Probamos la ropa Q36.5 en su Gravel Experience

Cuatro días en los Dolomitas para despedir la temporada de cicloturismo descubriendo carreteras poco transitadas y caminos alternativos a los puertos más famosos. Suena bien, ¿verdad?

Desde Caldaro (Italia): Joaquín Calderón. Fotos: @gianlucavanzetta

Q36.5 Gravel Experience
Q36.5 Gravel Experience

En estos tiempos en los que las marcas han descubierto el filón de las redes sociales para relacionarse con los clientes, Q36.5 apuesta por retomar el contacto directo organizando a principios de otoño sus Gravel Experience, cuatro días en un imponente escenario que sirven para pedalear codo con codo superando ascensiones que culminan a 2.000 metros de altitud. Una iniciativa que además es un campo de pruebas perfecto para conocer de primera mano los productos de la marca encabezada por Luigi Bergamo, quien fundó la empresa después de dos décadas trabajando en Assos.

Más de 220 km y 5.000 metros de desnivel en total en cuatro rutas que te detallamos en nuestro canal de YouTube para descubrir los alrededores de la carretera del vino en el Lago de Caldaro, acercarnos a las mágicas montañas de los Dolomitas o disfrutar del precioso Lago Carezza.

Q36.5 Gravel Experience foto 2

 

Chaqueta Q36.5 Interval Térmica: más protección para el invierno

A pesar de que en la segunda jornada llegamos a los 2.000 metros de altitud hasta alcanzar la cabaña de Naturnser Alm, y que en la tercera rodamos más de cuatro horas por encima de los 1.500 metros, tuvimos una suerte enorme en cuanto a la meteorología. Y más si tenemos en cuenta que esta experiencia se celebró entre el 7 y el 10 de octubre.

Por eso, la mayor parte del tiempo nuestro equipamiento principal fue el culote Gregarius Cargo Adventure -180 €-, el maillot de manga corta L1 Pinstripe -160 €-, la camiseta interior de manga corta Base Layer 2 -80 €- y el maillot de manga corta Woolf -170 €-. Cuatro prendas con un coste bastante elevado, pero con un rendimiento que está a la altura de lo que se espera en ese nivel de precios. El culote tiene una compresión perfecta, diferente en cada zona -pierna, lumbares-, ofreciendo una sensación de sujeción notable durante el pedaleo, mientras que la badana, elaborada por Elastic Interface, está entre nuestras preferidas a la hora de afrontar largas distancias.

chaqueta q36.5

El maillot Woolf, confeccionado con lana merino, fue una agradable sorpresa por el buen equilibrio entre transpiración y protección, ya que no resultó nada agobiante en las exigentes subidas -la más larga, el segundo día, desde los 550 hasta los 2.000 metros- y nos demostró que funciona bien cuando las temperaturas rondan los 15 ºC. El tercer día, en una ruta que nos llevó al Lago Carezza y el Passo Nigra, las temperaturas fueron un poco más duras, por lo que recurrimos a la chaqueta Hybrid y el chaleco Essential para la bajada final, que nos dejó de vuelta a Bolzano.

Con estas condiciones no tuvimos ocasión de probar la nueva chaqueta Interval Termica, aunque sí la pudimos conocer de cerca. Se trata de un modelo desarrollado para los días más fríos de invierno, desde los -5 ºC, gracias a una combinación de 11 tejidos diferentes con los que el objetivo es mantener el cuerpo a la temperatura que define el nombre de la marca: 36,5 ºC. La empresa italiana asegura que se fabrica siguiendo la tecnología de mapeado corporal, colocando cada tejido según la zona de sudoración para garantizar el aislamiento y la transpiración necesarios.

