El confinamiento dispara la demanda de material para entrenar en casa

"La venta de equipos de entrenamiento se ha multiplicado entre diez y veinte veces", afirman desde Deporvillage

EFE/Miguel Ángel Moreno

El confinamiento dispara la demanda de material para entrenar en casa
El confinamiento dispara la demanda de material para entrenar en casa

Las medidas de confinamiento decretadas para intentar frenar la expansión del coronavirus han tenido un efecto inesperado, el incremento de la demanda de material para entrenarse y realizar ejercicio físico desde casa, que confirman a EFE varios comercios electrónicos especializados.

Casi la mitad de la población española practica deporte de forma semanal (un 46,2 % según los datos de la Encuesta de Hábitos Deportivos del Ministerio de Cultura y Deporte de 2015, la última disponible), la mayoría gimnasia (19,2 % de la población) y deportes de exterior como carrera (10,6 %), ciclismo (10,5 %) o fútbol (7,2 %), así como natación (8,4 %).

La necesidad de mantenerse en casa para frenar la curva ascendente de propagación del virus ha generado que en estas semanas muchas personas hayan decidido adquirir productos para mantener esa actividad física en su domicilio, aprovechando que el comercio electrónico sigue en marcha.

Una demanda que ha provocado que entre el 15 de marzo, un día después de decretarse el estado de alarma, y el 18 de ese mismo mes, la demanda de bicicletas estáticas aumentara un 453 %, según el comparador de precios Idealo, que observa un aumento del 218 % en la demanda de máquinas elípticas y un 508 % de escalada de la petición de rodillos, que permiten utilizar la bicicleta en casa.

"Se han vendido más rodillos en un mes que en 4 años"

Las observaciones de esta web, o las que se pueden hacer al ingresar en los principales operadores de comercio deportivo e intentar adquirir alguno de estos productos por sus canales digitales -muchos de ellos agotados o en sus últimas unidades-, son ratificadas con los responsables de varios comercios especializados.

"Creo que se han vendido más rodillos de ciclismo en un mes que en cuatro años", asegura a EFE el consejero delegado de la tienda de comercio electrónico deportivo Tradeinn, David Martín.

Esta empresa catalana vendió en 2019 material deportivo por 188 millones de euros, con 15 tiendas digitales especializadas por deportes (ciclismo, buceo, montaña, tenis, esquí, natación, motociclismo, náutica, carrera, fútbol, moda, deportes extremos e infantiles) a 5 millones de clientes en todo el mundo, y tenía planes de ampliar su espacio logístico en este año.

Aunque a nivel general, como es lógico por el confinamiento, la demanda ha bajado, el crecimiento de ventas en algunas categorías de producto para hacer ejercicio en casa han aumentado en cifras exorbitadas, del 10.000%. "Las marcas ya no tienen más stocks", alerta Martín.

Cada vez es más difícil encontrar producto

Confirma esa tendencia el consejero delegado de la tienda digital de material deportivo Deporvillage, Xavier Pladellorens. "La venta de equipos para entrenar en casa se ha multiplicado entre diez y veinte veces", explicó a EFE a través de un correo electrónico.

Deporvillage alcanzó en 2019 los 60 millones de euros de facturación y solo en la campaña de rebajas de inicio de este año vendió material por 8 millones, está especializada en ciclismo y deportes de exterior, como la carrera y el triatlón, entre otros.

"Por ahora estamos operando con normalidad, entregando pedidos y el equipo de oficina teletrabajando. Todo lo relativo a hacer deporte en casa ha vivido un aumento espectacular y mucho de ello se ha agotado", explica su cofundador.

Una situación que provoca que "cada vez sea más difícil encontrar producto" para comercializar, aunque en Deporvillage aseguran que seguirán teniendo "unos días más".

No obstante, el crecimiento de estas categorías tiene su reverso negativo: el resto de artículos para hacer deporte, imposible de practicar por el confinamiento, ha sufrido una caída de ventas del 50 %, menor porque la actual es "una época valle" para estos comercios.

El peligro de la falta de abastecimiento

La empresa vasca Fitnessdigital.com, que vende tanto a gimnasios como a clientes particulares ha notado "un pico de ventas" en la demanda de productos para hacer ejercicio físico en el interior, paralela a la caída del material para deporte al aire libre.

"Los productos más demandados son las cintas de correr, bicicletas de ciclo indoor, bicicletas estáticas, aparatos de musculación... En general, productos que permiten mantener una rutina de entrenamientos intensos en casa, simulando el ejercicio que se practicaba en gimnasios o al aire libre", explica a EFE la responsable de marketing de esta compañía, Amaia Caballero.

Aunque en su caso siguen "cien por cien operativos" y con existencias de productos, esta plataforma pone sobre la mesa otro efecto de la pandemia: la "falta de abastecimiento" del sector que viene de hace varios meses, desde el año nuevo chino, al que siguió la parte más dura del brote en el gigante asiático.

Fitnessdigital.com también es proveedor de gimnasios, un sector que ahora mismo está cerrado por el confinamiento y que augura una crisis muy dura que recuerda a la del año 2008.

"Aquella trajo consigo el formato de gimnasio de bajo coste. Con esta, desconocemos cómo se comportará el usuario. En China estamos viendo que pese a haber vuelto a la normalidad todavía hay bastantes reticencias a volver a los gimnasios. Son culturas diferentes, pero puede que esa sensación se mantenga", analiza Caballero.

Tengan o no perspectiva de volver a los gimnasios una vez pase la pandemia, lo cierto es que los aficionados al deporte están haciendo lo posible por dotarse de los medios para tener un gimnasio en casa mientras duren estas semanas de confinamiento para frenar la curva de contagios de Covid-19, que se ha llevado por delante más de 4.000 vidas en España y 24.000 en todo el mundo.