Wilier Cento10AIR (Prueba)

La necesidad de elegir entre una bici de competición escaladora o aerodinámica, poco a poco va dejando de tener sentido con máquinas como esta Cento10AIR.
Sergio Palomar / Fotos: Rafa Gómez -
Wilier Cento10AIR (Prueba)
Wilier Cento10AIR (Prueba)

Hace ya unas temporadas la marca italiana enfocó su bici más icónica, la Cento, hacia la aerodinámica. Primero con la SR que incluía un par de guiños, más tarde con la Cento1AIR ya decididamente perfilada, bicis todas ellas que han pasado por nuestras páginas. Ahora llega la evolución de esta que mantiene los conceptos básicos de diseño pero trabaja el peso y, sobre todo, la rigidez del conjunto para ofrecer una bici de carreras sin fisuras que se desenvuelva perfectamente en todos los terrenos. Los poco más de 7 kg en montaje Ultegra, y con unas ruedas no precisamente ligeras, nos dicen, ya antes de salir a la carretera, que el primer objetivo se ha cumplido. En cuanto al segundo, nada mejor que recurrir a soluciones contrastadas. En este caso los tubos de perfil truncado que permiten lograr aerodinámica sin tener que renunciar a la solidez lateral. También, en la búsqueda de una menor resistencia al viento, sin que ello suponga pagar un peaje en forma de prestaciones, se busca una mayor integración.

Publicidad

Encarar una bajada revirada se convierte en un auténtico videojuego con la Cento10AIR.

En el anterior modelo ya vimos cómo los topes de los cables se ocultaban del aire en la parte interior del tubo diagonal. Ahora, se mantiene esa ubicación pero únicamente para situar los ajustes en caso de emplear grupo mecánico y todo el cableado pasa a través del espectacular conjunto manillar/potencia integrados Alabarda al interior de la dirección y de ahí al cuadro. Una lástima que los cables de freno aún queden a la vista. En ruta las diferencias de comportamiento con la Cento1AIR son escasas. Tampoco esperábamos menos cuando esta versión anterior ya contaba con un manejo delicioso. En lo que sí se agradece la ligera ganancia de rigidez es a la hora de cambiar la inclinación de la bicicleta en curvas enlazadas, sin duda uno de los aspectos más exigentes para cualquier cuadro y donde la Cento10 se desenvuelve casi al nivel de las ultrarrígidas bicis escaladoras.

Buena base

Para fabricar una bici de primer nivel lo primero ha de ser la materia prima, donde el carbono de alto módulo 60TON se lamina en un cuadro de aspecto musculoso. Una imagen que se traslada a la carretera cuando realizamos aceleraciones o afrontamos cambios súbitos de dirección a la hora de enlazar curvas. Abajo Wilier no se complica la vida y utiliza una caja de pedalier BB86 PressFit.

Publicidad

Donde sí han buscado dar una vuelta de tuerca es en la dirección, en la que optan por que ambos rodamientos sean de medida 1’’ ¼, abajo para mantener una superficie frontal lo más reducida posible y arriba para dar solidez a la dirección, algo que como os explicábamos, han logrado. También nos ha gustado encontrarnos con puentes de freno de anclaje directo, circunstancia que proporciona todavía mayor contundencia a los ya por sí exquisitos puentes Shimano, lo que sumado a la pista de frenado Exalith de las ruedas Mavic nos aporta una más que notable capacidad de detención.

Ganancia sin coste

Nuevamente la aerodinámica se postula como forma de arañar unos vatios y el mérito es hacerlo sin que suponga un lastre en otros aspectos como peso o rigidez. En ambos parámetros ha trabajado Wilier, para el primero adoptando unas secciones más estilizadas de los tubos y en el segundo eligiendo la que parece ser la solución óptima a la hora de elaborar perfiles aerodinámicos: recortar la cola del tubo para no estirarlos en exceso y perder rigidez lateral. A la hora de desarrollarlos siguen los diseños NACA, el comité aeronáutico norteamericano que fija las distintas recomendaciones en la materia.

Publicidad

También se deja más separación entre la rueda delantera y las patas de la horquilla para minimizar la interacción con las turbulencias que genera la rueda, o la ya mencionada pipa de dirección de 1’’ ¼ . La tija, también de perfil truncado, mejora su anclaje respecto a la Cento1AIR con una cuña más estilizada y efectiva, aunque, como es costumbre, de difícil acceso para la llave dinamométrica.

Arma letal

En la Edad Media, la Alabarda era un arma temible en manos de las tropas que se enfrentaban a las cargas de caballería. Nombre que Wilier ha dado a su conjunto manillar y potencia. Aunque se ha creado específicamente para esta bici, también se puede emplear en otras con horquilla de 1’’ 1/8 gracias al curioso cierre de cuña, similar al empleado en la horquilla.

