Siete ciclistas del W52 FC Porto sancionados por dopaje

João Rodrigues -ganador de la Volta ao Algarve 2021 y la Volta a Portugal 2019-, ha sido sancionado por un periodo de 7 años.

EFE / Ciclismoafondo.es. Foto: EFE

João Rodrigues en una imagen de la Volta a Portugal 2019 que ganó
João Rodrigues en una imagen de la Volta a Portugal 2019 que ganó

El portugués del W52-FC Porto João Rodrigues, ganador de la Volta ao Algarve de 2021 y de la Volta a Portugal y la Volta ao Alentejo de 2019-, fue sancionado por 7 años, mientras que otros seis ciclistas del equipo recibieron sanciones de tres años por parte de la Autoridad Antidopaje de Portugal (ADoP).

Todos ellos ya se encontraban inhabilitados para competir desde el pasado mes de julio, cuando la Unión Ciclista Internacional (UCI) decidió retirar la licencia de competición del equipo al estar siendo investigado por las Autoridades Antidopaje del país luso por numerosos casos sospechosos de dopaje.

Según la lista de sanciones disciplinarias anunciadas ahora por este organismo, João Rodrigues (27 años) deberá cumplir un castigo de cuatro años impuesto por la Unión Ciclista Internacional (UCI), por anomalías en el "pasaporte biológico", y otros tres años por "posesión de un método prohibidopor sanción de la Autoridad Antidopaje.

El organismo aclaró que la sanción de tres años contra Rodrigues estará en vigor "entre el 15 de julio de 2026 y el 14 de julio de 2029, tras el cumplimiento de la sanción de cuatro años impuesta por la UCI".

Por otra parte, Rui Vinhas (ganador de la Volta a Portugal en 2016), Ricardo Mestre (ganador de la misma prueba en 2011), Ricardo Vilela, Daniel Mestre, José Neves y Samuel Caldeira fueron sancionados por tres años por "posesión de sustancia prohibida y método prohibido". Vinhas y Daniel Mestre fueron castigados por posesión de betametasona, mientras que José Neves, Ricardo Mestre, Samuel Caldeira y Ricardo Vilela estaban en posesión de hormonas de crecimiento, entre otras sustancias.

La Autoridad Antidopaje precisó que los siete ciclistas vieron reducidas sus sanciones tras haber admitido la violación de la normativa.

Ciclistas del W52 FC Porto

La Federación Portuguesa de Ciclismo destacó este martes en un comunicado que esta investigación andidopaje "es un caso de la máxima gravedad", ya que "muestra desprecio por la verdad deportiva y los principios éticos a los que están obligados todos los agentes deportivos".

Asimismo, reiteró su "confianza" en las autoridades encargadas de investigar el caso. "La justicia tiene sus tiempos y debe ser proseguida con la máxima serenidad sin interferencias externas ni diligencias mediáticas de las partes implicadas", defendió, y añadió que reforzó las exigencias para la inscripción de los equipos continentales para 2023 y que aplicará el pasaporte biológico al pelotón nacional.

Recordó que, aunque el caso de estos 7 ciclistas está cerrado en el lado deportivo, "el proceso sigue en curso en el juzgado deportivo por los restantes elementos suspendidos preventivamente y en la justicia civil" por todos los agentes considerados "arguidos" (sospechosos formales).

Asimismo, expuso que el momento actual exige trabajar "por un futuro del ciclismo profesional que se practique en Portugal con rigor y ética". "Todos los agentes deportivos deberán tener una visión moderna y de futuro y ser responsables de los errores cometidos en el pasado", continuó.

La Unión Ciclista Internacional (UCI) decidió el pasado julio retirar la licencia deportiva del equipo W52-FC Porto, por lo que el equipo no pudo participar en la Volta a Portugal organizada en agosto por las investigaciones por dopaje.

 

Golpe duro al W52 FC Porto, que no podrá acabar la temporada.

Relacionado

Suspendidos ocho ciclistas del W52 FC Porto por presunto dopaje

El W52 FC Porto está siendo investigado por presunto dopaje.

Relacionado

Diez ciclistas del W52-FC Porto están siendo investigados por presunto dopaje