Majestuosa victoria de Wout van Aert tras exhibirse en el Mont Ventoux

El belga vence en solitario en Malaucène tras ser el más fuerte en la doble subida al Gigante de la Provenza, donde Vingegaard hizo sufrir a Pogacar. O´Connor cedió y se cae de la segunda posición de la general. Enric Mas también cedió tiempo y ahora es 8º.

Majestuosa victoria de Wout van Aert tras exhibirse en el Mont Ventoux. Foto: Bettini Photo
Majestuosa victoria de Wout van Aert tras exhibirse en el Mont Ventoux. Foto: Bettini Photo

Ayer rozó el triunfo al sprint -superado por escasísimo margen por Cavendish- y hoy ha logrado una victoria de enorme prestigio en Malaucène, tras firmar una majestuosa subida final al Mont Ventoux, una de las montañas más míticas y duras de la ronda francesa.

Wout Van Aert (Jumbo-Visma) ha protagonizado una exhibición de escalador en el Gigante de la Provenza que le consagra como uno de los ciclistas más completos del pelotón. Una victoria que él mismo reconoce como la más importante de su carrera: "Es una de las ascensiones más emblemáticas del mundo. Puede que sea mi mejor victoria, sí", decía emocionado en la meta. 

Muy activo desde los primeros kilómetros, Van Aert empezó a fraguar su triunfo metiéndose en una escapada de 13 ciclistas que darían caza al cuarteto de cabeza que conformaban Alaphilippe, Dan Martin, Anthony Perez y Pierre Rolland. La primera subida al Mont Ventoux, desde Sault, más tendida (22,5 km al 5,1%) seleccionó este grupo, pero sería en la segunda -desde Bédoin, por la vertiente más conocida y dura, de 15,7 km al 8,8%- cuando Van Aert desplegaría toda su potencia, firmando una actuación propia de los mejores escaladores del pelotón. 

Tras una aceleración soltó a Alaphilippe y Mollema para marcharse a por Kenny Elissonde, que era cabeza de carrera. Con un pedalear majestuso soltaría también al francés del Trek-Segafredo para culminar en solitario, sin dejar de aumentar su diferencia, la parte final de la ascensión, de paisaje lunar. Coronaría este segundo paso por el Mont Ventoux con 1´10"de ventaja  sobre Kenny Elissonde y Bauke Mollemam y 1´20" sobre su compañero Jonas Vingegaard, quien con un potente ataque había reventado a todos los favoritos... incluído al líder Tadej Pogacar, que por primera vez en este Tour daba muestras de debilidad. 

En los 22 km de rápido descenso hasta Malaucène Van Aert no tuvo problema en mantener su ventaja, para levantar los brazos muy emocionado y firmar su cuarta victoria de etapa en la ronda francesa y la 23ª como profesional. Puede que la más importante, y eso que en su palmarés lucen triunfos en un monumento como la Milán-San Remo y otras grandes clásicas como la Amstel Gold Race o Strade Bianche. Una victoria, tras domar al Mont Ventoux, que agranda su figura y le lleva a otro nivel como ciclista

 

Vingegaard hace sufrir a Pogacar

Mientras Van Aert volaba hacia la victoria de etapa, su compañero Jonas Vingegaard estaba completando el festival del Jumbo-Visma, poniendo contra las cuerdas al líder Pogacar. Algo que hadie había hecho hasta ahora. Y es que muchas cosas pasaron entre los favoritos de la general en la segunda ascensión a este coloso de paisaje lunar. 

El primer en ceder fue David Gaudu, que era 10º de la general y ya se ha despedido de todas sus opciones tras perder 25´. Poco después lo haría Ben O´Connor, quien con enorme sufrimiento llegaría a meta con cuatro minutos perdidos respecto a Pogacar, Vingegaard, Urán y Carapaz, lo que le hace bajar a la quinta posición de la general y perder muchas de sus esperanzas de subirse al podio en París. Como las ha perdido en gran parte Enric Mas, que también se ha dejado tiempo (1´25" con el cuarteto antes mencionado) tras descolgarse a dos kilómetros de la cima. El mallorquín del Movistar ahora es 8ª, a 7´11".  

En ese momento el grupo de favoritos, reducido a la mínima expresión, lo integraban Pogacar, Carapaz, Vingegaard, Kelderman, Lutsenko y Urán. Sería entonces cuando Vingegaard, una de las grandes revelaciones de la temporada, lanzaría un ataque que solo pudo seguir en un primer momento Pogacar. Pero el danés del Jumbo-Visma insistió y reventó al esloveno, al que se vio descompuesto. 

Vingegaard pasó por la cima del Mont Ventoux con 40" de ventaja sobre Pogacar y 45" respecto a Urán y Carapaz, que se aferraban a sus opciones de podio. Pero en el descenso hasta Malaucène el trio atrapó al valiente danés, que obtuvo menos renta de la merecida. Aún así, se sitúa tercero de la general, a 5´32" del esloveno, al que hoy ha mostrado las garras. Segundo es ahora Rigoberto Urán -todo un seguro de vida-, a 5´18", y cuarto Richard Carapaz, a 5´33". Entre ellos tres deberían jugarse las otras dos plazas de podio.

jonas vingegaard
Jonas Vingegaard, un ciclón en el Mont Ventoux. Foto: Bettini Photo

El Mont Ventoux ha sido escenario de otra vibrante jornada de cilcismo de la que sale ganador el Jumbo-Visma. Hoy hemos descubierto que Wout van Aert puede con las montañas más temibles, y que tienen en Jonas Vingegaard a un potencial ganador de grandes vueltas. En pocas horas han arreglado un Tour que rodaba torcido para ellos (hoy también ha abandonado Tony Martin tras sufrir uan caída en los primeros kilómetros). 

 

CLASIFICACIONES

Los mejores vídeos