Javier Guillén: "Los que supimos esperar, hicimos bien"

El director de La Vuelta reconoce, en un encuentro virtual, que deben prever tres escenarios: uno muy estricto, sin público; otro con algo de público y otro con normalidad

EFE

Javier Guillén, director de La Vuelta, en una imagen de archivo. Foto: Photo Gomez Sport.
Javier Guillén, director de La Vuelta, en una imagen de archivo. Foto: Photo Gomez Sport.

El director de LaVuelta a España, Javier Guillén, se ha congratulado por no haber cancelado la ronda ciclista española, sino haber sabido "esperar" a que la pandemia de la COVID-19 se aclarara para recomponer el calendario y mantenerla, a diferencia de otros eventos que, a su juicio, se precipitaron, como el fútbol francés.

Guillén participó en la jornada 'Los grandes eventos deportivos tras la COVID-19' de la Unión de Federaciones Deportivas Gallegas, en su canal de Youtube, con el presidente de la asociación y de la Federación Gallega de Fútbol, Rafael Louzán, y Juan Carlos Muñiz Nieto, presidente de la Federación Gallega de Ciclismo.

"Entiendo que los Juegos Olímpicos había que suspenderlos, pero otros eventos no. En estos momentos de turbulencias, había que parar, reposar, saber dónde estábamos y pensar que teníamos tiempo por delante para tomar decisiones. Los que supimos esperar, hicimos bien", aseguró el responsable de la ronda ciclista.

La Vuelta comenzará el 20 de octubre y concluirá el 8 de noviembre y no podrá ser la edición "más internacional de todos los tiempos", como pretendía la organización, con salida desde los Países Bajos y etapas en Portugal. "No ir a ambos países nos va a permitir que la regulación administrativa de La Vuelta va a quedar en un solo país", comentó.

 

Tres posibles escenarios


Guillén precisó que La Vuelta debe prever tres escenarios: uno "muy estricto, sin público; otro con algo de público y otro con normalidad". "Sea cual sea el escenario que nos encontremos, hay que estar preparados. Tenemos muchas ganas de Vuelta, no solo por nosotros y el deporte, sino por ser el mejor síntoma de normalidad", advirtió.

A la hora de establecer protocolos, avanzó que van a "aprender mucho del fútbol y otros eventos", aunque el perfil de la ronda ciclista sea diferente. "Nosotros no tenemos un estadio cerrado", matizó el director de la competición, quien consideró que es probable que haya que "limitar las zonas de salida, de recorrido y de llegada" y establecer "cómo serán los accesos en caso de tener que limitar al público".

Además, la organización se ha encontrado otras complicaciones, ya que, recordó, mueve a medio millar de personas, con la dificultad que entraña coordinar alojamientos, desplazamientos y medidas sanitarias. "Supone el triple de trabajo de una vuelta normal", apuntó el director de la competición, quien aseguró que "reducir el presupuesto de La Vuelta no es fácil" y dijo que "lo que lo cambia es que hay tres etapas menos", lo que reduce los gastos, pero también los ingresos.

Guillén aseguró que a día de hoy tiene "mucho optimismo" respecto a que la competición pueda celebrarse. "Creo que vamos a tener Vuelta como vamos a tener Tour, Giro y además cada vez más convencido de que en una situación de gran normalidad", señaló.

Respecto las etapas en Galicia, anunció que no se va a celebrar la que iba de Mos a Matosinhos, en Portugal, pero se mantendrá la salida desde la localidad pontevedresa con final en otra provincia (probablemente Zamora), aunque aplazó el anuncio a este viernes.

También avanzó que en otra de las etapas gallegas intentarán habilitar el cambio de bicicleta para afrontar la rampa del Mirador del Ézaro, ya que son, para él, "los dos kilómetros más duros del ciclismo profesional en España". Igualmente, destacó el final de la etapa en Ourense, en la que tuvo participación activa el exciclista profesional gallego Óscar Pereiro, y que consideró una "rompepiernas".

Guillén se mostró convencido de que a La Vuelta "van a venir" los grandes del ciclismo internacional porque, con las nuevas fechas, está "separada un mes del Tour, tres semanas del Mundial y será la última carrera del campeonato UCI World Tour". "Es perfectamente combinable el Tour con La Vuelta al tener tres etapas menos, unos 700 kilómetros menos que el Tour y el Giro, y el atractivo para que vengan los 'gordos' es importantes", sostuvo. El responsable de la competición deseó que sea "La Vuelta de la recuperación, del reencuentro y de la ilusión".

 

La Vuelta 2020 presenta su recorrido definitivo

Relacionado

La Vuelta 2020 presenta su recorrido definitivo