Dossier: cubiertas gravel

Las cubiertas son, sin duda, uno de los elementos más importante de una gravel. Su elección dependerá del tipo de terreno por el que rodemos y cómo lo vamos a afrontar. Para no equivocarnos en la elección, os mostramos las cubiertas más avanzadas de las mejores marcas .

José V. Gisbert.

Dossier: cubiertas gravel
Dossier: cubiertas gravel

El equipo de CICLISMO a FONDO sigue trabajando con esfuerzo para manteneros informados de toda la actualidad del mundo del ciclismo. Hazte Prémium aquí, desde solo 1 € al mes (el primer mes gratis) y estarás haciendo posible que sigamos elaborando estos contenidos, a la vez que podrás disfrutar de artículos exclusivos y navegarás por toda la web sin publicidad.


 

Pistas de tierra seca y compacta, terreno arenoso o suelto, embarrado, pedregoso, asfalto en mal estado... La mayor ventaja de las bicicletas gravel, y uno de los secretos de su éxito, es la posibilidad de rodar por cualquier tipo de superficie. Pero debemos escoger un tipo de cubierta que se amolde lo mejor posible a todos los tipos de terrenos por los que solamos pedalear, buscando un buen compromiso entre agarre y resistencia al avance.

Hay que fijarse en el diseño de la banda de rodadura. Si esta tiene tacos grandes y muy separados, el terreno ideal es el arenoso o, sobre todo, el embarrado, pero en superficies duras reducirán nuestra velocidad y se desgastarán con rapidez. Los tacos pequeños y con poco espacio entre ellos son el patrón más utilizado, perfecto sobre todo tipo de superficies excepto los embarrados, donde debemos extremar las precauciones una vez que los tacos ya no puedan evacuarlo.

Los semi-slick combinan el diseño anterior con una banda central lisa -la que está en contacto con el suelo cuando rodamos en tamos rectos- para reducir el rozamiento, pero en terreno suelto perderemos tracción y la distancia de frenada se alargará.

cubiertas gravel

 

Muchos fabricantes utilizan en las dos hileras del exterior tacos más grandes y en ángulo para que se claven en el terreno cuando nos inclinamos en las curvas, pero puede volverse en nuestra contra si el terreno es duro, ya que perderemos el agarre sin margen para rectificar. Sobre la anchura de la cubierta, la receta es sencilla: a mayor amplitud sufriremos menos problemas por llantazos, obtenemos más agarre y comodidad, pero nos lastrará si queremos rodar rápido.

Por último, también podemos utilizar cubiertas sin dibujo o slicks, como las de carretera -preferiblemente en una anchura superior- pero podemos olvidarnos de cualquier tipo de incursión fuera del asfalto a riesgo de caernos en la primera curva por falta de agarre.

A continuación os mostramos una selección de las cubiertas más avanzadas de las mejores marcas

 

Vittoria Terreno

Aquí puedes leer la Prueba de las cubiertas Vittoria Terreno

 

cubiertas gravel vittoria terreno

 

Hutchinson Overide

Aquí puedes leer la Prueba de las cubiertas Hutchinson Overide

 

cubiertas gravel hutchinson overide

 

Kenda 

Aquí puedes leer la Prueba de las cubiertas Kenda de gravel

 

cubiertas kenda gravel

 

Bontrager GR2

Los de Wisconsin han diseñado un neumático con una carcasa de perfil redondeado para minimizar la resistencia a la rodadura y para el dibujo se confía en tacos bajitos y pequeños, muy juntos en la zona central y de forma poligonal, más espaciados y dispuestos en dos filas en los flancos. Se añade una tercera fila en el extremo del flanco con gruesos tacos cuadrados que nos sostendrán en tumbadas al límite. La buena flexibilidad de su carcasa de 120 TPI nos permitirá trazar casi como si de unas cubiertas lisas se tratara, también son tubeless ready para poder utilizarlas sin cámara. Únicamente están disponibles en medida 700x40c, y en dos versiones: con los flancos negros o en color marrón, igual que el de las cubiertas retro. Bontrager dispone de más modelos gravel, como el GR1 y LT2. www.trekbikes.com 

Bontrager GR2

 

Challenge Gravel Grinder 

Apreciada por la alta calidad de sus cubiertas y la fabricación artesanal, Challenge añadió la pasada temporada a su catálogo el primer modelo específico para gravel, el Grinder. Está disponible en 4 versiones: Pro/ Pro HTLR, ambas fabricadas a mano, con la banda de rodadura pegada y en 33 o 36 mm de anchura -la HTLR es compatible tubeless-; y Race/ TLR, la primera dispone de protección antipinchazos y en 38 o 42 mm, la TLR es tubeless y se fabrica en 33 y 42 mm de anchura. La zona central posee una textura formada por diminutos rombos para rodar a alta velocidad, pero en los laterales encontramos tacos grandes y separados, culpables de la adherencia en zonas reviradas. www.challengetires.com