Chaqueta Q36.5 Interval Termica
Chaqueta Q36.5 Interval Térmica

Así, en la parte externa encontramos un tejido ligero e hidrorrepelente de dos capas con una membrana microporosa, mientras que el suave tejido UF Air Insulation del interior, al que se suma un chaleco en el pecho, asegura la retención de esta chaqueta Interval Termica, que cuenta en la parte central de la espalda, en la columna vertebral, con una única capa más transpirable. Una chaqueta de altísimo nivel, con un precio elevado -450 €-, para los que necesitan la máxima transpiración en los entrenamientos más exigentes -el Interval del nombre hace referencia a las repeticiones en las series-. Si buscas un nivel de calidad similar y no precisas de tanta transpirabilidad, la Hybrid, con un ajuste muy ceñido, o la chaqueta Adventure Winter pueden ser una opción interesante.

Chaqueta Q36.5 Adventure Winter
Chaqueta Q36.5 Adventure Winter

 

Zapatillas Q36.5 Unique: todo comodidad

Una de las grandes novedades de Q36.5 en la temporada 2021 han sido las zapatillas Unique, lanzadas tanto en versión de carretera como de montaña, una apuesta que ha ampliado más allá del segmento textil la oferta de la compañía. La marca asegura que ha estudiado la forma del pie y cómo se comporta durante el pedaleo para desarrollar un calzado que destaca por su ausencia de lengüeta, que se sustituye por una pieza de microfibra elástica.

zpatillas q36.5 unique

Esta peculiaridad hace que el ajuste de la parte superior sea similar al de un calcetín, bastante nítido, aunque los que busquen una zapatilla hiperrígida de competición quizá echen en falta más apoyo para los cables de los dos diales BOA. La estructura que rodea el empeine -Power Wrap- ofrece una sujeción suficiente y agradable, sin generar presión en los laterales del pie, mientras que la horma podemos calificarla como neutra.

zapatillas q36.5 unique II

En marcha, la zapatilla es uno de los modelos más cómodos que hemos probado, una cualidad en la que tiene mucho que ver la plantilla desarrollada junto a Elastic Interface, que es, básicamente, una especie de badana de culote adaptada a la forma y la función de la plantilla. Al principio la sensación es muy curiosa, acostumbrados a plantillas rígidas, pero nos ha convencido como una buena solución para garantizar la comodidad en las largas rutas de gravel, tanto por el agradable apoyo de la planta como por la reducción de las vibraciones que llegan al pie al pasar por terrenos irregulares.

 

Officine Mattio Santiago: el aluminio está muy vivo

Este viaje a los Dolomitas nos ha permitido conocer también las bicicletas de Officine Mattio, una joven marca fundada en Cuneo en 2019 que cuenta en su colección con cuatro versiones de su gravel Santiago -se llaman así porque los prototipos se probaron en el Camino de Santiago-: carbono, acero inoxidable, acero y aluminio. Nosotros pedaleamos con la versión más económica -desde 3.799 € con Shimano GRX- construida en aluminio, un material que ha perdido terreno respecto al carbono, pero que aún es la opción de muchos usuarios que se acercan al gravel como primera bici. Officine Mattio apuesta por tuberías de alta calidad Force 7005 de la clase AEGIS, la más ligera de Dedacciai.

Officine Mattio Santiago

Después de tanto tiempo pedaleando sobre carbono, las sensaciones de volver al aluminio son extrañas. La bici no es tan ligera y la rigidez está un poco por debajo, pero la absorción en las bajadas y la filtración de vibraciones, en lo que obviamente también influyen los neumáticos, no están muy alejadas. El manejo de esta Santiago es muy intuitivo y se muestra bastante estable, a pesar de que el tubo de dirección es muy corto, asemejándose a las bicis de carretera. Lo que sí es muy diferente a los modelos más comerciales es su estética y las cuidadas soldaduras, detalles que probablemente en gravel pueden pesar tanto como el rendimiento puro a la hora de elegir una bicicleta. En eso, los italianos tienen pocos rivales.

Officine Mattio Santiago foto 2

 

Los mejores vídeos