Van Aert frustra el récord de Cavendish en el día de la 2ª coronación de Pogacar

El belga de Jumbo-Visma se alza con su tercera victoria de etapa en este Tour, tras ganar en terreno montañoso y contra el crono, imponiéndose en el sprint de los Campos Elíseos a Philipsen y Cavendish. Tadej Pogacar, por segundo año consecutivo, sube a lo más alto del podio de París, en compañía de Vingegaard y Carapaz.

Víctor Marcos/EFE. Fotos: Bettini Photo

Wout van Aert
Wout van Aert

El belga Wout van Aert logró este domingo su segundo triunfo consecutivo en el Tour de Francia, el tercero en lo que va de edición, al imponerse en el prestigioso sprint de los Campos Elíseos, que consagró al esloveno Tadej Pogacar como ganador de la 108 edición.

Un día después de haber ganado la crono de Saint-Émilion, Van Aert logró su séptima victoria en la ronda gala, por delante de su compatriota Jasper Philipsen y del británico Mark Cavendish, que fracasó en su intento de colocarse en solitario como el hombre con más triunfos de etapa, récord que ahora comparte con el belga Eddy Merckx.

Pero por segunda vez en su carrera subirá al podio de los Campos Elíseos, como ganador del maillot verde de la regularidad, diez años después de haberlo logrado por primera vez. El resto de los jerseis los llevará todos Pogacar, que se apunta el amarillo, el de la montaña y el de mejor joven, en su segunda victoria consecutiva en la ronda gala.

 

 

La tradicional y última etapa de homenaje en el Tour de Francia arrancaba en Chatou, pasadas las cuatro de la tarde, rumbo a los Campos Elíseos de París. 108 kilómetros que, tal y como es habitual, transcurrieron en sus primeros instantes entre felicitaciones y 'enhorabuenas' para Tadej Pogacar y su equipo, UAE Emirates, y conversaciones relajadas de los que no han sido tan protagonistas, pero que han sufrido, aún más si cabe, la dureza de la ronda gala.

En la cabeza de todos los aficionados, eso sí, hoy flotaba un aliciente: comprobar si Mark Cavendish (Deceuninck-Quickstep) podría superar el récord de triunfos parciales de Eddy Merckx en el Tour de Francia. No lo iba a tener fácil el renacido sprinter británico; enfrente, numerosos equipos sin victoria en la carrera francesa, buscarían la fuga. Y junto al de la isla de Man, un ambicioso Wout van Aert (Jumbo-Visma), con ganas de llevarse su tercera etapa en esta edición, después de las logradas aplastando a los rivales en el Mont Ventoux y arrasando a los especialistas contra el reloj en el día de ayer, no se lo iba a poner nada fácil.

UAE Team Emirates
UAE Team Emirates

A 60 km del final, el pelotón enfilaba París, con UAE al frente del mismo, dispuestos a dar la habitual primera vuelta de homenaje al maillot amarillo y su equipo. Cumplido el trámite, vía libre para la competición, y primeros movimientos en liza para buscar la fuga. Un primer cuarteto, formado por Bissegger (EF-Nippo), Sweeny (Lotto-Soudal), Konrad (Bora-Hansgrohe) y Pedersen (DSM), lograba tomar una veintena de segundos de ventaja, con 45 km por delante, sobre un pelotón que parecía dar el visto bueno a la escapada, con los Alpecin-Fenix y los Deceuninck-Quickstep al mando.

Con cinco vueltas por delante, se movían desde el pelotón, sin éxito, nombres ilustres como Gilbert (Lotto-Soudal) o Alaphilippe (Deceuninck-Quickstep). Por delante, la fuga, sin la presencia de Pedersen, descolgado kilómetros atrás, sería neutralizada y sustituida por otros tres ciclistas de los mismos equipos: Valgren (EF-Nippo), Schelling (Bora-Hansgrohe) y Van Moer (Lotto-Soudal), que lograban estabilizarse en cabeza de carrera con 30'' de ventaja, a 20 km para el final.

El ciclista más combativo del Tour, Bonnamour (B&B), saltaba desde el gran grupo, donde la responsabilidad recaía ya sobre los compañeros de Cavendish, camino de la última vuelta, con la diferencia de la fuga cayendo metro a metro. Unos y otros serían neutralizados practicamente en el penúltimo paso por meta, a 7 km de la conclusión. La volata era inevitable.

Tadej Pogacar
Tadej Pogacar

Alpecin-Fenix buscaba hacerse fuerte en cabeza, así como los DSM, pero el 'Wolfpack' volvía a imponerse, aunque sin la fortaleza de otras ocasiones. Van Aert y Matthews, muy atentos, junto a Cavendish, amenazaban la gesta del británico. Un gran Teunissen se colocaba en cabeza, ya dentro del último kilómetro, para dejar a Van Aert en una posición inmejorable para lanzar el sprint. El belga, con su fortaleza habitual, arrancaba de lejos. Un Cavendish mal colocado se veía incapaz de remontar y se vería superado incluso por Philipsen. Alex Aranburu, por cierto, se colaba hasta la 8ª posición.

Van Aert cumplía así su sueño de ganar tres etapas de diferente perfil -montaña, contrarreloj y sprint- en la misma edición del Tour de Francia, apeando a Mark Cavendish del reto de batir al todo poderoso Eddy Merckx en el récord de victorias en la ronda gala.

Tadej Pogacar, por su parte, por fin podía respirar tranquilo y levantar los brazos, por segunda ocasión consecutiva, en los Campos Elíseos, tras ejercer un dominio palpable en todos y cada uno de los momentos decisivos de la carrera. Jonas Vingegaard -ojo con este nombre - y Richard Carapaz -un seguro de vida- dignifican aún más la victoria del esloveno.

 

Clasificaciones

 

Van Aert

Relacionado

Wout van Aert: "Tenía apuntado en mi lista ganar una crono"

Los mejores vídeos