Challenge Gravel Grinder

 

Goodyear Connector 

En su reciente reestreno fabricando cubiertas para bicicletas, la marca estadounidense de la bota alada fundada en 1898 no podía dejar de lado el gravel. El modelo Connector está disponible en 40 mm de anchura y dos versiones: Premium y Ultimate, ambas son compatibles tubeless y se diferencian en la construcción de la carcasa, más ligera en la Ultimate. El diseño de la banda de rodadura es uno de los más utilizados, empleando tacos pequeños bastante juntos en la parte central y más separados en los laterales. Una apuesta segura en terrenos de dureza media. Goodyear también ofrece un modelo semislick, el County, idóneo para asfalto o pista. www.goodyearbike.com

Good Year Connector Ultimate

 

Maxxis Rambler 

Las Rambler fueron las primeras Maxxis destinadas al gravel, estrenándose con un producto de alta calidad. Sus pequeños tacos centrales son de escasa altura, tienen formas rectangulares y huecos en el centro; los más altos y separados están en los laterales, obteniendo un buen agarre en terreno seco sin penalizar el rozamiento o el desgaste gracias al doble compuesto de la banda de rodadura -blando en los laterales y duro en el centro-. Son compatibles con tubeless, la carcasa tiene 60 TPI y cuentan con protección EXO en los flancos, pero es muy ligera y flexible respecto a otros modelos más reforzados. Podemos adquirirlas en nada menos que en 12 versiones diferentes según su anchura -de 38, 40, 45, 47 y 50 mm-, tipo de carcasa -EXO, SilkShield y SS- y el diámetro -700c o 650b-. Unas cubiertas 100% gravel perfectas para rodar con seguridad por caminos de tierra, pero Maxxis a su vez ofrece tres modelos para completar la gama con las opciones para asfalto y pistas duras Re-Fuse y Velocita AR, junto al Ravager, su especialista en terreno suelto. www.maxxis.com

Maxxis Rambler

 

Michelin Power Gravel

La firma gala, uno de las principales fabricantes de neumáticos a nivel mundial, ha adaptado toda la tecnología de la familia Power a su nuevo modelo Gravel. Su carcasa emplea tres lonas de 120 TPI, e incluye una capa protectora Protek -de aro a aro- para poner la cubierta a salvo de pinchazos, cortes y roces en los flancos. El compuesto de la goma X-Miles es el más longevo de la gama Power y añade en la zona central un compuesto más duro. El diseño de la banda de rodadura sigue la tendencia de modelos para tierra de dureza media al incluir en la zona central tacos pequeños y con poco espacio entre ellos, pero siguen siendo del mismo tamaño según se alejan de él, e incluso cambian ligeramente su orientación para mejorar el agarre en curva; y ya en el extremo, los tacos crecen en tamaño y altura. 33, 35 y 40 son los milímetros de anchura en los que podemos encontrarla y en los tres casos son compatibles con tubeless.
bike.michelin.com

Michelin Power Gravel

 

Pirelli Cintaurato Gravel

Otro gigante de la industria del neumático, la italiana Pirelli, también ha decidido recientemente incluir en su extenso catálogo cubiertas para ciclismo. Sus dos modelos Cinturato para gravel, las Mixed Terrain y Hard Terrain, tienen en común el compuesto SpeedGRIP de la banda de rodadura y la carcasa de nylon con 127 TPI, que cuenta con una banda de refuerzo de un extremo a otro. Ambas están disponibles en 5 medidas: 35, 40 y 45 mm en diámetro 700c; además de 45 y 50 mm en diámetro 650b. Las Mixed Terrain, como se puede intuir, serán las elegidas en terrenos mixtos, contando con taqueado de tamaño generoso y con bastante espacio entre ellos. Por el contrario, el diseño de las Hard Terrain incluye tacos más reducidos, poco elevados y muy agrupados -excepto los laterales-, garantía de una buena adherencia en terreno compacto. velo.pirelli.com

Pirelli Cinturato Gravel Hard

 

