consiguió la mejor victoria de su carrera, con una renta de 15 segundos sobre el pelotón, encabezado por Luka Mezgec (Mitchelton-Scott) y Simone Consonni (Cofidis).

Un pelotón en el que, por cierto, no llegaron los dos ciclistas más rápidos de la carrera franesa, Sam Bennett (Deceuninck-QuickStep) y Caleb Ewan (Lotto-Soudal), descolgados desde la mitad de la etapa debido a la dureza del recorrido y al trabajo de desgaste llevado a cabo por Bora-Hansgrohe –en su lucha por el maillot verde que está en poder del irlandés y al que aspira Peter Sagan- y CCC.

La general no sufrió cambios entre los que optan a la victoria final y sigue encabezada por el esloveno Primoz Roglic (Jumbo-Visma), con 44 segundos sobre su compatriota Tadej Pogacar (UAE Emirates) y 59 sobre el colombiano Egan Bernal (Ineos-Grenadiers).

Jornada de relativa tregua la de hoy en el Tour de Francia, con un perfil ondulado entre Clérmont-Ferrand y Lyon, de 194 km, que incluía una cota de segunda, una de tercera, y tres de cuarta categoría, la última de las cuales, la Croix-Rousse, se coronaba a escasos 5 km del final. Los sprinters, por tanto, tendrían que emplearse a fondo para mantener sus opciones en el final.

Tras unos primeros kilómetros de alta velocidad, Edward Theuns (Trek-Segafredo) y Stefan Küng (Groupama FDJ) tomaban unos minutos de ventaja sobre el pelotón. Una fuga que inicialmente también contaría con la extraña presencia de dos Sunweb, Cees Bol y Casper Pedersen, quienes se descolgarían para ser neutralizados por el gran grupo a las primeras de cambio.

Küng y Theuns, protagonistas de la fuga
Küng y Theuns, protagonistas de la fuga

Bora-Hansgrohe endurecía el ritmo en la primera cota de la jornada, con el fin de descolgar a Sam Bennett, portador del maillot verde, objeto de deseo de Peter Sagan, y cuyos puntos estaban en juego en el sprint bonificado situado 5 kilómetros después. El irlandés perdía unos segundos al paso por la cota y al eslovaco le salía bien la jugada, logrando puntuar en tercer lugar, por detrás de los dos fugados, cuya ventaja se estabilizaba en los 3 minutos.

En el col du Béal, de segunda categoría, Bora volvía a incrementar el ritmo en el pelotón, con la finalidad de volver a descolgar a Bennett. En la cima, los de Sagan conseguían distanciar al irlandés en algo más de un minuto y no cejaban en su empeño tras el descenso. Un descenso en el que caían al suelo, sin aparentes mayores consecuencias, Skujins (Trek Segafredo) y David de la Cruz (UAE Emirates). Mientras tanto, en la fuga, Theuns perdía contacto con Küng en los kilómetros finales de la subida, y más tarde sería reabsorbido por el gran grupo, a falta de poco más de 100 km para el final.

En la lista de desgracias del AG2R, tras el abandono de Bardet, se sumaba en ese momento el de Pierre Latour, que entregaba su dorsal y se subía al coche del equipo francés. La renta de Küng en cabeza se reducía sensiblemente, bajando a 1’25’’, mientras que la desventaja de Bennett respecto al pelotón donde viajaba Sagan se ampliaba por encima del minuto y medio, gracias a la colaboración de los CCC con el equipo del eslovaco.

Bora Hansgrohe y CCC se encargaron de dejar fuera de combate a Bennett e Ewan
Bora Hansgrohe y CCC se encargaron de dejar fuera de combate a Bennett e Ewan

Al paso por el avituallamiento, la aventura de Stefan Küng llegaba a su fin, a 80 km para la conclusión, mientras que Sam Bennett perdía ya más de 4’ respecto al pelotón, así como Caleb Ewan, aún más lejos. Los dos sprinters más rápidos de este pelotón, por tanto, quedaban fuera de combate, mientras Bora-Hansgrohe y CCC se frotaban las manos de cara al final de la etapa. Los Sagan, Van Avermaet y compañía tendrían por fin su oportunidad… con permiso de Wout Van Aert (Jumbo-Visma), claro.

Llegábamos, así, a los 15 km finales y esas dos últimas cotas de 4ª categoría, con las espadas en alto. En la primera, La Duchère, Benoot (Sunweb) cogía unos metros de ventaja, traducido rápidamente en 15’’ de renta. Madouas (Groupama FDJ) saldría en su búsqueda, pero con el pelotón siempre al acecho, y Jumbo-Visma al frente del mismo. Richie Porte (Trek-Segafredo), por cierto, sufría un pinchazo en tan delicado momento, si bien podría entrar de nuevo con los mejores.

Tras la neutralización, Kamna (Bora-Hansgrohe) saltaba en las inmediaciones de la Croix-Rousse, seguido por De Gendt (Lotto-Soudal) y, cómo no, Alaphilippe (Deceuninck-QuickStep), desatando totalmente la batalla por la victoria y generando movimientos en cabeza, incluso, de Bernal o Roglic.

Mezgec y Consonni dieron tiempo al pelotón
Mezgec y Consonni dieron tiempo al pelotón

El francés superaba al belga y enlazaba con Kamna, pero el empuje del grupo abortaba cualquier posibilidad. El incombustible Hirschi (Sunweb) era el siguiente en intentarlo, pero era neutralizado por Sagan y Van Avermaet en persona, tras un tremendo esfuerzo. Otro Sunweb, Soren Kragh Andersen, saltaba entonces con gran potencia a 3 km del final, en un momento de indecisión del pelotón, alcanzando rápidamente unos preciosos 10 segundos de ventaja, que le servirían al danés para adjudicarse una gran victoria, la segunda del equipo alemán en el Tour, tras la del suizo Marc Hirschi.

Dando tiempo al grupo, Mezgec (Mitchelton-Scott) y Consonni (Cofidis) entraban segundo y tercero, por delante de Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) y el resto de grandes favoritos de la general. Una general sin cambios, que volverá a ponerse en juego en la 15ª etapa de mañana, con final en el exigente Grand Colombier (HC), tras superar, además el Montée de la Selle de Fromentel y el col de la Biche, ambos de 1ª categoría, a lo largo de 174,5 km.

 

Clasificación etapa

Etapa Tour
 

Clasificación general

general Tour
 

 

Marc Hirschi se consagra con una exhibición en una etapa con sabor a clásica. Foto: Bettini Photo

Relacionado

Marc Hirschi se consagra con una exhibición en una etapa con sabor a clásica