Pogacar, insaciable, impone su ley en Luz Ardiden

Tercera victoria para el esloveno, que también pasa a liderar la clasificación de la montaña. Urán se hunde y cede nueve minutos, con lo que Vingegaard y Carapaz -segundo y tercero hoy- consolidan sus puestos de podio. Un gran Enric Mas acaba cuarto y es sexto de la general.

Pogacar, insaciable, impone su ley en Luz Ardiden. Foto: Bettini Photo
Pogacar, insaciable, impone su ley en Luz Ardiden. Foto: Bettini Photo

En modo "Canibal" Tadej Pogacar quiere ganarlo todo. Ya había dado muestras de ser, con diferencia, el más fuerte de este Tour, pero hoy ha buscado ampliar su botín y se ha hecho con su tercera victoria parcial, en la cima de Luz Ardiden, además de consolidar su maillot amarillo, el blanco de mejor joven y sumar uno nuevo, el de puntos rojos de la clasificación de la Montaña, que conquista de manera definitiva al no quedar ya casi puntos en juego. 

Un día más fue Pogacar quien seleccionó la carrera con un ataque a falta de 3 km que solo pudieron seguir Vingegaard, Carapaz, Kuss y Enric Mas. El norteamericano del Jumbo-Visma cedía poco antes de entrar en el último kilómetro y la victoria quedaba en una lucha entre cuatro. El balear del Movistar Team hizo una primera aceleración, y después una segunda a falta de 700 metros. Abrió un pequeño hueco que le dio esperanzas de victoria en una cima que es territorio español (aquí han ganado Delgado, Cubino, Induráin, Laiseka y Samuel Sánchez)... hasta que saltó raudó el esloveno, confirmando que no quería regalar ni las migajas. 

Con un nuevo cambio de ritmo a falta de 400 fundía a Vingegaard y Carapaz, y levantaba los brazos por tercera vez en este Tour. Dos victorias seguidas en los dos etapones de los Pirineos corroboran su dominio. Tras él llegaban Jonas Vingegaard y Richard Carapaz, que ya habían obtenido un premio mayor: asegurarse -salvo accidente- una plaza de podio en París tras el hundimiento de Rigoberto Urán, quien tras quedar descolgado en el Tourmalet cedía en meta cerca de 9 minutos. El Tour se le ha hecho muy largo al bravo ciclista colombiano del EF Education-Nippo, que cae a la 10ª posición de la general. Pello Blbao le adelanta y es 9ª. 

Enric Mas, hoy con mejores piernas, ha estado donde se espera que siempre esté por su calidad, plantándole cara a los mejores. Su cuarto puesto en la cima de Luz Ardiden le aúpa a la sexta posición de la general y le quita en parte el mal sabor de boca de la decepción de ayer. Salvo sorpresa mayúscula o accidente el Tour 2021 ha quedado visto para sentencia en sus puestos de honor

 

Sufre Urán

La 18ª etapa (Pau-Luz Ardiden, de 129,7 km) incluía el paso por dos de los grandes mitos de los Pirineos: el Tourmalet (17,1 km al 7,3%) y, como final de etapa, Luz Ardiden (13,3 km al 7,4%). Comenzó trepidante, con infinidad de ataques y el pelotón enfilado. Tras la primera cota de 4ª (Notre-Dame de Piétat) se consolidaba la fuga de Matej Mohoric, Christopher Juul-Jensen y Sean Bennett, a los que se unían poco después Pierre-Luc Périchon y Julian Alaphilippe. Bahrain conducía el pelotón con un ritmo que no dejaba que los fugados alcanzaran más de dos minutos de renta.

El Tourmalet hizo cambiar la situación de carrera. Alaphilippe y Mohoric se quedaron solos, mientras por detrás se conformaba un grupo de ocho, con Gaudu, Elissonde, Madouas, Latour, Rolland, Guerreiro y los españoles Ion Izagirre y Omar Fraile. Supermán López y Nairo Quintana también intentarían meterse en esta batalla, pero a los colombianos no les están acompañando las fuerzas y pronto se descolgarían. En el pelotón INEOS tomaba el mando manteniendo la ventaja siempre por debajo del minuto.

A 5 km de coronar, al paso por las galerías previas a La Mongie,  el grupo perseguidor alcanzaba a los dos corredores de cabeza, y se seleccionaba tras una aceleración de Gaudu, que le dejaba al frente con Latour, Guerreiro y Alaphilippe, quien cedería poco después. INEOS seguía poniendo un ritmo duro y machacón, que acabaría teniendo premio: Rigoberto Urán, 4º de la general, explotaba y perdía terreno, lo que acercaba a Carapaz un poco más al podio de París. Gaudu y Latour coronaban con 30” de ventaja sobre Guerreiro, Omar Fraile, Poels y Woods, estos últimos en lucha por los puntos de la montaña. El grupo de favoritos lo hacía a 50” y Urán a más de dos minutos, confirmando que la acumulación de esfuerzos le estaba pasando factura.

Mientras el pelotón alcanzaba a todos los corredores intercalados, el francés del Groupama-FDJ se lanzaba en el descenso y, con valentía y buena técnica, soltaba a su compatriota Latour. Gaudu iniciaba la ascensión a Luz Ardiden (13,3 km al 7,4%) con apenas 20” de adelanto sobre un pelotón en el que INEOS no daba respiro. Tras alcanzar al francés, todo un ganador del Giro como Tao Geoghegan Hart daba una nueva vuelta de tuerca en un grupo reducido a una veintena de ciclistas.

Llegaba el turno del UAE Team Emirates para dar el golpe de gracia. Rafal Majka tomaba el relevo y hacía una nueva limpia, previa a la aceleración de Tadej Pogacar, a 3 de meta, que solo le pudieron responder Vingegaard, Carapaz, Kuss y Enric Mas. Pero -pese al intento del balear- ninguno podría impedir una nueva exhihición del capo de este Tour, el niño prodigio que con solo 22 años ha hecho pleno en las etapas más duras de los Pirineos y que el domingo sumará un segundo Tour de Francia a su palmarés. Insaciable. 

 

CLASIFICACIONES

 

Los mejores vídeos