Prueba: Manillar y Potencia FSA K-Force Light

El conjunto no defrauda, es suficientemente rígido, gracias a la potencia, para esprintar o subir de pie sin flexiones inoportunas y bajando aporta un punto de precisión a la dirección ayudando a llevar la bici por donde queramos.
Sergio Palomar - José Vicente Gisbert -
Prueba: Manillar y Potencia FSA K-Force Light
Prueba: Manillar y Potencia FSA K-Force Light

El apellido K-force Light es sinónimo de rendimiento, altas prestaciones y un peso reducido, tal y como demuestra este conjunto de impecable factura. La atractiva potencia, de carbono unidireccional, posee tapa de carbono en forma de H, tornillos de titanio, adaptador para horquillas de 1 1/8” -de serie es para horquillas de 1 1/4”- e incluye expansor y tapa. Sus robustas formas hacen que se sienta tan rígida como una de aluminio del mismo peso, pero debido al material se percibe algo más dulce en firme irregular.

El montaje lleva su tiempo, pues los tornillos de la tapa están orientados hacia atrás y el ancho cuerpo dificulta introducir una llave cómodamente -y más una dinamométrica- y porque los de la dirección son de doble cabeza, lo que complica algo su ajuste. El manillar compact hará las delicias de los que busquen confort, una posición del cuerpo más relajada o que no varíe mucho entre los diferentes agarres debido a sus reducidas cotas. Su parte superior, buscando la comodidad, es plana y está ligeramente inclinada, aunque quizá en exceso pues obliga a flexionar demasiado las muñecas. La transición hacia las manetas está muy conseguida permitiendo un apoyo muy natural cuando vamos sobre ellas y la curva inferior sorprende, ya que permite una posición relajada al mismo tiempo que facilita un muy buen alcance a los frenos.

Con un peso bastante inferior a un manillar de aluminio, su rigidez es muy similar pero su absorción mayor. En marcha el conjunto no defrauda, es suficientemente rígido, gracias a la potencia, para esprintar o subir de pie sin flexiones inoportunas y bajando aporta un punto de precisión a la dirección ayudando a llevar la bici por donde queramos. En carreteras en mal estado se muestra confortable gracias a la absorción del manillar, y los apoyos, salvo el superior, son muy cómodos y permiten rodar durante mucho tiempo en ellos sin molestias. Por todo ello, se muestra ideal para aquellos ciclistas exigentes que rueden por terrenos en mal estado o busquen un extra de confort.

POSITIVO:

-         Ergonomía del manillar.

-         Ligereza y comodidad del conjunto sin perder rigidez.

NEGATIVO:

-         Precios “tope de gama”.

-         Tornillos de la potencia poco accesibles.

Peso: Manillar 218 g (42 cm). Potencia 167 g (110 mm, con adaptador 1/18"). Tapa y expansor 44 g.

Precio: Manillar 288,66 €. Potencia 324,09 €.

Opciones: manillar 40, 42, 44 cm (centro a centro); 125 mm caída, 80 mm alcance. Potencia 6º y 100, 110, 120, 130 mm.

Distribuidor: Comet, 943 33 13 93.

Página Web de FSA

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...