Schwalbe G-One

La apuesta por el gravel de la firma alemana ha resultado una de las ganadoras gracias a su familia G-One, compuesta por cuatro modelos. La rodadora Speed basa en cientos de minúsculos tacos -redondos, bajos y muy agrupados- su escaso rozamiento y buen agarre en superficies duras. Una de las opciones más utilizadas en gravel, la Allround -todouso-, calca el diseño de la Speed aumentando ligeramente el tamaño y separación de los tacos. En la Bite, la opción para terreno suelto, los tacos siguen siendo redondeados; pero el tamaño y separación entre ellos, sobre todo en los laterales, ya es evidente. El nuevo modelo Ultrabite es el arma perfecta de la gama G-One cuando se necesite el máximo agarre en situaciones delicadas. La cantidad de medidas y versiones disponibles son realmente abrumadoras, para conocerlas os aconsejamos visitar su web. www.schwalbe.com

Schwalbe G One All Round

 

Specialized Pathfinder Pro

Con Specialized no hay margen para el error gracias al diseño y tecnología presentes en cada bicicleta, equipamiento, accesorio o componente. Las cubiertas Pathfinder Pro, presentes en los modelos gravel Diverge de gama media/alta de la firma de Morgan Hill, son un buen ejemplo. Este modelo recibe debajo la banda de rodadura una protección antipinchazos Blackbelt y otra, denominada Endurant Casing, en todo el ancho de la carcasa -de 120 TPI- para hacer frente a los cortes y roces. Su goma de compuesto Gripton incrementa el agarre sin reducir la duración, el sistema tubeless 2Bliss Ready nos permitirá prescindir de las cámaras y está disponible en 38 y 42 mm de ancho en diámetro 700c y 47 mm en 650b. El taqueado apuesta por el diseño más eficaz en terrenos duros/medios -pequeños y agrupados en el centro, y más elevados y grandes en los extremos-, e incluye una estrecha banda central totalmente lisa para facilitarnos rodar en superficies duras. Specialized tiene más opciones para gravel en las Sawtooth, Terra, Tracer y Trigger. www.specialized.com

Specialized Pathfinder Pro

 

 

Tubeless: ¡adiós cámaras!

Ya nadie duda de las ventajas del sistema tubeless en mountain bike, logrando la ausencia de problemas por pinchazos -incluyendo los sufridos por llantazos junto a la mejora en agarre y comodidad al permitirnos reducir considerablemente la presión.

En el segmento del gravel también nos podemos beneficiar del tubeless -con más motivos al no equipar suspensión y la reducida sección de las cubiertas- si utilizamos nuestra montura para algo más que dar tranquilos paseos por pistas. Primero debemos verificar si las ruedas son compatibles. La llanta debería contar en su interior con una zona central rebajada para facilitar el montaje de la cubierta y evitar destalonar si perdemos mucha presión; si no hay rebaje no os aconsejamos utilizarlas. El fondo de llanta ha de ser estanco, de lo contrario hay que sustituirlo por uno que impida que se escape el aire; hay muchas opciones donde escoger, pero debemos usar la misma anchura del original.

cubiertas tubeless

Las válvulas -también especiales para tubeless- son imprescindibles y es recomendable que el obús se pueda desmontar. En cuanto a las cubiertas, afortunadamente las que incluyen la gran mayoría de bicis gravel están preparadas para usar sin cámaras, aunque las monten cuando las adquirimos. Podemos destinar una cámara a la bolsa de herramientas y utilizarla en nuestras rutas en caso de emergencia.

Sólo nos quedaría, tras instalar la válvula y la cubierta, echar el líquido sellante por la válvula tras desmontar el obús -o por un flanco de la cubierta antes de montarla- en la cantidad recomendada por el fabricante. Será el encargado de taponar los orificios y pequeños cortes de la cubierta gracias a su composición a base de látex. Una de las desventajas del tubeless respecto al sistema tradicional con cámaras -junto a la mayor dificultad en el montaje- consiste en que el sellante no es eterno y hay que revisar su estado cada cierto tiempo.

cubiertas tubeless

Una vez instalado, la mejora es enorme. Con cámaras no es recomendable bajar de 3 bar de presión -aunque obviamente depende de la anchura de la cubierta y nuestro peso- o sufriremos pinchazos por llantazos. Con el tubeless podemos bajar de esa cifra sin temor ganando en agarre en curva, tracción y absorción; pero si apuramos en exceso podemos llegar a destalonar la cubierta o dañar la llanta en zonas técnicas. Para evitarlo, en BTT se utiliza una mousse -alojada en el interior de la cubierta- que protege la llanta de los golpes y ayuda a que no destalonemos al quedarse encajada entre los flancos. En nuestros tests hemos podido bajar la presión hasta 1,5 bar sin sufrir ningún contratiempo.

Para los que monten cubiertas finas -como las de ciclocross de 33 mm- la única marca que fabrica una mousse adecuada a esa medida es el modelo CUC de Zero Flats, que con 20 mm de diámetro resultó perfecta incluso en competiciones de CX.