Shimano Ultegra R8100, Semi inalámbrio, Di2 y 12 velocidades. Sus diferencias con el Dura-Ace

El desarrollo del nuevo nuevo Shimano Dura-Ace R9200 ha supuesto también el lanzamiento del Ultegra R8100 de 12 velocidades, que por primera vez se produce simultáneamente

202865 irmo keizer
202865 irmo keizer

A diferencia lo que hasta ahora era habitual en sus últimos lanzamientos, Shimano ha presentado a la vez los nuevos grupos Shimano Dura-Ace R9200 y Ultegra R8100. Así, el segundo escalón de la gama llega al mismo tiempo que el grupo más avanzado de los japoneses, mientras que hasta ahora lo habitual es que heredase las tecnologías después de que el Dura-Ace estuviese al menos una temporada en el mercado.

La base de los grupos es la misma, ya que tanto el Dura-Ace como el Ultegra tienen 12 velocidades, funcionamiento inalámbrico, la misma tecnología en las manetas, la posibilidad de montar un potenciómetro en las bielas… Sin embargo, como es habitual entre las dos gamas, encontramos algunas diferencias en las construcciones y, sobre todo, en el peso final de los grupos completos.

202864 irmo keizer
Las bielas del nuevo Ultegra R8100 están disponibles en 52/36 y 50/34

El Dura-Ace declara un peso de 2.506 gramos con potenciómetro -21 g más que su predecesor-, mientras que el nuevo Ultegra R8100 pesa 2.706 gramos sin potenciómetro -8 g más que el R8000-. En total, unos 260 gramos de diferencia en las versiones con potenciómetro entre el tope de gama y el Ultegra, que seguramente continuará siendo el grupo superventas de la marca.

SHIMANO ULTEGRA R8100, AHORA SÓLO PARA Di2

La mayor novedad en el grupo Ultegra R8100 es que Shimano ha decidido lanzarlo sólo en versión electrónica Di2. Es decir, por ahora, y probablemente de manera definitiva, ya no existirá versión mecánica -con cable- del grupo Ultegra, el grupo orientado a cicloturistas deportivos desde su lanzamiento en 1987.

202867 irmo keizer
El Ultegra R8100 no está disponible en versión mecánica

Shimano destaca que el nuevo Ultegra tiene el mismo concepto y filosofía que el Dura-Ace, por eso se han solapado los lanzamientos. Su funcionamiento es idéntico, con las manetas inalámbricas y el cambio trasero con la integración de las funciones de la centralita, el antiguo D-Fly para la conectividad Bluetooth y el puerto de carga, mientras que también se han adaptado las mismas soluciones para mejorar la ergonomía de las manetas -son 4,3 mm más largas- y de los botones de los cambios -están más separados y son más anchos para que sea más sencillo pulsarlos-.

202869 irmo keizer
La ergonomía de las manetas Ultegra R8100 es idéntica a las del Dura-Ace R9200

Entonces, ¿cuáles son las diferencias? Pues básicamente la calidad de construcción de algunos componentes, como el casete, que es completamente de acero -el Dura-Ace tiene las cinco coronas superiores de titanio- y suma 70 gramos respecto al grupo tope de gama; o las pinzas de los frenos, que en el caso del Dura-Ace son de una pieza y en el Ultegra se construyen en dos piezas, lo que aumenta su peso en 49 gramos.

También hay algunas diferencias en las bielas, que en el caso del grupo Ultegra están disponibles en longitudes de 160, 165, 170, 172.5 y 175 mm -en el Dura-Ace también en 167.5 y 177.5-, y dentados de 52-36 y 50-34 -las Dura-Ace también en 54-40-. Ambos grupos tienen casetes disponibles en 11-30 y 11-34, pero en principio sólo habrá 11-28 en el Dura-Ace.     

202873 irmo keizer 1
Las pinzas de freno del Ultegra R8100 se construyen en dos piezas

Las manetas del Ultegra pesan unos 30 gramos más, el desviador unos 15 gramos y la cadena, que es la que se utiliza en el grupo XT de montaña, pesa 55 gramos más que la XTR que se monta para el Dura-Ace R9200. Pequeñas diferencias entre dos grupos cuyo funcionamiento ha sido prácticamente similar en sus últimos modelos.

Fotografías Irmo Keizer / Andreas Dobslaff - Shimano

Los mejores vídeos