Veloflex Corsa Race TLR, una cubierta open tubular y sistema tubeless que logra la máxima eficiencia

Los tubulares y cubiertas Veloflex son fabricados a mano en Presezzo -localidad cercana a Bérgamo-, y son conocidas por su altísima calidad y la utilización de carcasas de Corespun, formadas a partir de hilos de poliéster recubiertos de algodón con tramados muy altos -entre 320 y 350 hilos por pulgada-.

José V. Gisbert.

Cubiertas Veloflex Corsa Race TLR
Cubiertas Veloflex Corsa Race TLR

Las cubiertas de tipo open tubular utilizan el mismo proceso de construcción que los tubulares, en los que la banda de rodadura va pegada a la carcasa en vez de usar la técnica habitual de vulcanizar el conjunto con presión y calor en un molde. Heredan las ventajas de los tubulares: ligereza, comodidad y menos pérdidas por rozamiento; además, su montaje es muchísimo más rápido y sencillo. Pero, -en teoría- también heredan sus puntos negativos: son menos resistentes frente a los pinchazos y los cortes, su desgaste es más rápido y su precio es elevado.

Cubiertas Veloflex Corsa Race TLR

Cubiertas Veloflex Corsa Race TLR

Las Corsa Race TLR, además de open tubular, son las primeras cubiertas tubeless de Veloflex. Para poder prescindir de las cámaras, han sellado la parte interior de la carcasa con una membrana llamada Air-Lock, muy fina y fácilmente reconocible por su color negro. Los aros, inextensibles para evitar destalonamientos, son de Zylon -una fibra sintética de origen japonés- y para protegerlas de los pinchazos, bajo la banda de rodadura se ha utilizado una capa de RKB -Resilent Kinetic Belt- que no afecta a la resistencia a la rodadura ni la flexibilidad de la cubierta. Para mejorar el sellado en la zona de contacto entre la cubierta y la llanta, y proteger los aros, se emplea una capa externa llamada SPS -Sidewall Protection System-. La zona central de la cubierta -que incluye la banda de rodadura, la capa de refuerzo antipinchazos y la carcasa- midió 2,1 mm de grosor, una cifra sólo unas décimas por debajo de lo habitual en cubiertas tubeless de alta gama.

En el apartado del peso, nuestra báscula marcó 215 g -curiosamente, 10 g por debajo del declarado por el fabricante-, proclamándose la cubierta tubeless más ligera del mercado. Para compararla con modelos convencionales para cámaras, debemos incluir el peso del líquido sellante -unos 40 g por rueda- y las válvulas específicas -entre 5 y 15 g, dependiendo de la longitud y el tipo de metal utilizado-, pero el tubeless sigue resultando, salvo excepciones, más ligero, y no debemos olvidar su capacidad para reparar automáticamente los pinchazos.

Cubiertas Veloflex Corsa Race TLR

Cubiertas Veloflex Corsa Race TLR

Como la seda

El montaje en las ruedas resultó muy rápido, utilizando únicamente un desmontable y sin mucho esfuerzo. Para quitar las cubiertas tras el test no necesitamos ninguna herramienta, sólo las manos y un poco de habilidad. Las talonamos con bastante facilidad, pero con las Corsa Race es muy importante distribuir bien el sellante por el interior de las cubiertas -es preferible rodar con ellas lo antes posible-, ya que estas pierden presión con mucha rapidez. No aumentó en exceso la anchura por encima de los 25 mm anunciados, sólo 1 mm en las llantas de 21 mm internos que utilizamos.

Respecto a otros modelos tubeless, los open tubular -por su construcción- mantienen peor la presión, aunque tras un par de días de uso notamos que se redujo la pérdida a una cifra bastante aceptable. Esta característica nos recuerda a la de los tubulares tope de gama que utilizan cámaras de látex. También percibimos que es necesario añadir antes de lo habitual más líquido sellante -se evapora más- para seguir disfrutando de la protección antipinchazos. Por cierto, sólo admite sellantes basados en látex y como guía Veloflex recomienda varias marcas.

La calidad de rodadura es muy elevada gracias a la construcción de la carcasa y su alto TPI -hilos por pulgada-. También apreciamos una comodidad superior respecto a una cubierta para cámara y cubierta, a pesar de que la marca recomienda hincharlas a más presión de lo habitual en modelos tubeless. Las pérdidas por rozamiento, o de energía por deformación, están a la altura de las mejores cubiertas analizadas por laboratorios independientes -por ejemplo, Bicycle Rolling Resistance-. En cuanto al agarre en curva o en mojado, nada que objetar; y su protección frente a los pinchazos es bastante buena, mejor de lo esperado según los resultados de los tests. Una de las desventajas de las cubiertas open tubular suele ser su elevado precio, pero no en este caso ya que está al mismo nivel -o incluso por debajo- de muchos modelos tubeless tope de gama. Vittoria también incluye en su catálogo el modelo Corsa EVO TLR, algo más económico y con la ventaja de incluir una versión de 28 mm de ancho junto a la de 25 mm -el Race sólo el de 25 mm-. Al tratarse de una cubierta destinada a la competición -cada vez más equipos profesionales están prescindiendo de los tubulares- la duración de la banda de rodadura no es elevada.

Muy ligeras, rápidas, absorbentes y con las ventajas del sistema tubeless. Una opción recomendable, sin ninguna duda, para ciclistas que aspiran a lo máximo.

Cubiertas Veloflex Corsa Race TLR

Cubiertas Veloflex Corsa Race TLR

Ficha técnica

Precio: 53 €
Peso: 215 g
Medida: 700x25c
Opciones: flancos negros o marrones
Distribuidor: Comet, comet@comet.es
Web: www.veloflex.it

Los mejores vídeos