Publicidad

Complementa la aerodinámica de la bici, más allá de su perfil NACA, al guiar los cables por su interior y disponer de un alojamiento en la parte inferior para la centralita del grupo electrónico Di2 que pasan por un hueco al interior de la horquilla. En el aspecto práctico destaca su soberbia rigidez, que refuerza a la sólida dirección y nos permite un control absoluto de la bicicleta. En lo que refiere a sus cotas, mencionar que se mantienen en parámetros compact, haciéndose muy cómodo el rodar agarrado abajo como nos vimos obligados a hacer durante cuarenta kilómetros seguidos durante el test en un día de auténtico huracán.

Soporte firme

De entre los componentes que se montan en esta bici nos ha enganchado uno tan personal y difícil de valorar como es el sillín Astute que monta de serie, cuyo hermano Skycarb probábamos para vosotros hace un tiempo atrás. Un sillín que como toda la gama de la marca italiana mantiene el peso contenido pero sin sacrificar comodidad, contando con un acolchado en el que se aúnan características contrapuestas como son el confort y la firmeza.

Publicidad

Somos bastante precavidos a la hora de recomendar sillines, pero en este caso haremos una excepción ya que desde el primer kilómetro nos hemos encontrado perfectamente adaptados a él, llegando a realizar hasta recorridos de cinco horas sin sufrir mayor molestia que el dolor de piernas tras una larga ruta.

GEOMETRÍA

Radical es la palabra que mejor define a esta Wilier Cento10AIR y de ahí la nota que obtiene en el apartado cicloturismo. No sólo es larga en el puesto de conducción, sino que también es tremendamente baja. Con los separadores que se ven en las imágenes la diferencia entre sillín y manillar era de 8 cm, incluso hemos visto a los profesionales en el Giro utilizar varias arandelas bajo la potencia. Vainas cortas y dirección cerrada siguen el manual de la deportividad pura y se refleja plenamente en la carretera con un comportamiento en el que prima la agilidad ante todo. No es una bicicleta para todo el mundo, pero en buenas manos resulta muy rápida cuando nos lanzamos cuesta abajo. A su vez, el compacto tren posterior asegura una buena transmisión de fuerza que se ha dejado notar a la hora de afrontar puertos, un terreno en donde para nada desentona.

Publicidad

EL JUICIO

Cuando nos preguntan qué tipo de bici elegiríamos, a menudo nos quedamos pensativos sin saber qué decir. Lo que sí tenemos claro es que, con el afinado que las distintas marcas están haciendo a sus cuadros, cada vez tiene menos sentido elegir una escaladora pura salvo que vivas en medio de la montaña y asciendas puertos duros a menudo. Sin embargo, en el terreno en el que se mueve de forma habitual el común de los ciclistas, disponer de unos vatios gratis en la recámara siempre es bienvenido. Aunque parezca que lo de la aerodinámica es sólo para los competidores que ruedan a gran velocidad, tened en cuenta que con un viento de cara de 15 km/h y rodando sólo a 20 km/h el efecto aerodinámico es como rodar a 35 por hora, por lo que cualquiera podemos beneficiarnos. Sobre todo si, como en esta Cento10AIR, el comportamiento en montaña es ejemplar.

WILIER CENTO 10AIR

Publicidad

Velocidad, sensaciones de carrera y una agilidad en la conducción envidiable convierten a la última creación de Wilier en un atractivo cohete que satisfará a los ciclistas con la sangre más caliente.

Cuadro

Cuadro Carbon monocoque 60TON

Horquilla Carbon monocoque 60TON

Tallas XS, S, M, L, XL, XXL

Colores Azul cromado, blanco/naranja/azul, negro/rojo, gris/rojo/negro, rojo/blanco

Transmisión

Bielas Shimano Ultegra 53/39

Desviador Shimano Ultegra Di2

Cambio Shimano Ultegra Di2

Mandos Shimano Ultegra Di2

Cadena Shimano CN-HG701

Ruedas

Ruedas Mavic Cosmic Pro Carbon Exalith

Casete Shimano Ultegra 11-28

Cubiertas Mavic Yksion Pro700x25c

Frenos Shimano Ultegra Direct Mount

Componentes

Manillar/Potencia Alabarda integrado

Tija Ritchey Cento10AIR

Sillín Astute Star Lab

Cifras

Peso total 7,535 kg (sin pedales)

Precio 7.150 €

Distribuidor Wilier Triestina SpA, info@wilier.it

Página web de Wilier

Publicidad

Galería relacionada

Prueba: Wilier Cento10AIR

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...