Yves Lampaert sorprende a los favoritos y empieza el Tour vestido de amarillo

El belga del Quick-Step se impone en la contrarreloj inaugural en Copenhague, marcada por la lluvia, por delante de Wout Van Aert (a 5"), Tadej Pogacar (a 7") y Filippo Ganna (a 10").

Yves Lampaert empieza el Tour vestido de amarillo. Foto Luca Bettini (Sprint Cycling Agency)
Yves Lampaert empieza el Tour vestido de amarillo. Foto Luca Bettini (Sprint Cycling Agency)

El Tour de Francia 2022 arrancó en Copenhague con una contrarreloj de 13,2 km que se presuponía rápida -totalmente llana-, pero que estuvo condicionada por la lluvia que cayó durante buena parte de la misma y que convirtió en peligroso el trazado, especialmete en las zonas reviradas. Algo de lo que pueden dar fé ciclistas como Stefan Bissegger (a priori uno de los favoritos y que se cayó en dos ocasiones), Christophe Laporte, quien también se fue al suelo tras marcar el mejor tiempo en el punto intermedio, o Mikkel Honoré. 

En este inquietante escenario Wout van Aert negoció las curvas con maestría y sacó su enorme potencia para marcar un tiempo de 15´22" que parecía suficiente para darle la victoria, Superó a todos los favoritos, que habían salido en la parte iniclal de la crono buscando evitar la lluvia (Pogacar, Ganna, Van der Poel, Pedersen, Vingegaard, Roglic...)  y ya rozaba con los dedos la victoria. 

Pero los meteorólogos que anunciaron que la situación empeoraría según avanzaba la tarde no estuvieron muy acertados. Dejó de llover y con el paso de los minutos el suelo se fue secando, circunstancia que aprovechó un especialista como Yves Lampaert (dos veces campeón de Bélgica contrarreloj) para rebajar en 5" el tiempo de Van Aert.

El belga del Quick-Step firmó un espectacular registro de 15´17" (a 51,78 km/h), que le vestía con el primer maillot amarillo del Tour. Una gran sorpresa para arrancar la Grande Boucle. La cara de Wout van Aert cuando llegó Lampaert lo decía todo. 

Tres minutos frenéticos

El primer tiempo de referencia lo había marcado Mathieu van der Poel, quien arriesgando en las curvas, vistiendo su innovador buzo de más de 3.000 euros, había completado el recorrido en 15´30", un registro al que se acercaron sin superarlo Mads Pedersen (a 2"), Jonas Vingegaard (+2") y Primoz Roglic (+ 3"). Los dos líderes para la general del Jumbo-Visma prácticamente calcaron sus tiempo (solo les separaron 25 centésimas, a favor del danés).  

Entonces vivimos tres minutos de locura que empezó con la llegada del campeón del Mundo contrarreloj Filippo Ganna, quien rebajaba en 3" el registro de Van der Poel (15´27"). Menos de un minuto después finalizaba Wout van Aert, que corroboró su espectacular actuación parando el reloj en 15´22"... cinco segundos mejor que el italiano. Sin respiro, se acercaba a la meta el vigente campeón, Tadej Pogacar, que se quedó a sólo 2" del tiempo de Van Aert (15´24"), pese a haber dado la sensación de ser mucho más prudente a la hora de negociar las curvas. Otra demostración de poderío del esloveno del UAE. 

Wout van Aert
Wout van Aert superó a todos los favoritos y soñó con la victoria ... pero Lampaert le privó de ella. Foto: Luca Bettini (Sprint Cycling Agency)

La victoria parecía que ya tenía dueño... hasta que Yves Lampaert -un especialista con el que casi nadie contaba- entró en acción y, aprovechándose de un firme en mejor estado, se llevó un inesperado triunfo y el primer liderato de la ronda francesa. Es la 15ª victoria como profesional de esta gran rodador y clasicómano que también logró un triunfo parcial en La Vuelta 2017. En su palmarés también figuran dos victorias en A través de Flandes, la clásica Brujas-La Panne, una etapa de la Vuelta a Suiza y un tercer puesto en la París-Roubaix.

Es increíble, ¡he batido al gran Wout van Aert! No me lo esperaba. Me cuesta hacerme a la idea. Es el Tour de Francia, los mejores ciclistas del mundo están aquì y soy el líder", dijo un exhultante Yves Lampaert.

Entre los favoritos a los puestos de honor en el Tour Tadej Pogacar fue el mejor. Aventajó en 8" a Jonas Vingegaard, en 9" a Primoz Roglic, en 16" a Adam Yates, en 18" a Geraint Thomas, en 25" a Aleksandr Vlasov, en 37" a Daniel Felipe Martínez, en 38" a Romain Bardet, en 42" a Nairo Quintana, en 48" a Damiano Caruso, en 49" a Enric Mas ("He ido a asegurar, hemos salvado el día", diría el líder del Movistar en meta), en 56" a Ben o´Connor... Por su parte Chris Froome firmó una crono muy floja (16´33", a 1´16" del ganador). 

 Sin ser diferencias insalvables son más que significativas para tratarse de tan solo 13,2 km. Un pequeño gran golpe moral para empezar el Tour. El esloveno del UAE empieza fuerte la misión de reválidar su título

Tadej Pogacar
Tadej Pogacar, sin arriegar en exceso, empieza fuerte el Tour. Foto: Nico Vereecken (Sprint Cycling Agency).

Mañana la 2ª etapa, también en suelo danés, llevará a los ciclistas desde Roskilde a Nyborg, con un recorrido de 202.2 km y la amenaza de los abanicos si soplara el viento en los kilómetros finales. Especialmente expuestos estarán durante los 18 km en que transitarán sobre el puente de Grand Belt, sobre las aguas del Mar Báltico, cerca de meta. Un día para estar muy alerta. 

Etapa 2

CLASIFICACIONES

Results powered by FirstCycling.com

 

Nuestros destacados