Especial Bicis Gravel: test Basso Palta

La marca italiana interpreta el gravel como una modalidad en la que prima el rendimiento, por lo que apuesta por una bici deportiva que muestra su máximo potencial en pistas rápidas, aunque se muestra solvente en todos los terrenos.

Test Basso Palta
Test Basso Palta

La Palta, cuyo nombre alude a la palabra grava en el idioma véneto, la región de donde proviene Basso, es una bici con una identidad propia. La marca italiana interpreta el gravel como una modalidad en la que prima el rendimiento, por lo que apuesta por una bici definida por una pipa de dirección muy reducida, de sólo 125 mm en una talla mediana. De hecho, en las primeras pedaladas sólo el sonido que produce el taqueado de los neumáticos en el asfalto te recordará que estás montando en una bici gravel.

La carretera y las pistas rápidas son su terreno, y nos atrevemos a decir que ahí es una de las gravel más efectivas, pero lo mejor es que después no desentona en su uso por senderos, donde se muestra más dócil de lo que podríamos pensar en un principio. La posición tan baja de las manos puede ser un hándicap para los menos experimentados, sobre todo porque parece que nos vamos a salir por encima del manillar, pero ofrece bastante confianza porque el control en la dirección es preciso.

 

Basso Palta         

 

Esta percepción de tenerlo todo bajo control se potencia gracias a la absorción de la horquilla, que, además de una identificable estética, cuenta con un laminado de carbono diseñado para filtrar los impactos verticales. Tiene espacio suficiente para albergar neumáticos de hasta 42 mm, aunque quizá no sea recomendable más de 40 en la parte trasera, que ya es suficiente para disfrutar al máximo con ella.

A pesar de que es una deportiva radical, la Palta no desentona con bolsas de Bikepacking. Lo pudimos comprobar en un viaje de tres días recorriendo la provincia de Gerona en los que sumamos 250 km y 4.500 metros de desnivel. Rodamos por bajadas rápidas, senderos y subidas técnicas y en todos los terrenos se mostró solvente, aunque quizá su punto débil sean los tramos más pedregosos por la rigidez del cuadro en la parte trasera.

En cambio, en los tramos más sencillos, donde hace valer su ligereza y agilidad, es divertidísima y rápida. Además de la versión monoplato, a partir de este año está disponible con opciones de doble plato para reforzar su carácter rutero, al que suma otras cualidades como las roscas para un tercer portabidón. Todo sin perder una estética minimalista que a nosotros nos encanta.

 

ficha tecnica basso palta         
opciones basso palta